¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, mayo 30, 2011

DESAYUNO DE LOS IRREDUCTIBLES


De izquierda a derecha: Aldo Rosado-Tuero, Luis Crespo, Reinol Rodríguez, José Dionisio Súarez (de pie) Héctor Fabián, Luis García Cárdenas y el homenajeado del día, Frank Ribas Hernández, que arribó la semana pasada a los Estados Unidos, después de cumplir 15 años en las cárceles del castrismo, por haber desembarcado en Cuba, con las armas en la mano. (Fotos:Aldo Rosado-Tuero/Nuevo Acción)

Una vez más, los combatientes irreductibles, los que no arrían la bandera, no piden ni dan tregua y se mantienen en vigilancia tensa, y firmes, tuvieron su desayuno de confraternidad como todos los últimos domingos de cada mes, en el magnífico Restaurante Habana Miami. Y allí estuvo Nuevo Acción para traerle gráficas del evento a nuestros lectores.



Frank Ribas Hernández, uno de los duros, de los que tiene coraje para regalar, de los que no llevan a los shows mediáticos, (que se llenan de ex funcionarios y falsos ex agentes, que la mayoría de las veces acuden a esos shows a desinformar al exilio), porque su mensaje es el que hace peligrar a la tiranía. Frank, después de cumplir con su deber de cubano amante de libertad, y desembarcar en Cuba, con las armas en las manos, fue capturado y cumplió 15 duros años de presidio. Este domingo se dirigió a sus hermanos de lucha, con un mensaje de aliento y esperanza y la firme voluntad de seguir luchando hasta ver a su patria libre y soberana.

Una vez más la cubanía vibró en esta mañana de domingo y los combatientes de tantos años de lucha dura, que no se han cansado ni rendido, recargaron las baterías, en espera de acontecimientos, que les permitan cumplir con su deber cuando la patria los reclame.

Ni los años, ni los desengaños, ni las persecuciones, han aminorado la fe de este grupo de irreductibles, que perteneciendo a distintas organizaciones, ponen por encima de todo, la libertad de la patria y la hermandad que los une por tantos años de lucha conjunta.

Durante el emotivo acto usaron de la palabra varios combatientes, destacando las palabras llenas de sentimiento y patriotismo de Luis García Cárdenas.

Abel Nieves, relató pasajes de la vida del prisionero del castrismo Armando Sosa Fortuny.

Cerró el acto, Luis Crespo, con un entusiasta discurso de fe y esperanza en el futuro de nuestra patria, haciendo hincapíe en que la libertad y la democracia de Cuba tienen que venir aparejadas con la soberanía de nuestra nación.

Vía nuevoaccion.com

No hay comentarios.: