¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, mayo 12, 2011

El New York Times continúa su decadencia economica y moral

Siria: ¿Quién precisa una operación de propaganda cuando se tiene al New York Times?



Ser inmoral es malo; pero ser inmoral en contra de tus propios intereses es peor.

Ningún periodista parece más metido en el bolsillo de Hezbollah y de Siria que Anthony Shadid del New York Times. Sus reportajes sobre el Líbano a menudo citan casi o exclusivamente a sus partidarios, bajo una variedad de rótulos, como si fueran observadores objetivos o representaran una gama de opiniones.

Mientras que su último artículo incluye algunos materiales sobre la gravedad de la situación en Siria - 350 personas fueron identificadas muertas por el régimen hasta el momento - , el texto parece un comunicado de prensa de la dictadura.

Desde los días de la Guerra Fría - probablemente en la década de los setenta- que el gobierno de los EE.UU. no actuaba como apologista de una dictadura represiva. Lo que hace que la situación sea realmente sorprendente es que el gobierno sirio no es un aliado de Washington, sino una dictadura represiva enemiga.

Shadid cita a Bouthaina Shaaban, un infame compinche del

régimen de Assad, diciendo: "No se puede ser muy amable con quienes están liderando una rebelión armada...." Sin embargo, no hay pruebas de que la oposición haya empleado armas. No obstante, él informa sin comentar la afirmación del régimen de que los manifestantes han matado a 100 soldados y policías a pesar de que ni siquiera un sólo caso un caso ha sido mínimamente documentado.

Shadid cita a funcionarios de EE.UU. diciendo que Shaaban y el vicepresidente Faruk al Sharaa, son los buenos muchachos reformistas; mientras que el hermano del Presidente Bashar al-Asad, Maher, es el malo de línea dura. Pobre Bashar supuestamente atrapado en el medio. ¿Qué debería hacer un dictador?

Shabaan ridiculiza las "sanciones" internacionales contra Siria y su derecho. Ellas no sirven para nada, son nada más que una licencia para que el régimen asesine a sus ciudadanos, sin temor a las repercusiones.

Algún día la cobertura del New York Times sobre Siria será comparada con sus espantosos informes sobre la Unión Soviética estalinista y su extensa omisión del Holocausto.

Vía aurora-israel.co.il

No hay comentarios.: