¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, junio 16, 2011

¡OJO CON EL GENERAL "ARQUIMIDES"!

ARMANDO LÓPEZ HORTA, CLAVE EN LA SUPERVIVENCIA DEL RÉGIMEN



En la edición del pasado día 9 del corriente mes, publicamos la noticia de la entrega de premios a miembros del Ministerio del Interior. Ente esos homenajeados se mencionó “al General de Brigada Armando López Horta(foto), por su consagración a la defensa de la Revolución durante cerca de medio siglo.”

Y ciertamente este pocas veces mencionado general es uno de los personajes más influyentes de la nomenclatura de la tiranía, y alguien al que hay que seguir de cerca, pues puede jugar un importante papel en los próximos meses e influir decisivamente en el rumbo que tome el régimen.

López Horta estudió en el Instituto Edison y no tuvo ninguna participación en la lucha contra Batista. En otras palabras, no es un histórico, pero sin embargo por su astucia y fidelidad ha escalado hasta las más altas posiciones en el aparato de la tiranía.

Cuando el triunfo fidelista estaba estudiando en la Universidad de La Habana y enseguida ingresó en las Milicias Universitarias, junto a su compañero de estudios, el hijo del mártir de la lucha contra Batista, muerto en el ataque al Palacio Presidencial, Menelao Mora, del mismo nombre que su fallecido padre.

Menelao Mora hijo, lo recomienda para que ingrese en la Inteligencia. Desde ese mismo momento López Horta asume el seudónimo operativo de “Arquímedes”, que es como se le conoce en Cuba, en los círculos más íntimos de la nueva clase.

Estando destacado en Francia, en el año 1968 ó 69, se produce una deserción de otro agente, que como él, trabajaba en la Inteligencia, quien sustrae importantes documentos de la caja fuerte de la Embajada cubana en París y López Horta juega un papel importantísimo en la persecución del desertor.

Eso llamó la atención de Fidel y Raúl, quienes le encomiendan la tarea de ir a Chile dirigiendo la misión que recibió a los sobrevivienmtes de la guerrilla del Che en Bolivia, que cruzaron la frontera después de la captura y muerte de Guevara. Con ellos regresó a Cuba y comenzó a trabajar como oficial de la contra Inteligencia. Siendo capitán, lo asignan al INDER y viaja extensamente con las misiones deportivas al exterior, resultando muy efectivo en evitar deserciones de atletas, anotándose la captura de varios , antes de que se hicieran públicas sus deserciones .

Por esa época se casa con una hermana de la esposa de Joaquín Mendez Cominche, en una sonada boda, que hizo historia dentro de la Nueva Clase. Desde ese momento la carrera de “Arquímedes” se convierte en meteórica, encargándose de la vigilancia y atención del sector de los deportes y las artes. En el plano privado es muy amigo de Leo Brower y sobre todo amigo, muy amigo de Carlos Otero, su vecino que vivía frente por frente a su casa, en el Vedado.




Como prueba de la amistad que los une, se menciona el caso en que "Mene" Mora y Carlos Otero( en la foto) se hicieron “el santo” en una ceremonia en El Cerro, y todo indica que fueron estafados y los dos acudierona a su amigo del alma López Horta, el “Arquímedes” encargado de los chivatones, para que les recuperara su dinero. ¿Cómo les cobró el favor> Eso solo lo saben los dos cúmbilas ayudados, pues es sabido que este súper espía no desaprovecha ninguna oportunidad de ganar colaboradores o al menos, agentes de influencia. Tanto Mora, como Otero, están ahora fuera de Cuba: Mene Mora, en Panamá,como gerente o dueño de una discoteca y Carlos Otero trabajando en el Canal 41, donde según un video hecho público por Oscar Haza, afirma el espía "Harry", "funciona una peligrosa célula de infiltrados castristas", que trabajan precisamente para el general "Arquímedes".

Cuando los sucesos de Granada, en la que Mendez Cominche embaucó a Fidel con todas aquellas noticias de “la heroica resistencia” de los cubanos, ascienden a López Horta de Coronel a General y lo designan segundo jefe de la Inteligencia cubana. Es en ese puesto donde Arquímedes” logra—según nos aseguran fuentes de entero crédito—unos tremendos éxitos en su cargo. Según se rumora fue él la peersona que reclutó a la espía puetorriqueña Ana Belén Montes y al matriminio de los profesores de FIU convictos de espionaje a favor del castrismo, Carlos y Elsa Álvarez.

Cuando por la Causa 1, condenan y fusilan al general Ochoa y al Coronel Tony de la Gurdia, junto a otros dos esbirros incondicionales de la tiranía, Raúl Castro, personalmente nombra a López Horta para que haga la limpieza en el Ministerio del Interior. De los 1,800 empleados de la Inteligencia cubana “Arquímedes” botó a dos terceras partes. Al terminar la limpieza lo designan asesor del MININT, donde se ocupa de ls Sección 21 que atiende a los disidentes, y se convierte en la mano derecha de Abelardo Colomé Ibarra.

Uno de sus mejores amigos y compañero de la Inteligencia lo es el coronel Homero Saker, y por eso, López Horta pone al hijo de Saker, Homero Saker Rivero, en Cancún al frente de la Mafia castrista que opera en México, pero es muy significativo que también envía a su propio hijo, para “asesorar” a Saker Rivero.

También es de destacar que la periodista número 1 de Cuba, en estos momentos es Fabiola López, que da la casualidad que es hija de “Arquímedes”.

Llama la atención que López Horta ha cuidado mucho su imagen privada y se vanagloria en su círculo íntimo de que “no hay en Cuba grupo de disidentes que él no tenga penetrado”.

Los cubanólogos no se imaginan lo que este oscuro y poco mencionado general, manda y el control que ejerce dentro del aparato militar de la tiranía.

Nos informan los que lo conocen que no le gustan los carros que llamen la atención y actúa como el perfecto espía, conservando siempre un muy bajo perfil público. Y esto hace que tanto Fidel como Raúl lo tengan en muy alta estima. Es un hombre que no vive ostentosamente—vive en la calle 11 #757, entre Paseo y 2, en el apartamento 3, en el Vedado en la Ciudad de La Habana, y su teléfono privado es el #830-6476—no bebe y su pasatiempo favorito son las películas norteamericanas.

A pesar de todo el misterio que rodea a este maestro del espionaje, Nuevo Acción ha podido traspasar la cortina de misterio y silencio que lo rodea.



Este hombre es uno de los más importantes de la nomenclatura actual y debe de ser seguido muy de cerca por los servicios de inteligencia y los estudiosos de la situación cubana, pues entre otras cosas es el hombre que controla a la disidencia y por su inteligencia y manera de actuar puede ser quien implemente cualquier trampa que envuelva a disidentes colaboradores, como Eloy Gutiérrez Menoyo (a la izquierda, con la gorra de sus sueños), en una jugada tramposa para consolidar a la tiranía.

Por eso en Nuevo Acción hoy alertamos y decimos: OJO CON EL GENERAL “ARQUÍMEDES”.

Vía nuevoaccion.com

No hay comentarios.: