¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, junio 03, 2011

¡Los socialistas no cambian, siguen "jugando con Dios y con el Diablo", y después critican a la derecha!

España vendió material militar a Libia en 2010



MADRID (EFE).

España vendió en 2010 a Libia material de defensa por un importe de 11,2 millones de euros (16,19 millones de dólares), destinado en su totalidad a las Fuerzas Armadas de ese país, aunque los principales clientes el año pasado fueron Venezuela y México, según revela un informe.

Las exportaciones al régimen de Muamar el Gadafi consistieron en gafas de visión nocturna (7,84 millones de euros) y piezas para la reparación y actualización de motores de aeronaves (3,38 millones).

Estas operaciones representaron un 1 % del total del armamento exportado en el pasado ejercicio, que ascendió a 1.128,3 millones de euros, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Estado española de Comercio Exterior, al que tuvo acceso Efe.

El principal cliente fue Venezuela, con un montante de 212 millones de euros (el 18,7 % del total) por dos buques de vigilancia del litoral y munición sin carga destinada a buques.

México se situó en segunda posición, con 132,7 millones de euros por seis aviones de transporte y piezas para aeronaves. A continuación, aparecen el Reino Unido (121,6 millones), Alemania (106), República Checa (104,1), Estados Unidos (75,1), Italia (71,9) y Portugal (43,9).

En 2010, el total del material de defensa se redujo en un 16,2 % con respecto a 2009, rompiendo la tendencia al alza de los últimos años.

El Gobierno español suspendió las licencias de venta de armas a Libia en febrero pasado debido a las medidas impuestas por la comunidad internacional contra Gadafi por la represión ejercida para aplacar las revueltas en su país.

Con el fin de frenar esa violencia, los países aliados pusieron en marcha una misión militar el pasado 19 de marzo, liderada por la OTAN, para el control del espacio aéreo libio y del embargo de armas.

España aporta cuatro cazas F-18, dos aviones de abastecimiento en vuelo, otro de vigilancia marítima, una fragata y un submarino.

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció el pasado 15 de abril que las fuerzas de Muamar el Gadafi habían utilizado en sus combates contra los rebeldes bombas de racimo fabricadas en España en 2007 por la empresa Instalaza.

El Ministerio de Defensa español dijo desconocer el armamento que estaba empleando el régimen libio, al tiempo que recordó que España fue uno de los primeros países en firmar el convenio internacional de prohibición y destrucción de las bombas de racimo en diciembre de 2008.

Hasta las sanciones impuestas en febrero, Libia no estaba sometido a embargo alguno, dado que en 2004 quedaron levantados los que tenían vigentes la UE y la ONU. En 2009, España vendió a Libia material de doble uso -civil o militar- por valor de 12,7 millones de euros.

En aquel año, las exportaciones se centraron en tres radares para navegación y control del tráfico aéreo civil y sustancias químicas para uso en el laboratorio de una universidad.

Además de Libia, otros países árabes compraron a España material de defensa durante 2010.

La partida más destacada correspondió a Arabia Saudí, con 5,8 millones de euros en repuestos para aeronaves de transporte, vehículos no blindados y carros de combate de su ejército.

También se exportaron piezas de recambio para aeronaves y vehículos a Omán (3,2 millones de euros), Argelia (3,1), Jordania (1,6) y Catar (1), en todos los casos para ser empleadas por sus respectivas Fuerzas Armadas.

A Bahrein, otro de los países afectados por las revueltas en la región, se vendió armamento por valor de 40.690 euros, según se detalla en el informe.

Egipto compró repuestos para vehículos no blindados y componentes para aeronaves por 2,5 millones de euros y Túnez, explosivos para canteras por valor de 0,8 millones.

En el caso de Marruecos, las ventas se cifraron en 2,5 millones en repuestos y modernización de aeronaves y motores.

Israel fue otro de los destinatarios, con 1,4 millones de euros en componentes para pistolas deportivas, munición para pruebas y tarjetas electrónicas de procesado de imágenes para ser incorporadas en equipos con destino a aeronaves de un país europeo. EFE

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: