¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, abril 03, 2011

¿Ratas de Castro posando para una foto?

¿COMO PUEDEN EXPLICAR ESTAS CONTRADICCIONES?


Fíjense bien en esta foto: Fue tomada en La Habana, en una de las tantas visitas que hace a Cuba la persona que está en el centro de la foto. Sabemos el nombre de quien la tomó y tenemos hasta la foto del fotógrafo.

En la foto aparece, el coronel de la Inteligencia castrista y esbirro intelectual de la infame Mesa Redonda de la televisión cubana, Reinaldo Taladrid (en el extremo izquierdo) abrazado por Frank Dubrocq, residente en Miami, yerno de Ramiro Valdés y suegro de Ernesto Milanés (en el centro) y a la extrema derecha, también fundido en el mismo abrazo, el general Patricio de la Guardia, del infame Departamento MC, de la Causa 1, uno de los sobrevivientes de los que fueron sacrificados para salvar a los Castro, de ser acusados por el tráfico internacional de drogas y connotado esbirro, asesino al servicio del castrismo y además capo de la pandilla del MC y por ende traficante de drogas.

Nosotros, no estamos haciendo ninguna acusación, pero invitamos a nuestros lectores a razonar en conjunto: ¿Puede alguien explicarnos lógicamente como es posible, que un individuo que aparte de sus lazos familiares con Ramiro Valdés, era un alto oficial de la Inteligencia castrista (según su propia confesión) que "rompió con el gobierno" y vive en el corazón de la sede de "la mafia anticubana" viajar a Cuba y compartir con elementos tan encumbrados y tan comprometidos con la tiranía como Taladrid? Y además ¿reunirse con el supuestamente "apestado" Patricio de La Guardia? Todo el mundo sabe que eso es imposible que se permita. Si Frank Dubrocq hubiese roto de verdad todos sus vínculos con la tiranía y sus aparatos de espionaje ¿Podría obtener no solo permiso para visitar Cuba, sino para departir tan amigablemente con una figura pública como Taladrid? ¿Por qué acepta Taladrid retratarse con un "desertor" ?

Los hechos son los hechos y ahí están; y mueven a la sospecha. Que como dice el mismo Taladrid, los lectores "saquen sus propias conclusiones"

Nota de la dirección de N.A. a los amigos de Ernesto Milanés y comparsa: Les advertimos que mientras más hicieran que los recordáramos, más banderillas les íbamos a clavar. Ustedes mismos se las están buscando.

Via nuevoaccion.com

No hay comentarios.: