¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, abril 16, 2011

La inflación de China y las condiciones para una Revolución Jazmín

Análisis por Wei Jingsheng - La Gran Época
Sab, 16 Abr 2011 04:56 +0000

En los últimos meses, se vienen produciendo muchas manifestaciones de rebeldía popular tanto en el Medio Oriente como en África del Norte. Esto ha impulsado a que muchos jóvenes de China intentaran copiar lo que se ha denominado Revolución Jazmín.

A solo unos pocos días hay personas diciendo, con la sintonía oficial del régimen chino, que no tendría éxito. También había gente ansiosa por salir y obtener algo de crédito, pero terminaron siendo ridiculizados por los demás.

Sin embargo, hay muy pocas personas que encuentran que la situación en China es similar a la que se da en países como Egipto. Las diferencias son las causas por las cuales, con una simple imitación de parte de los chinos, sería difícil obtener éxito.

No obstante, la imitación puede que no sea un fracaso. Hay casos en que los levantamientos copiados tienen mejores resultados. Uno de estos casos fue en 1989, cuando el pueblo de la antigua Unión Soviética y Europa del Este se rebelaron, siguiendo los pasos del pueblo chino en la rebelión de Tiananmen.

El pueblo chino falló, mientras que la gente en la ex URSS y Europa Oriental tuvo éxito. ¿Por qué? Esto se debe a que los objetivos de las personas en la ex Unión Soviética y Europa del Este eran claros, y sus acciones determinadas.

Desde el principio, no tuvieron la intención de hacer compromisos con sus respectivos partidos comunistas. Si el pueblo de la antigua URSS y Europa del Este también hubieran seguido la forma de caminar en las calles, si el pueblo de Túnez y Egipto también hubieran seguido u observado desde lejos, entonces la antigua Unión Soviética y Europa del Este no habrían cambiado y Mubarak no habría caído. [Publicaciones anónimas en Internet urgen a los chinos a reunirse en puntos designados en los centros de la ciudad, para caminar por las calles en nombre de comenzar una revolución china a la cual denominan Jazmín].

Sin embargo, algunos de los llamados disidentes en China han sido muy respetuosos con las autoridades de su país. La idea de juntar esfuerzos para entrar en la "Conferencia Consultiva Política" del régimen comunista chino es demasiado imprudente, pues saben que guían al pueblo chino a una trampa.

Inflación y desempleo

Si uno no considera la gente en el poder, entonces ¿qué se necesita tener en cuenta?

Si uno considera los verdaderos intereses del pueblo chino, entonces uno no debe mirar solo los medios de noticias occidentales y gritar simplemente consignas sobre la democracia y los derechos humanos.

¿Por qué los grupos de demandas populares se atreven a sacrificar sus propias vidas, colocándose cara a cara con la policía que trata de detenerlos, sin embargo, no participan en la llamada Revolución Jazmín de China? Esto se debe a que esta "revolución" parece irrelevante para ellos. No hay nadie diciéndoles la relación entre esta revolución y sus necesidades y deseos.

Algunas personas dicen que los grupos peticionarios son demasiado pequeños, solo se limitan a reclamar o defender ciertos derechos muy particulares y que no es suficiente para poner en marcha ó para iniciar una revolución como las de Egipto y Libia. Verdaderamente, los grupos de peticionarios que defienden sus derechos son relativamente pequeños y no son suficientes como para iniciar una revolución por sí mismos. Sin embargo, ¿cómo se inició en Egipto y Libia?

Las manifestaciones son sólo parte de una rebelión. Los verdaderos impulsores de la revolución son la inflación y el desempleo, así como la corrupción y la desigual distribución de la riqueza. La mayoría de estas condiciones están relacionadas con la supervivencia de la mayoría de la población china y es lo que los obliga a atreverse a luchar con sus vidas. Al revisar todas estas condiciones, China se encuentra en una posición similar a la de Egipto y Libia, antes de su revolución.

La inflación extrema

La inflación de China está mostrando cifras tan altas que amenaza seriamente la supervivencia de la población en general. Las cifras oficiales siempre son reducidas a propósito por tecnicismos. Sin embargo, en realidad, el poder adquisitivo real que siente el pueblo ha caído a los niveles de lo vivido en la Revolución Cultural.

Una pequeña parte de la población, que no tienen ancianos y niños que mantener, se siente mejor que durante el período de la Revolución Cultural. Aún así para cubrir la adquisición de su vivienda, se ven obligados a llevar una pesada deuda.

Las familias con ancianos y niños a cuidar son aún más miserables. La educación y la salud son tan caras en China, que la gente no puede permitirse el lujo de pagar los costos de salud y mucho menos luchar por los asuntos esenciales.

Hay niños inteligentes que no pueden ir a la escuela. También hay ancianos que están enfermos, solo les queda esperar su muerte por la dificultad de conseguir tratamiento en hospitales y cuidado adecuado. Este tipo de dolor es sólo comparable a la época de la Revolución Cultural.

¿Por qué el pueblo chino es tan pobre? ¿No es China ya, el segundo país más rico del mundo? Incluso con la cruel explotación de los capitalistas, ¿no estaría China en mejores condiciones que el pueblo árabe para llevar a cabo una revolución? No, los chinos son aún más pobres.

¿Por qué? Porque el régimen comunista chino ha estado utilizando métodos más allá de la economía para explotar a todos los chinos durante un largo periodo de tiempo. El régimen comunista ha persistido en aplicar dos medidas que intensifican la explotación de la población china:

Demasiado dinero circulante

La primera medida importante es devaluar la moneda china por medio de una emisión exagerada. Cuando hay más dinero en circulación, la relación entre el dinero y los bienes cambia. En concreto, el precio de los bienes aumenta. Es decir, hay inflación.

La inflación no sólo cambia la relación entre los bienes y la moneda, sino que además también cambia la relación entre el dinero en los bolsillos de la gente y aquél que está en las manos del régimen chino. Si la gente mantiene el mismo salario, ¿a dónde va el dinero adicional emitido por el régimen? Se va a los bolsillos del régimen, a saber, el Partido Comunista.

¿El Partido Comunista aumentó el bienestar de las personas con este dinero? No. Por el contrario, el muy limitado bienestar del pasado ha sido objeto de dumping y lo ha puesto como una carga, en el nombre de "reformas". La "reforma educativa" por el Partido Comunista, dio lugar a que los hijos de los pobres no puedan asistir a las escuelas.

La "reforma de salud" dado por el Partido Comunista dio lugar a que los pobres no puedan permitirse ningún tipo de cobertura.

La "reforma de bienes raíces" del Partido Comunista convirtió a la clase media en personas pobres que no tienen dinero con qué comer cómodamente, mientras permitió un rápido crecimiento de los magnates de bienes raíces.

Estos magnates son la base sólida del nuevo capitalismo comunista, o del capitalismo burocrático. El método para que puedan hacerse ricos es tener la habilidad de quitar la propiedad de otros y la razón de que puedan hacerlo es porque están explotando el poder de una dictadura irracional.

Para estas personas, quitar la propiedad del pueblo chino no es suficiente, incluso contar con el apoyo de los capitalistas chinos, no es suficiente. Hoy en día, incluso los dictadores del tercer mundo saben la importancia de comprar a los capitalistas y los políticos de los grandes países occidentales, así que por supuesto, el Partido Comunista Chino (PCCh) esta "avanzando con los tiempos".

El PCCh vende los intereses de China para comprar a los capitalistas occidentales, además de comprar indirectamente a los políticos occidentales y los medios de comunicación.

Devaluación y Revolución

Su segunda medida principal es devaluar la moneda china, por lo tanto reducir artificialmente el valor de la mano de obra china, y mientras tanto dar todo tipo de trato preferencial a los capitalistas extranjeros en forma de exoneraciones fiscales, etc.

Cuando los capitalistas occidentales están disfrutando de los beneficios de la explotación del pueblo chino con medidas más allá de los medios económicos, por supuesto que van a ayudar al régimen comunista chino hablando a su favor con todo su corazón. Y tienen dinero para influir en los políticos occidentales que hablan a favor de los comunistas chinos. ¿Acaso no es una buena idea para asegurarse de que la dictadura del partido único del PCCh perduré por muchos años más?

Sin embargo, este tipo de cálculo es un cálculo típico de la élite. Se caracteriza por la suposición de que la mayoría de la población china no se toma en cuenta para nada. Tanto en China como en Occidente la población pobre es deliberadamente ignorada, o a lo sumo es vista como un factor de producción para ser comparado como un pequeño tornillo en una gran máquina.

La elite piensa que la gente corriente es innecesaria y en todas partes son demasiados para existir. Si la mano de obra no puede producir beneficios para la clase alta, entonces son superfluas, incluso una carga innecesaria que debe desaparecer. Este tipo de esquema de la élite es la raíz de las causas de las rebeliones en países del tercer mundo.

Desde las rebeliones en Egipto y Túnez, podemos ver que los líderes del movimiento fueron capaces de aprovechar este factor que molesta a la gente, y usaron métodos no tradicionales y modernos para poner en marcha esta ola de reforma democrática.

Si los gobernantes de China no resuelven los problemas de la inflación y la devaluación del yuan, si la Revolución Jazmín en China no puede suceder como en Egipto, entonces va a seguir el camino de Libia. La crueldad de los tiranos no ha asustado a la gente rebelde y sólo es suficiente para intimidar a los intelectuales que parecen ser astutos en sus cálculos, al estar aún dispuestos a hacer compromisos con el régimen.

Wei Jingsheng es un destacado disidente democrático que vive en el exilio en Washington, DC
Copyright The Wei Jingsheng Foundation. (www.weijingsheng.org)

No hay comentarios.: