¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, abril 04, 2011

SIN MORDAZA Y SIN TARIFA: LA VERDAD ANTE TODO



Por Aldo Rosado-Tuero-Director de Nuevo Acción.

"La verdad de la verdad / y la verdad verdadera / y la verdad como un templo / son verdades como fieras"

He dejado que pasen unos días para que los cubanólogos nos den sus versiones de la visita de Jimmy “El Manisero” Carter a Cuba y sus entrevistas con la alta dirigencia de la nomenclatura de la tiranía y con unos cuantos, bien escogidos y previamente publicitados blogueros y opositores.

Confieso que yo estoy muy confundido. Como no soy cubanólogo ni un erudito “analista político” como los tantos que nos gastamos por estos lares, me rompo el meollo para tratar de comprender las contradicciones tan evidentes, que van contra la lógica, que se han dado a conocer de la tan publicitada visita, del hombre que dijo un día que “como cristiano evangélico él nunca diría una mentira” y después se pasaría el resto de su vida diciendo mentiras.

Como un cubano común y corriente, invito a la mayoría de mis lectores, gente común y corriente como yo, sin grandes pretensiones intelectuales, ni amigos de darle vueltas a la noria y a usar palabrerías incongruentes, para descubrir el agua tibia; para analizar usando la lógica, los distintos y extraños aspectos de esta movida, para mí, organizada de común acuerdo entre la tiranía castrista y la administración Obama.

Comencemos: Cuando a La Habana concurre alguna figura prominente, se le prohibe—y se le advierte de ello—que se entreviste con ningún disidente u opositor, por muy insignificante y desconocido que sea.

Unas semanas antes de anunciarse la visita que ya estaba programada de antemano desde hace algún tiempo, se inició en la prensa escrita, la radio y la televisión controlada de la tiranía, una “despiadada” campaña contra algunos blogueros muy bien escogidos por la maquinaria de propaganda del castrismo, pintándolos como los peores enemigos actuales del despotismo gobernante, elevándose artificialmente a la bloguera Yoani Sánchez, a la máxima lideratura de la “contra revolución cibernética” y a súper agente de la CIA.

Sospechosamente es a Yoani Sánchez a la primera que llaman a su casa para que sea recibida por Jimmy Carter y—asómbrese el lector—el gobierno cubano le da luz verde a esa entrevista y no pone ni un pero.

Y yo me pregunto: ¿Cómo es posible que la tiranía deje que la “peor y más peligrosa enemiga de la revolución” acuda sin problemas ni cortapisas de ninguna clase a entrevistarse con un enviado—no importa cuanto lo nieguen, eso es lo que es—del gobierno de los EE.UU, que, según los órganos de prensa de la tiranía es quien paga y aupa a esa “peligrosa contra revolucionaria”?





Pero, y esto es más incomprensible aún, Yoani se limita a regalarle a Carter tres cucuruchos de maní y un turroncito del mismo producto, y sólo le pide libre acceso a la internet, y un par de boberías más, sin mencionar la libertad total de Cuba, la implantación de la democracia, la libertad absoluta de prensa—no solo para los blogueros famosos—sino para todos los cubanos, el reconocimiento a todos los partidos políticos que consigan activistas—ojo, que esto es importante, no sólo el reconocimiento a uno o dos partidistos de leal oposición, que esto puede estar en la agenda—sino a todas las otras ideas y alternativas.

¿De la derogación de las leyes draconianas de la tiranía? De eso ni se habló, como tampoco se mencionó el nombre de Zapata Tamayo, cuyo sacrificio y muerte, desencadenó toda la serie de acontecimientos que obligaron al raulato a hacer todas estas movidas. Al parecer para la bloguera y sus iguales, los únicos mártires en Cuba, son ellos, que forrados de dinero que les llega del exterior, no tienen todavía, el acceso que ellos se merecen a la internet.




A nadie se le ocurrió decirle a Carter que invitara a la madre de Orlando Zapata Tamayo, que ella podría contarle como y porque murió su hijo y todos los abusos, golpizas y vejámenes de que ha sido objeto esta mujer. Ella, más sacrificada y testigo mas creible que todas las otras invitadas no fue ni siquiera mencionada.

Y yo me pregunto, y supongo que al igual que yo lo harán muchos de mis lectores: ¿Tiene eso lógica? ¿Así actúa la tiranía? ¿Hay razones para sospechar que una gigantesca traición se cierne sobre nuestro pueblo y sobre los verdaderos enemigos de la tiranía? ¿Se prepara, como lo hemos denunciado anteriormente, un nuevo pacto del zanjón (con minúsculas) y para eso fabrican “enemigos” de la tiranía, que no son más que peones bien pagados en este teatro?

Muchas otras cosas se me quedan en el tintero sobre esta visita que no es más que una obra de teatro bien montada, en la que las mentiras se van descubriendo todos los días, como la que se dijo al viajar de que Carter no fue a Cuba por lo de Alan Gross, y que iba en viaje privado y no como enviado de la Administración; y ahora, el primero de abril, en el informe del viaje preparado por el Centro Carter reconocen; y copio textualmente: “Entre los objetivos del viaje estaba….los Cinco Cubanos presos en los EE.UU. y Alan Gross en Cuba…Antes del viaje tuve conversaciones con la Secretaria de Estado Clinton, el asesor de Seguridad Nacional Donilon, y Judy Gross.”

Menos mal que Carter es cristiano evangélico y no dice mentiras. No quiero imaginar como sería la cosa si fuera diabólico y un mentiroso total.

Ya tendremos tiempo de escribir más adelante sobre otras de las extrañas cosas de este viaje, de cómo Carter asimiló enseguida el léxico fidelista y llama al embargo bloqueo; y sobre todo, sobre sus acompañantes en esta misión, como, por solo dar un ejemplo: Robert Pastor, nada menos que Vice Chairman de la Fuerza de Tarea para definir el futuro de Norteamérica del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) por sus siglas en inglés. Pastor aboga por una Unión de Repúblicas de Norteamérica, que incluiría a Canadá, EE.UU. y México. Aparentemente todavía no se ha atrevido a agregarle la palabra socialistas a esa Unión, pero al paso que van las cosas, pronto lo hará. Pastor es yerno de Robert Mc Namara, ex Secretario de defensa y prominente miembro del CFR.

Via nuevoaccion.com

No hay comentarios.: