¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, junio 02, 2011

¡Finalmente los socialistas y comunistas chilenos aceptan que Allende fue asesinado por sus propios guardaespaldas por cobarde!


Isabel Allende (c), hija del fallecido presidente chileno Salvador Allende, conversa con el juez a cargo de la investigación Mario Carroza (d), durante la exhumación de los restos del mandatario en el Cementerio General, en Santiago de Chile, Chile. (Foto EFE)

Muerte de Allende: Descartado el suicidio, queda el asesinato.

Por Enrique Ros

Por años muchas personas se habían olvidado de aquel presidente chileno, Salvador Allende, cuya muerte suscitó una profunda publicidad y, para aquella nación un cambio político que llevó a la primera magistratura al polémico General Augusto Pinochet.

Esta semana la decisión del Juez Mario Caroza, cumpliendo la petición de la familia del antiguo mandatario permitió la diligencia de exhumar sus restos para, después de treinta años, conocer como murió aquel presidente de ideas socialistas y de débil carácter.

La familia del Presidente Allende al pedir la exhumación de sus restos quería confirmar su creencia de que el presidente se había suicidado.

Descartada la tesis del suicidio tras el examen del forense urugüayo Hugo Rodríguez, confirmada por el forense chileno Luis Ravanal que ya en el 2008 había comparado la autopsia de los militares con peritajes policiales ha quedado probado que Allende recibió dos disparos. El primero por un arma de bajo calibre y el segundo por un fusil de guerra.

Ha quedado igualmente confirmado que el cuerpo inerte de Allende siempre estuvo en manos del grupo (GAP) que lo acompañaba. Este grupo (GAP) lo componían, entre otros, los elementos más extremistas del Partido Socialista, la idea había surgido del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), durante la campaña electoral; entre los que se destacaban Carlos Alfonso, más conocido como Máximo Arándigo, que había sido el Jefe de Seguridad de Salvador Allende durante los tres cortos años que durara su presidencia. Alfonso, que todos llamaban Guatón, dirigiría al grupo chileno del GAP, mientras que Patricio de la Guardia ocupaba esa posición dentro del grupo que Castro había enviado para proteger –tal vez, amedrentar- al presidente chileno.

Habían sido penosos los tres años que pudo gobernar el nuevo presidente. Se agudizan los problemas de transporte, se producen a lo largo del país el mayor número de huelgas que había sufrido la nación sureña; hay malestar. Se agudiza con la prolongada permanencia en el país del gobernante cubano Fidel Castro; altos militares muestran su inconformidad ante el visible sometimiento de Allende a las presiones que parten de la isla del Caribe. Sólo el General Carlos Prats, respetado militar que se ha convertido en una figura política como ministro y vicepresidente de Allende se manifiesta públicamente en favor del mandatario chileno.

Sustituirá Prats a Schneider como Jefe de las Fuerzas Armadas al morir éste el 22 de octubre. Su posición de respaldo al débil gobierno de Allende le enajenó la buena voluntad de otros altos oficiales y lo llevó a presentar su renuncia tanto de Ministro del Interior como de Comandante en Jefe de las fuerzas militares. Sería sustituido por el General Augusto Pinochet el 23 de agosto de 1973. Estaban contados los días de permanencia, y de vida, del presidente chileno.

Parte la Armada de Valparaíso. Las tropas al mando del General Pinochet rodean la Casa de la Moneda, nombre del palacio presidencial; se le envía al Presidente Allende un mensaje: desalojen la casa presidencial antes de las once de la mañana o comenzaremos un ataque aéreo sobre ella. A la hora indicada empiezan a caer las bombas incendiarias lacrimógenas. Los médicos que rodean al hipocondríaco presidente quieren marcharse y también todos los suyos. Las tropas insurgentes han entrado en la Casa de la Moneda. Allende acepta rendirse solicitando, tan sólo que salgan primero los primeros y su amiga la Payita, la primera.

Los miembros de la GAP, Patricio de la Guardia, el primero, le recuerdan su compromiso de batirse como un verdadero socialista, pero Allende sigue avanzando hacia la puerta cuando lo empujan hacia el Salón Rojo y suena un disparo. Allende ha muerto y surgen las siguientes teorías:

El suicidio, que es la versión de los golpistas militares.

La versión de los extremistas: suicidio simulado. Allende muere combatiendo y los soldados trasladan su cuerpo a otro salón. Lo desvisten y le cambian la ropa. Lo sientan en un sofá para simular que se ha suicidado.

La versión de Fidel Castro: Allende muere combatiendo “al ver al Presidente caer, los miembros de su guardia personal en un gesto de dignidad poco común tomaron el cuerpo inerte y lo llevaron a su oficina. Lo sentaron en la silla presidencial poniéndole el fajín presidencial y lo envolvieron en una bandera ‘chilena’”.

La versión que parece ahora confirmada: Allende pretendió rendirse. Los miembros del GAP no aceptaron esa cobardía y lo ajusticiaron.

En próximo artículo ampliaremos los detalles del ajusticiamiento de Allende a manos del Grupo de Ayuda al Presidente (GAP), que dirige Patricio de la Guardia.

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: