¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, agosto 09, 2011

CONDENAN AL QUE DENUNCIó LA CORRUPCIóN, NO A LOS CORRUPTOS



Sebastián Martínez (foto), reportero de televisión, fue condenado a siete años de cárcel por un tribunal de La Habana por haber realizado un reportaje en 2008 para la productora televisiva española Mandarina y la cadena Telecinco sobre la prostitución infantil en Cuba.

El juicio contra el reportero Martínez se celebró el pasado día 19 de julio ante el Tribunal Provincial de La Habana y en una primera instancia la Fiscalía de Cuba solicitó 15 años de prisión para el reportero por «corrupción de menores, proxenetismo y trata de personas».

Al inicio de la vista oral la Fiscalía cubana rebajó la pena de 15 a 10 años y, finalmente, la condena ha sido de un total de siete por el delito de «corrupción de menores», según ha informado a El Mundo el abogado de Martínez, Ovidio Venero.

Hay que recordar que Martínez realizó un reportaje sobre la prostitución infantil en Cuba en enero de 2008. Ese mismo año fue emitido por Telecinco y en julio de 2010, cuando el reportero televisivo había dejado la profesión periodística, aterrizó en La Habana como directivo de una empresa hotelera y automáticamente fue detenido por las autoridades cubanas.

El reportero catalán ha estado casi un año en la cárcel de La Condesa sin calificación judicial. En el momento de su detención, julio de 2010, fue acusado de proxenetismo. Más tarde la Fiscalía retiró los cargos, pero lo mantuvo en prisión sin ningún tipo de acusación. El pasado 7 de mayo, Martínez fue nuevamente acusado y en esa ocasión por corrupción de menores, que conllevaba una pena de 15 años de cárcel.

La vista oral no fue pública, pero el cónsul general español en La Habana, Pablo Barrios, que fue uno de los pocos que pudo asistir al juicio, comentó al corresponsal de El Mundo en La Habana, Ángel Tomás, que «las declaraciones de los testigos han confirmado que Sebastián Martínez no cometió los delitos de los que le acusaba la Fiscalía de Cuba». El diplomático español fue aún más explícito cuando explicó que «al que están juzgando es al documental».

Martínez, con el que mantuvo una conversación telefónica El Mundo el pasado miércoles -antes de que conociera la sentencia condenatoria- sostiene que «me limité a hacer una serie de entrevistas a unos jóvenes en Cuba y en ningún momento participé en la realización, edición y dirección del reportaje, eso corrió a cargo de otras personas en España».

El reportero Martínez ya adelantó a este periódico que su situación anímica era muy delicada y que «difícilmente podré aguantar una condena aquí y en estas circunstancias». Martínez confiaba en que la pena que le podría caer, después de ver cómo había transcurrido el juicio, sería de entre uno y tres años por «desacato y difamación contra las autoridades cubanas». (El Mundo, Madrid)

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: