¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, junio 13, 2011

El RéGIMEN COMUNISTA CUBANO AGREGA VIEJO METODO PARA ATERRORIZAR A LOS CUBANOS



Polémica en Cuba por café mezclado con chícharos

Por Anett Ríos
Agencia EFE

LA HABANA.-- La vuelta al café ligado con chícharos (guisantes) que se reparte por la cartilla de racionamiento en Cuba ha levantado la polémica en el país y las quejas de los ciudadanos que ven como sus cafeteras se obstruyen y algunas hasta explotan por la mezcla.

“Cuando uno va de visita a una casa y le ofrecen café, hay que meterse debajo de la mesa”, bromeaba estos días un habanero en la cola de un establecimiento comercial en alusión a los problemas que la mala calidad de la mezcla causa en las cafeteras.

La polémica ha llegado a tal punto que el diario oficial Granma ha decidido tomar parte de la “animada controversia” y publica hoy un artículo donde vuelve a explicar las razones de la medida y ofrece detalles de la elaboración industrial del nuevo café.

Granma indica que “el regreso del café mezclado genera múltiples criterios a lo largo del país” con quejas sobre su costo, amargor y hasta relatos de “incidentes” con las cafeteras.

El diario portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único) aconseja incluso a los ciudadanos de un país históricamente cafetero cómo se debe preparar el grano y su cocción.

“El agua no debe sobrepasar la válvula de la cafetera, el café no puede estar comprimido en el colector pues el espacio libre favorece la hidratación del chícharo y la cocción deberá ocurrir a fuego lento”, recuerda Granma reproduciendo las recomendaciones que aparecen en los envases de café.

El Gobierno cubano anunció en mayo pasado que mediante la cartilla subsidiada se volvería a vender café mezclado con chícharo por causa del alza del precio del grano en el mercado internacional y el descenso de la producción nacional.

Para buena parte de la población, la medida significó un retroceso después de que la distribución de “café mezclado” fue sustituida en 2005 por la del grano puro, y la polémica se atizó con historias de cafeteras que se obstruyen y hasta explotan por la mala calidad del nuevo compuesto.

Algunos cubanos consultados por Efe afirmaron que, efectivamente, las cafeteras domésticas “se tupen” y algunas han explotado con la nueva mezcla, conformada por un 50 por ciento de chícharos e igual cantidad de grano.

En su reporte, el diario Granma indica que “en busca de explicaciones para tantas inquietudes” visitó dos fábricas de elaboración de “café normado”(como se denomina al que se distribuye por la cartilla) y le informaron que los exámenes de calidad “permanecen entre los índices permisibles”.

Funcionarios de las fábricas ubicadas en La Habana dijeron al rotativo que las inconformidades de los consumidores pueden estar relacionadas con el “patrón de comparación” del café que se vendía hasta abril pasado porque la calidad del nuevo producto es inferior.

Incluso, precisaron que el café mezclado que se comercializaba antes de 2005 incluía granos de arábigo, una variedad de mayor calidad que ahora no se utiliza por sus altos precios.

En diciembre pasado el propio presidente Raúl Castro anunció ante la Asamblea Nacional que la isla no podría darse “el lujo” de seguir gastando sumas como los 50 millones de dólares destinados anualmente para importar el grano y cubrir el consumo local.

Castro afirmó entonces que era una “necesidad ineludible” volver a la mezcla con chícharo y subrayó que “para seguir tomando café puro y sin racionamiento la única solución es producirlo en Cuba”.

Ante la nueva situación, el periódico Granma recomienda hoy que los cubanos presten atención a las instrucciones de los paquetes de café y advierte que si se cumplen no hay riesgos de accidentes, a no ser que las cafeteras estén en mal estado o el grano se encuentre adulterado.

“Aunque buena parte de la población no tiene hábito de leer instrucciones o fechas de vencimiento, urge aguzar la vista. A un lado del envase aparece claramente el modo de preparación”, apunta el diario.

Granma considera que “la vuelta al café mezclado demanda mayor exigencia y control de los insumos” y también llama a los consumidores a corroborar el cuño y código en los paquetes para evitar que les vendan productos adulterados.

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: