¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, mayo 10, 2011

Chávez pidió a las FARC que asesinaran a sus opositores


Chávez, junto al terrorista Raúl Reyes

"Nos pide que le entreguemos su cabeza" dijo el terrorista Raúl Reyes, en referencia a los antichavistas.

LIBERTAD DIGITAL

Que Chávez está involucrado en la trama de financiación de las FARC es asunto sabido desde hace tiempo. La relación del gobierno bolivariano con los terroristas es indudable, y de ello han aportado pruebas múltiples organismos y mandatarios. Pero, tan indudable como ello es el obsceno doble juego que ha mantenido el caudillo venezolano, negociando con las autoridades colombianas -fingiendo "colaborar" para capturar a los terroristas de las zonas fronterizas entre ambos países- y a la vez, con el grupo terrorista, contribuyendo a su supervivencia.

¿Qué ganaba Chávez con todo ello? Pues, según una concienzuda investigación del International Institute for Strategic Studies de Londres, uno de los ‘beneficios’ que obtenía el venezolano era poder disponer de los pistoleros de las FARC para sus objetivos. Bajo el título de ‘Los archivos de las FARC: Venezuela, Ecuador y el archivo secreto de Raúl Reyes’ trata de dar respuesta a esa oscura relación, que publica el New York Times.

Además de probar, documentos mediante, que las FARC no habrían sobrevivido a los años 90 sin el fundamental apoyo –territorial y económico- de Hugo Chávez, estos documentos contienen acusaciones más graves.

Chávez pidió a los terroristas colombianos que asesinaran a los miembros de la oposición, concretamente a dos de ellos. El terrorista Raúl Reyes comentaba en su correspondencia con otro miembro de las FARC: "Nos preguntan si podemos entregarle su cabeza", escribe el asesino, fallecido en 2008.

Llama la atención que sea precisamente éste el terrorista encargado de ejecutar el crimen, porque siempre se le ha situado como cabeza de turco de Chávez. Esta información confirma que empleó los servicios criminales de Raúl Reyes mientras le fueron útiles, y cuando el Ejército Colombiano llevó a cabo la operación que acabó con su vida, no movió un dedo. De hecho, el caudillo estaba informado de que se procedería a su eliminación, y lo empleó como un elemento más a su favor.

El Gobierno venezolano aún no se ha pronunciado sobre estas informaciones, aunque resulta evidente que las negarán. Cada nueva prueba que ha visto la luz –entre ellas, las aportadas por la Justicia española- ha sido rechazada por el bolivariano, que insiste en achacar todas las pruebas a una "conspiración imperialista".

Vía libertaddigital.com

No hay comentarios.: