¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, junio 04, 2011

Los perseguidores (sin otros relatos)

Por Luis Felipe Rojas



Espero que los que tengan alguna dificultad con leer a Julio Cortázar por sus inclinaciones izquierdistas, me perdonen esta cita. El genial argentino letrado se empina por sobre sus carencias afectivas (su relación con regímenes dictatoriales como le sucedió con el gobierno castrista o nicaragüense de Daniel Ortega no anula su genialidad para la ficción).

Hace tiempo quería mostrarles las caras de mis ‘perseguidores’, mis captores, los hombres que vestidos de odio hacia mis discrepancias con el régimen comunista han venido a mi casa envalentonados por la compañía de la poli y me han encerrado por horas en la gendarmería local.

Aquí están de cuerpo presente, con sus nombres reales, otros sin los apellidos (ya los averiguaré), pero todos posando para el barrio que los vió vigilar durante tres días (23, 24 y 25 de Mayo) a un escritor, un artista, un periodista independiente que hace tiempo se olvidó de las fronteras genéricas para relatar la vida de ahora mismo.

Mis relatos, poemas, los documentales y los breves ensayos que hace un par de años compilo como resultado de mis lecturas (torcidas, libérrimas, ¿y qué?) son esa visión que dejaré a mis hijos y que ahora les regalo a ustedes. Esta es una manera también de la Protesta proactiva: exponer al represor a la vista de todos.
La indicación de algunos del mundo intelectual más cercano es que me quede en casa haciendo versos. Y lo hago, solo que de vez en vez. El documental “¿Por qué me golpeas?, sobre el acto de barbarie practicado a Alberto Lairo Castro en Holguín, ha hecho que me sigan los pasos más de cerca. La detención en el poblado de Vázquez, Las Tunas, el pasado sábado 21 de Mayo era para verificar los planos y las fotos fijas que tomé con mi cámara. La orden dada por un responsable de Brigada de Respuesta Rápida local de que me quiten o rompan el móvil o cualquier dispositivo digital cuando me vean haciendo mi trabajo, no viene sino a reafirmar la reacción de siempre, impedir la libertad de expresión.

Cuando junto estas notas y fotos hoy 25 de Mayo han arrastrado ya y golpeado a Juan Carlos Reyes Ocaña, un activista del Proyecto Varela en Holguín y detuvieron otra vez a Caridad Caballero Batista junto a su esposo Esteban Sande Suárez. Las casas de varios defensores más continúan cercadas por la policía para impedir reuniones de clausura de la Jornada Boitel-Zapata.

Los cacerolazos del día 13 de este mes cuando comenzaron las conmemoraciones y los gritos que dimos dando vivas a los Derechos Humanos y pidiendo libertad, atención médica eficiente, agua y transporte digno para todo el pueblo, no han hecho que nuestros vecinos se sumen a la lucha, pero son una muestra de qué pueden pedir sin miedo, sin compromisos ideológicos y por ellos mismos, sin filiaciones impuestas o apremiantes.

Han aparecido por estos días las declaraciones de un par de integrantes de la jerarquía católica cubana en Uruguay, en ellas dejan ver que hay algunos cambios en la mentalidad ¿del régimen o su feligresía? Con la venia de sus señorías, los casi dos centenares de detenciones entre el 23 de febrero último (aniversario de la muerte de O. Zapata Tamayo) y este 25 de Mayo, desdicen de tales aseveraciones.

Machado Ventura, ideólogo principal del Politburó, anda por las provincias exigiendo se cumplan cuanto antes los acuerdos del recién finalizado congreso comunista. Les ha demandado ‘un cambio de mentalidad’ y unos cuantos cubanos, garrote en mano y con los vituperios en la punta de la lengua se aprestan a complacerlo.

Vía cruzarlasalambradas.wordpress.com

No hay comentarios.: