¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, junio 01, 2011

¡Si esto es ser "feliz", yo prefiero no ser ni coreano, ni cubano ni chino!


Un globo con la cara de Kim Jong-il se alza sobre Seúl en una protesta contra el régimen norcoreano. (REUTERS)

Beijing, Pyongyang, La Habana: "Somos felices aquí"

Corea del Norte elabora un ranking de felicidad mundial y se otorga el segundo puesto. China encabeza la lista. Cuba es tercera, seguida de Irán y Venezuela. El último, EE UU.

Pyongyang ha elaborado su propio "Índice de Felicidad Global", según el cual su aliado China es el mejor país del mundo, seguido por Cuba, Irán y Venezuela. Estados Unidos cierra la lista, reporta EFE.
El ranking de la más hermética de las dictaduras, donde se calcula que hasta 1997 murieron 22 millones de personas de hambre, se hizo público en China en los últimos días, cuando el mandatario norcoreano, Kim Jong-il, llevaba a cabo su última visita "secreta".

El índice fue elaborado por la Televisión Central de Corea del Norte y, en un baremo de 100 puntos, China ocupa la cúspide mundial, seguida por los 98 puntos norcoreanos, los 93 de Cuba, los 88 de Irán y los 85 de Venezuela.

El puesto más infeliz, el 203, es para Estados Unidos, al que se denomina en el ranking como "el Imperio Americano", con tan solo tres puntos, mientras que Corea del Sur ocupa también un lugar desafortunado, la casilla 152, con 18 puntos.

El diario chino Global Times y otros medios afines al régimen de partido único celebraron lo que llevan años proclamando, que China es un país armonioso.

"El resultado es real. Mi vida diaria es muy feliz", dijo a Zhang, empleado de una peluquería en el centro de Beijing. Al ser preguntado si China es más feliz que Corea del Norte, Cuba, Irán o Venezuela, contestó: "No conozco bien la situación de esos países, pero creo que China es un buen país".

"Mi vida es muy feliz, justo ahora me estaba comiendo una sandía muy grande. Creo que China es un país muy seguro", agregó.

Wang, un oficinista, se mostró más cauto: "No sé si somos los más felices del mundo, pero somos felices".

Una transeúnte, apellidada Fang, dijo confiar en el resultado de la encuesta norcoreana. "En China hay muchas caras sonrientes, y mi vida está llena de luz", afirmó.

Los más infelices se niegan a dar muchos detalles: "No sé... No sé... Yo mismo no sé si soy feliz. Por favor no me pregunte más", pidió el dueño de un restaurante musulmán, que suelen estar regentados por minorías como la hui o la uigur, reprimidas por el régimen chino, según grupos de derechos humanos.

Entre tanto, en internet, donde 470 millones de chinos se sienten más libres para expresar su opinión protegidos por el anonimato, se desataron las burlas sobre el índice.

"Se debe referir sólo a los funcionarios del Gobierno", escribió el internauta Leshanman, mientras otro, Kongfang, aseguraba en la web Baidu que "hace falta valor para publicar algo así".

"Esa encuesta es una pura estupidez", sentenció Lang. "Kim Jong-il es hoy un auténtico adulador", opinó Baimaojin, y otros lamentaron que China haya enseñado a sus vecinos a "embaucar".

El internauta Zhang Zhuan sugirió que sea Corea del Norte la que ocupe el primer puesto, ya que el régimen obliga a sus ciudadanos a cantar himnos tales como "somos el país más feliz del mundo, todos deberían felicitarnos".

Los analistas están perplejos con la publicación del índice y se preguntan por los criterios de su elaboración, ya que contradicen rankings como el de la revista Forbes, que sitúa en el liderazgo de la felicidad global a Noruega, Dinamarca y Finlandia, seguidas de Australia, Nueva Zelanda, Suecia, Canadá, Suiza, Holanda y Estados Unidos.

En otro estudio de la felicidad, el de la universidad holandesa Erasmus de Rotterdam, los costarricenses y los daneses son los más felices del planeta, los estadounidenses ocupan el puesto vigésimo primero, por detrás de los brasileños, y los chinos el sexagésimo. En esa lista, Corea del Norte ni siquiera aparece.

Los medios surcoreanos han recibido el índice de la felicidad como una prueba del lavado de cerebro al que están sometidos sus vecinos del norte, con los que permanecen técnicamente en guerra, y se cuestionan cómo pueden comparar sus niveles de felicidad quienes nunca han salido de su país.

El asunto es delicado en China, donde en los últimos meses las autoridades locales llevan a cabo numerosas encuestas para probar la efectividad de la "sociedad armoniosa" que proclama el presidente Hu Jintao, después de que en marzo un sondeo oficial desvelara que sólo el 6% de los chinos es feliz, mientras que el 49% es infeliz.

Vía diariodecuba.com

No hay comentarios.: