¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, mayo 24, 2011

Los salideros de la democracia



Por Andrés Pascual

El cuatro de diciembre pasado, el corresponsal en Bélgica del diario español El País, Ricardo Martínez, envió al periódico, desde la sede de la Comisión Europea, una preocupante información con el título “Bruselas se abstiene de juzgar la memoria histórica del Este de Europa”. La iniciativa reclama el castigo a la aprobación pública, a la minusvaloración, a la negación de los crímenes del comunismo y a la imposición en la sociedad de criminales y otros elementos de alto voltaje militante como personas comunes y corrientes, vetando u obviando cualquier acto de justicia, desde la etapa de Lenin, al frente del gobierno soviético.

Lo anterior es, tácitamente, el apoyo “inmoral” directo a los elementos de Castro de antigua o reciente factura que pululan por Miami y escriben para el Herald como Armengol y Reinaldo o en el blog “Café Fuerte”, como Cancio Isla; o como ese individuo de “alto principio”, Oscar Peña, que dispara directo y al corazón su “borrón y cuenta nueva”.

Para el Nuevo Herald, sucursal del Granma a 90 millas de distancia como única diferencia del libelo oficialista, cualquier cosa que proteja a los criminales castro-comunistas, allá o aquí, es “políticamente correcto”.

Miami es el sitio más seguro que todos los delincuentes y asesinos de Castro, desertores o infiltrados, antiguos o recientes, incluso visitantes de ocasión como Paulito FG, pueden encontrar; por eso se habla, se escribe o se hace cualquier cosa que apoye a la tiranía y no me estoy refiriendo a Hugo Cancio, a Max Lesnick o a Edmundo García, que son enemigos frontales declarados y abiertos, no, me refiero a los otros, a los camaleónicos y encubiertos que hacen tanto daño como el espadón asalariado a destajo con lo de los artistas y otras cosas ¿A favor de ellos? Un público de emigración económica cada día más numeroso ¿La culpa? Del Ajuste Cubano y de la política oportunista de una parte directriz del exilio que, durante más de 20 años, se ha negado a cabildear para eliminarlo y permite que llegue este especimen, bajo palabra de refugio político equivocado, conveniente solo a Castro.

“La Comisión Europea rechazó una petición de 6 países de la Europa Central y Oriental de sancionar la negación de los crímenes cometidos por el comunismo, del mismo modo que hacen con el Holocausto judío”, escribió el corresponsal.

Aunque el Ejecutivo Comunitario reconoce que “mantener viva la memoria histórica de los horrores del pasado es un deber colectivo”, en lo que se puede considerar como un paso peligroso de política de puertas abiertas para el totalitarismo comunista en cualquier variante o mutación de hoy, traslada la responsabilidad a los gobiernos de los países interesados y se limpia las manos…

La petición se la hicieron a Viviane Reding, Vice Presidenta de la Comisaría y la Comisión de Justicia y Derechos Fundamentales, que respondió con “sería imposible alcanzar semejante consenso”

¿Por qué razón una instancia que representa a los países europeos responde así a una petición tan merecedora de protección como la que le ofrecen a las víctimas de la tragedia hebrea? Tal vez porque Israel no admite iguales en cuanto a sus asuntos; pero, en la era moderna, los comunistas han cometido más crímenes contra sus poblaciones que los nazis contra los judíos; o, tal vez, pudiera ser que media Europa sea izquierdista liberal, militancia más cercana al comunista que al demócrata, como quiera que se vea.

De lo que no caben dudas es de que semejante injusticia y frialdad pretende mantener vivos y libres a una caterva de asesinos que disfrutan mejor el aire de una democracia contaminada y frágil que sus víctimas. Porque, en todos esos países, o radicados en otros del Occidente Europeo, incluso en Estados Unidos, se mantienen en niveles de “nueva clase viva”, económicamente hablando y con toda la importancia que genera el enriquecimiento en las decisiones políticas de cualquier nación, la legión legalmente más protegida de criminales de lesa humanidad de la historia…

A fin de cuentas, es una ventana abierta al regreso de la intolerancia comunista, directa o indirectamente, digamos que como en la Rusia de Putin.

Esta conducta europea debería ser bien analizada por la oposición anticastrista para considerar medidas de contención “si ocurriera lo que…”; de otra parte, ya la tiranía y sus serpientes están advertidos: Europa y estos “modernos proletarios” Estados Unidos, abrieron sigilosamente la sombrilla protectora y algunos soldados del tirano, en papel de peligrosos “santos inocentes de la cruzada de todos los días”, lo venden en el Nuevo Herald, en Internet, en shows mediáticos televisivos y en cualquier esquina que les sirva de tribuna improvisada.

Son, a fin de cuentas, los salideros de ese recipiente imperfecto que llaman democracia que, casi siempre, al menor descuido, concluye con la pérdida estrepitosa del líquido que contiene.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: