¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, mayo 18, 2011

Presos militares en carceles cubanas


El ex Teniente Coronel ingeniero de las fuerzas armadas cubanas, Máximo Omar Ruiz Matoses esta en España . Como nieto de españoles la Embajada de España en La Habana le otorgó visado y pasaporte español. Matoses fue liberado en 1988 de la prisión de militar de Guanajay tras cumplir 17 años de una condena de 20 .Matoses es un técnico que hace gala de sus conocimientos en electronica y de la experiencia aprendida en sus múltiples viajes a distintos países del mundo, antes de caer en desgracia.

Yo quería que me contase alguna cosa sobre los presos militares olvidados en Guanajay. Pero Matoses me cuenta que en 17 años en el Área especial solo un par de veces ,y por escasos minutos ,ha podido establecer contacto con Rolando Sarraff y una sola vez con el Capitán Ernesto Borges.

Ante mi asombro , por lo que me cuenta , me hace un plano rápido de cómo están distribuidas las áreas de seguridad que son áreas de total aislamiento.

Dibuja las áreas mientras me explica : en esta : la nº1 estuvo hasta su muerte , dicen que por un infarto fulminante , el todopoderoso José Abrantes, junto a ese pabellón estuve yo, enfrente Roly Sarraf, y mas lejos Ernesto Borges

Y no os cruzáis en pasillos, comedor , que se yo, nunca,?

Nunca. La comida nos la dan en la celda, la misma porquería que comen los presos que están en los pabellones al otro lado del muro y con los que no hay el mas mínimo contacto, el aislamiento es total.

Roly Sarraff se ocupa de un área que tiene una huerta y el es el encargado de cuidarla , y parece que lo hace muy bien pero repito, está totalmente aislado y esa es una tortura tremendamente cruel. Te lo digo por propia experiencia. Y así lleva mas de 15 años. Borges ya cumplió doce en las mismas circunstancias.

Luego me explicó las normas de seguridad extrema, los micrófonos distribuidos por todas partes, los muros inexpugnables, los barrotes gruesos y permanentemente chequeados, pidiéndome por favor que prestásemos atención a los presos del Área de Máxima Seguridad de Guanajay para que dejen de ser los presos olvidados.




Vía asopazco.wordpress.com

1 comentario:

Lazaro Gonzalez dijo...

excelente cronica. con su permiso le pongo link. gracias