¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, junio 13, 2011

¿Pasaron gato por liebre?



Una opinion.

Charlie Bravo.

Hoy por hoy, resulta muy díficil observar lo que sucede en torno a la señora Reina Luisa Tamayo y no hacerse algunas preguntas relativas a su aislamiento en Cuba desde que la conducen a la exhumación de los restos de su hijo, y luego la llevan a la Habana en un ómnibus operado por el régimen castrista con el resto de su familia. Salvo la despedida a los vecinos frente a su casa, no hay contacto con un solo disidente, periodista independiente de la región oriental, o algún testigo que no sea parte del aparataje de la seguridad del estado desplegado especialmente para la ocasión.

Poco o nada se sabe del viaje a la Habana, pero quien escribe y algunas de sus mas cercanas amistades no se mostrarían sorprendidos si un día salen a la luz videos y grabaciones del largo viaje por carretera, manipulados por la seguridad del estado.

Aún mas sorprendente es la llegada a la Habana. El forense a cargo de la exhumación de Orlando Zapata es el mismo que dirigió en su momento la exhumación de los restos de una persona que luego identifica como los del terrorista Ernesto Guevara de la Serna. Esa persona es la misma que crema los restos de Zapata Tamayo y que supuestamente los entrega a su familia en La Habana en un cofre de madera. Digo supuestamente porque a ninguno de nosotros nos consta la autenticidad de esas cenizas, y no sería para nada extraño que la seguridad del estado castrista reemplazara esos restos por otros o por algo que ni siquiera fuesen restos humanos. Acto seguido, El Nuevo Herald reporta que los restos son “paseados por la Habana” por sus familiares. Reporte que no responde con exactitud a la realidad, los restos en efecto fueron paseados “en” la Habana, solo frente a la oficina de intereses de los Estados Unidos, área que se encontraba bajo un completo cerco y operativo militar.
La opositora solo logra hablar brevemente con Yoani Sánchez, pero otros blogueros y periodistas independientes cubanos reportan que no pudieron siquiera verla o ponerse en contacto con ella.

Las sorpresas no se detienen aquí.
Reina Luisa Tamayo Danger llega a Miami con sus familiares, y un grupo de opositores cubanos, entre los cuales se encuentra Ariel Sigler Amaya se dirigen al aeropuerto y allí se encuentran con que no pueden verla y son repetidamente desinformados por otras personas de las cuales no se conoce su identidad, con tal de que no puedan verla, como fue reportado en Nuevo Acción por la periodista María del Carmen Carro.
Se han llevado a cabo una serie de actividades con Reina Luisa, desde conferencias de prensa, encuentros con miembros de la comunidad y hasta un encuentro con los babalaos de Hialeah como puede verse aquí.
Pero no han habido entrevistas con los más prominentes blogs del exilio, ni con académicos cubanos, ni con disidentes o expresos políticos de la misma causa de su hijo. Tampoco ha habido una propuesta -al menos que se haya divulgado- de llevar a la señora Tamayo Danger a conocer a prominentes políticos norteamericanos y exponer su caso ante el Congreso, en la Casa Blanca o ante el Black Caucus, que reune a los políticos negros más importantes del país.

Un observador solo puede preguntarse cuáles serían los objetivos de tal aislamiento, y si estos no responden a un plan coincidente con lo que quisiera el régimen castrista, para crear una negativa impresión sobre la familia de Zapata Tamayo y su relación con el exilio cubano y sobre todo, con la oposición en la isla. Este plan sería:

1- Decir que RLT y su familia no tienen criterio propio y son manipulados por intereses políticos y financieros
2- Decir que todos los disidentes son unos chanchulleros, avariciosos, e ignorantes y oscurantistas.
3- Desvirtuar la naturaleza de preso político de OZT y presentarlo como un vulgar delincuente común.
4- Desprestigiar al exilio.

5- Exportar el clima de miedo y chantaje al exilio.
6- Dividir aquellos que en el exilio hacen algo.

7- Convertir todo esto en una novela gótica de brujería, politiquería, y dinero.
8- Presentar a los cubanos como un bando de salvajes ante la opinión pública internacional.
9- En un momento determinado, presentar a los disidentes manufacturados por Villa Marista como “únicos” opositores cubanos, permitidos por el régimen, en libertad, para dar ilusión de “libertades y cambios” en la isla.
y 10….. y más importante…
Usar estas “libertades y cambios” como cartas de triunfo para que B’rak Hussein Obama levante el embargo de una vez y haga relaciones con la tiranía (recuerden, ya no será una tiranía, será solamente un “gobierno autoritario” como tantos otros con los que USA tiene relaciones).
Es por todo lo anterior que no les llevan a ver a los Obama y al Congreso, lo cual viene de perillas a los Castro, los cuales esperan por el momento propicio para fomentar tal visita. Me pregunto si ya Ileana Ros, y otros relevantes políticos cubanoamericanos se han reunido con ella. Tengo entendido que solo Marco Rubio la ha visto, y no tengo información sobre tan importante entrevista, que debería haberse divulgado de inmediato. Espero que haya un plan trazado, que nos deje a todos bajo una mejor luz ante la opinión pública.

También, los restos de Zapata Tamayo deberían recibir sepultura y descanso. No hay porque seguir llevándolos de un lado a otro, que de todos modos se trata de un ser humano. Tampoco hay que ponerlos en nigún monumento, ni mucho menos. Puede descansar en una sencilla tumba, donde sus familiares y otras personas puedan recogerse a meditar con el respeto que merece. En fin, que no debe convertirse el dolor de esta familia en un espectáculo triste o grotesco.

Charlie Bravo

(Amabilidad del autor).

Vía zoevaldes.net

No hay comentarios.: