¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, abril 10, 2011

Perú decide su futuro presidente


De izquierda a derecha, los candidatos a la presidencia de Perú Alejandro Toledo, Keiko Fujimori y Ollanta Humala, en Lima (Perú), antes de iniciar el debate previo a las elecciones presidenciales del 10 de abril. EFE/Paolo Aguilar

LIMA.- Los peruanos elegirán este domingo a un presidente y dos vicepresidentes, a 130 congresistas y a 15 representantes para el Parlamento Andino (5 titulares y 10 suplentes) en unos comicios en los que el voto es obligatorio y la no asistencia está penada con multas variables según el nivel económico del infractor.

Como los peruanos que viven en otros países tienen derecho al voto en el país en que residan, miles deperuanos se movilizan para ejercer el sufragio este domingo en el Centro de Convenciones de Miami Beach. (Miami Beach Convention Center) en el Salón B, de 8 a.m. a 4p.m. Se estima que en la Florida residen al menos 120 mil personas con nacionalidad peruana, la mayor parte concentrada en Miami-Dade.

Los analistas creen que en la votación de este domingo ninguno de los candidatos a la presidencia logrará mayoría absoluta por lo que se vaticina una segunda vuelta.

Las encuestas dan como punteros Ollanta Humala, Keiko Fujimori, Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo.

En vísperas de los comicios, el candidato nacionalista peruano Ollanta Humala afirmó sus “credenciales democráticas” ante la prensa extranjera destacada en Lima para cubrir las elecciones presidenciales del próximo domingo, en las que parte como favorito.

Las declaraciones de Humala llegaron solo dos horas después de que el expresidente Alejandro Toledo, al que los sondeos sitúan fuera de la segunda vuelta, alertara sobre los peligros para el sistema democrático que entrañaría una victoria de Humala.

Ambos candidatos se expresaron en sendas reuniones ante grupos restringidos de periodistas extranjeros, ya que el país esta desde el viernes en jornadas de reflexión y está prohibido hacer campañas políticas y dar mítines partidistas.

Según los sondeos de intención de voto, será necesaria una segunda vuelta, que se celebrará el 5 de junio entre Humala -primero en esos sondeos- y el segundo candidato más votado, que podría ser Keiko Fujimori, hija del expresidente preso Alberto Fujimori, el economista Kuczynski o Toledo, este último más distanciado de los demás.

Toledo, que hace solo un mes era el primero en las encuestas, hizo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, a excepción del fujimorismo y el nacionalismo, ante lo que consideró “un peligro para la democracia” por el eventual pase a segunda vuelta de Humala y Fujimori, pero su llamado cayó en saco roto.

El expresidente dijo sentirse dispuesto a “volver a ser un soldado en línea del frente para mantener una democracia que tanto nos costó recuperar”, con el fin de “evitar que el país caiga en manos del autoritarismo o de quienes quieren cambiar la constitución para la re-re-reelección”, en velada alusión a Fujimori y Humala.

Sin embargo, el líder nacionalista, enfundado en un impecable traje oscuro y con un tono muy comedido, afirmó “no querer responder a Toledo, que emite una opinión política con sesgo partidista”.

Bien al contrario, Humala hizo una profesión de fe democrática proclamando ante los periodistas extranjeros su apego a la libertad de prensa y al derecho a la propiedad, al tiempo que subrayaba sus distancias con el modelo que Hugo Chávez aplica en Venezuela y desmentía así a quien ve en el nacionalismo peruano la larga sombra del chavismo.

“No vamos a copiar el modelo de Venezuela”, enfatizó, y puso como ejemplo su desacuerdo con prácticas aplicadas en ese país como la reelección, el control del tipo de cambio o el control del Banco de Reserva por el Ejecutivo.

También dijo con rotundidad que no tiene ninguna intención, en caso de llegar a la Presidencia, de integrar al Perú dentro de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba), la unión de países promovida por Venezuela y que integra a las naciones más “izquierdistas” de América Latina como Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua.

Por el contrario, Humala se dijo partidario de reforzar la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el gran proyecto potenciado por Brasil, un país cuyo modelo consideró “exitoso”, en contraposición con las distancias marcadas con Venezuela.

Pero ante tantas declaraciones de moderación política, Ollanta Humala no quiso dejar de proclamar algunas de las banderas que han cimentado su popularidad entre las clases más humildes, como la justicia social y la necesidad de una política más redistributiva.

“¿A qué llamamos antisistema? Si el sistema es la corrupción, soy antisistema; si es la injusticia social y la no inclusión social cuando hay plata en el país, considérenme antisistema”, aseguró.

Para ello, puso como ejemplos la necesidad de ofrecer un sistema de pensiones para muchos jubilados que no lo tienen o bajar el precio del balón de gas, que paradójicamente cuesta más caro al peruano que al importador extranjero.

Por su parte, Kuczynski afirmó que el nacionalista Ollanta Humala no tiene ninguna posibilidad de alcanzar la Presidencia de Perú en una probable segunda vuelta.

Kuczynski también rechazó la propuesta de diálogo para unir fuerzas lanzada por el también candidato y expresidente Alejandro Toledo, porque consideró que “es falso” que esté en riesgo el futuro del país como éste afirma.

“Creo que todo esto es para asustar al electorado”, dijo para luego criticar a Toledo por lanzar “maniobras para posicionarse, dos días antes de la elección” con el argumento de que el nacionalista Humala supone un “salto al vacío”.

Kuczynski subrayó que es el primero en apoyar a la democracia y dijo que “siempre hay espacio para dialogar y juntarse entre la gente que apoya la democracia y el desarrollo económico de Perú”.

En tal sentido, el postulante presidencial no descartó mantener conversaciones con otros partidos y alianzas políticas en el caso de acceder a la segunda vuelta con Humala, quien mantiene el primer lugar en las preferencias hacia las elecciones del domingo.

El viernes el gobernante Partido Aprista Peruano dio su respaldo a la candidatura de Kuczynski y éste respondió con gratitud porque, según comentó, se trata de un partido que “siempre ha apoyado la democracia”.

El ex ministro también afirmó que la congresista Keiko Fujimori, que ocupa el segundo lugar en las preferencias electorales, es “una persona bien intencionada”, pero existe el peligro de que “quiera defender demasiado los pasivos de su padre”, el expresidente preso Alberto Fujimori.

Se refirió, de esa manera, a las acusaciones de corrupción y abusos a los derechos humanos que llevaron a Fujimori a recibir una condena a 25 años de prisión (1990-2000).

Toledo, candidato del partido Perú Posible, afirmó que Kuczynsky, su ex primer ministro y ministro de Economía, lo ha decepcionado porque “está teniendo juegos más sucios de los que esperaba”.

En ese sentido, lo consideró un “financista millonario” y aseguró que él está más preocupado por los temas sociales.

El exgobernante (2001-2006) reiteró que si se pone en riesgo la democracia en su país, tras una eventual elección de Humala o Keiko Fujimori, saldrá a las calles como en el año 2000, cuando lideró una marcha contra la reelección del entonces mandatario Alberto Fujimori.

(Javier Otazu, de EFE, contribuyó a esta información desde Lima)

Via diariolasamericas.com

No hay comentarios.: