¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, junio 09, 2011

NADIE ESCARMIENTA EN ......



Por Marzo Fernández

Debo empezar por señalar, que en todos mis escritos trato de referirme solamente a Cuba, mi patria y tratar de evitar temas locales y sobre todo obviar los nombres. Mis enemigos son los Castro, los amos; los demás son paisajes. Hoy voy hacer una exepción.

En Cuba la historia se repite y se repite, y los empresarios ávidos del dinero fácil y rápido aun no han aprendido la lección de los peligrosos riesgos de negociar con los Castros. Las historias son muchas, y siempre reiterativas. Ahora estamos leyendo las condenas contra el otrora "golden boy" Max Marambio, el hombre de máxima confianza del Tirano Mayor. Pero, nada es nuevo.

Hace unos años el personaje de turno era el famoso Robert Vesco, el hombre que estafó más de mil millones en USA y se refugió a la sombra personal de Tirano, y fue su socio y principal asesor, quien murió en la cárcel, sin un centavo.

Lo mismo pasó con el famoso Jordi, el primer inversor vasco, en la famosa Discoteca del Hotel Comodoro. Cuando le llamaron y le plantearon que la Discoteca se había convertido en un centro de prostitución. Jordi inocentemente respondió, “bueno hasta ahora, las santas van a la iglesia y las putas a las discotecas." Le costó 4 millones de dólares y la expulsión de Cuba.

Las historias son muchisimas: con La Sherrit, con la Meliá y empresas medianas y pequeñas, que les limitan la repatriación del capital y los obligan a reinvertir en Cuba. Sacar el dinero de Cuba es casi "misión imposible". Pero no solo eso, recordemos a Carlos Salinas de Gortari, refugiado en Cuba al que incluso le nació una hija en la Isla. Si no abandona el país, casi huyendo pierde todo su capital. Igual experiencia la tuvo Mario Villanueva, que fue chantajeado por sus socios cubanos.

Las anecdotas son de todo tipo: Leo el famoso canadiense, el héroe de los años 70, que ayudó a "romper" el bloqueo trayendo piezas de repuestos de Canadá, terminó preso. También hubo "intocables" como el chileno Angel Domper, representante del Grupo Santa Ana, que libró porque estaba casado con una hija del Che. O el suizo Andre, radicado en el edificio Someillán, que muchos no sabían, que el dinero que prestaba a Cuba, era del propio Tirano, y ya había una orden de arresto contra él. Estuvo a pasos de la cárcel.

Se debe de tener siempre muy presente, que una cosa es ser empleado de los Castro en el exterior, una agencita de viajes de envíos de paqueticos etc; que ser socio de ellos. Parece igual, pero, no lo es. El amo, siempre es el amo.

Digo todo esto, cuando oigo y leo que hay un capitalista norteamericano (de origen cubano) que quiere iniciar en Cuba un programa de financiamietos a los pequeños negocios. Para los inversores de alto riesgo, es muy importante garantizar su presencia inmediata en Cuba, en previsión que en fecha próxima puede haber una apertura, y así garantizar una participación bien importante sobre todo, en lo más necesitado: financiamiento.

Estoy seguro y convencido de que el gobierno cubano, va a dar todas las garantías y facilidades. Una cosa es entrar, y otra es salir.

Les prometo que voy a rezar, para que la condena no sea muy elevada y todos recordaremos "NADIE ESCARMIENTA EN CABEZA AJENA"

Vía nuevoaccion.com

No hay comentarios.: