¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, mayo 26, 2011

EMPRESAS TURISTICAS CUBANAS COMO VIA DE PENETRACION EN EE.UU




Por DDT (corresponsal clandestino de Nuevo Acción en Cuba)

1.-FILOSOFIA CUBANA SOBRE EL TURISMO. LA VERDADERA CARA DE LA MONEDA.

Siempre ha sido una obsesión de Fidel Castro, y por lo tanto del gobierno cubano, penetrar a EE.UU., ya sea por la vía de la infiltración o el reclutamiento, con el fin de mantenerse actualizado del quehacer secreto y de las interioridades del sistema norteamericano.

En los inicios de los 80 del siglo pasado, cambia la concepción y al trabajo de penetración y guerra política se le suma la “guerra económica”, entre ambos sistemas.

En esos tiempos, con la interrelación estrecha que existe entre economía y política, y conociendo de antemano que la lucha política está perdida, la tiranía cubana (léase, los hermanos Fidel y Raúl Castro) dan una prioridad extrema a la penetración económica en los EE.UU., como vía para lograr sus propósitos políticos y por ende, de todo el entramado de los Servicios Especiales cubanos que marchan al unísono con esa penetración económica.

Con la caída de la Unión Soviética, se le agotan a Cuba las reservas económicas que poseía, y a sus servicios especiales, se les asigna la misión de realizar sus tareas y misiones, pero al mismo tiempo, con la misma intensidad tienen que buscar los recursos para financiarse sus operaciones. Esa es la razón porque se comienzan a descubrir en los estados Unidos y especialmente en la Florida, tantos delitos comunes cometidos por agentes encubiertos del castrismo: estafas al medicaid y medicare, laboratorios hidropónicos de marihuana, contrabando humano y estafas grandes y pequeñas a nivel individual de los mismos agentes.

Una de las misiones más importantes de financiamiento que tienen los Servicios especiales cubanos, la han desarrollado a través de empresas comerciales y turísticas, que han logrado crear, establecer consolidar y mejorar con el paso de los años.

El turismo, según ha planteado el propio Fidel castro, es “un mal necesario”, que nunca ha sido de su agrado, pero se ha convencido que es una manera de obtener dinero fresco y rápido, en el mundo de los negocios.

En este análisis, haremos referencia especial, a la muchos consideran la empresa comercial y turística que, desde su fundación, ha tenido como objetivo priorizado( y se pudiera decir que único) de conquistar el mercado comercial y turtístico norteamericano.


Nos referimos a la Corporación Cimex S.A. y en concreto a la operadora turística “Havanatur S.A.” La Cimex, es la propietaria de Havanatur y fue creada por los servicios de inteligencia de la tiranía para poder llegar al mercado comercial y turístico de los Estados Unidos y desde sus inicios se utilizó como empresa de fachada para el cumplimiento de disímiles funciones de las instituciones de la inteligencia castrista. Su principal tarea siempre ha sido romper el embargo y desde sus inicios ha aplicado el principio de que “el fin justifica los medios”.

Esta compañía ha sido exitosa porque controla (mediante monopolio) todos los viajes que se generen desde este país a Cuba, en espacial los de la comunidad cubana residente en USA.

Cuando decimos “controlan”, estamos utilizando la palabra correcta, porque, además de obtener cuantiosos ingresos, sigue cumpliendo “sus tareas de seguridad”: controlar a todos los ciudadanos cubanos, cubano-americanos y americanos que viajan a Cuba, realizando el trabajo de influencia política y cumplimentan sus misiones de Inteligencia, reclutando a cientos y cientos de agentes y colaboradores conscientes del trabajo que realizan, y a otros miles, que han cumplido otras misiones que ni siquiera saben que las cumplen para la Inteligencia cubana, porque están “enmascaradas”.

Tengamos en cuenta el dato de que todos los directivos de CIMEX y HAVANATUR han sido altos oficiales de la Inteligencia Cubana y hombres de extrema confianza de Fidel Castro o de Raúl y también de Ramiro Valdés. Su primer Presidente lo fue el hoy tronado Max Marambio (El Guatón). También entre los primeros directivos también estaban los hermanos Patricio y Tony de la Guardia, uno defenestrado y el otro fusilado por no haber cumplido bien sus tareas y conocerse por los organismos de la seguridad de este país su estrecha vinculación con el narcotráfico internacional.

Es bueno apuntar que estas empresas de la tiranía no son eficientes ni competitivas comercialmente. Sus ingresos y ganancias son falseadas periódicamente y las “utilidades” son derivadas del uso exclusivo que tiene sus tareas comerciales. Ejemplo: Para viajar a Cuba solo puede ser a través de ellos y con las abusivas tarifas que ellos imponen. Las tarifas mas caras del mundo para un vuelo de 35 minutos.

Por lo tanto queda claro que la empresa turística “Havanatur” se constituyó en función de dos misiones muy específicas y concretas: Obtención de divisas convertibles; Dólares. Y lograr desarrollar tareas de los servicios de Inteligencia del Gobierno cubano en los EE.UU. y en países vinculados con los EE.UU.




Para el cumplimiento de estas misiones tiene la “exclusividad” de los viajes a Cuba, y por ende, cualquier turista, sea científico, investigador, artista, religioso, estudiante, político, músico, etc, tienen que viajar con ellos y caer en sus redes, lo que significa que tienen el control total del viajero.

Esa “exclusividad” significa además, que cualquier agencia de los EE.UU. o vinculada a los EE.UU. que quiera operar en Cuba, tiene que obtener “el visto bueno de Havanatur y sus estructuras de inteligencia, se les ejecuta “un expediente operativa” (en Cuba) a la empresa y sus empleados y pasan a a ser atendidos “operativamente” por las secciones de la Inteligencia y la contrainteligencia cubana. De acuerdo a “la importancia operativa” pueden llegar a ser atendidos por los oficiales de inteligencia de los distintos centros legales e ilegales que están establecidos en cada país o Estado.

Reiteramos por su importancia, que estos “controles” no son solo para agencias, empleados y ciudadanos de origen cubano que viajen a Cuba o que utilicen sus agencias, esto se extiende con más fuerza a los ciudadanos americanos que ganan uso de estos servicios de viaje a Cuba.

Los ciudadanos americanos que viajan a Cuba son controlados 100 % y un poco más. Para los servicios de inteligencias cubanos hay dos variantes únicas de trabajo sobre todos los turistas y personas en general que viajan de los estados Unidos a)- Posibilidades de ser reclutados y trabajar para Cuba y por supuesto, esto tiene que ver con su posibilidades de inteligencia real y potencial, y de eso se encarga el servicio de inteligencia cubano. O, b)-Ser el enemigo imperialista y hay que “chequearlo” todo el tiempo para que no “desarrolle” sus intenciones enemigas, y de eso se encarga la contrainteligencia cubana.

Hay que dejar claro que para los servicios de Inteligencia cubano y que son los que dirigen estas empresas turísticas, no hay turismo de EE. UU. A Cuba, solo potenciales amigos o enemigos. Es el síndrome del espionaje. Para eso hay instrucciones muy claras que son de estricto cumplimiento y que provienen de las altas estructuras del Gobierno y del Partido comunista. En cada hotel en cuba, hay oficiales de los sistemas de inteligencia radicados y con habitaciones preparadas con sistema de escucha y video, para “documentar” su estancia en cuba. Hay personal hotelero reclutado y preparado para vigilar a los turistas. Las camareras (personal femenino que limpia las habitaciones) hacen sus “registros secretos” cotidianos a los huéspedes de las habitaciones. Los choferes de taxi informan todos los movimientos de los pasajeros turistas.




Los turistas que van a casas particulares no están exentos de estos controles. Los dueños de esas casas autorizadas tienen que informar urgentemente la presencia de cualquier turista procedente de USA y tienen que tratar de fotocopiar su pasaporte y entregar copia a los sistemas de Inteligencia cubanos. El no cumplir esa orden implica severas sanciones, que van desde la pérdida de la licencia de arrendamiento, hasta el decomiso de la vivienda.

El turismo hacia Cuba es necesario, casi imprescindible para los ingresos económicos y la propia supervivencia del régimen. Es más, Cuba se ha ido preparando para la entrada de un turismo masivo proveniente de USA, y para eso han construido miles de habitaciones de primer nivel y acorde con los estándares del turismo norteamericano.

Se han construido aeropuertos para acceso directo a esos “polos turísticos”, principalmente en el Norte de Cuba, para hacerlos más asequibles al turista del Norte.

Pero es importante señalar que esas instalaciones se han construido en la “Otra Cuba”, a la que el cubano no llega, ni conoce, ni puede acceder por carretera como es el ejemplo de Cayo Coco, cuya carretera está cerrada para los cubanos y les está prohibido cruzar esa frontera dentro de las propias fronteras de su país.

El turista no tendrá relaciones con el pueblo cubano. Solo tendrá relaciones, vinculaciones y conexiones con la imagen virtual que el gobierno quiere vender.

Vía nuevoaccion.com

No hay comentarios.: