¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, abril 27, 2011

La Habana investiga las filtraciones de la dieta de Fidel Castro a la prensa



El Instituto Finlay de La Habana está siendo sometido a un fuerte operativo por parte de la Contra Inteligencia Militar (CIM) a partir de las filtraciones de las dietas que allí se diseñan para Fidel Castro, publicadas recientemente por ELMUNDO.es.

Estas dietas son preparadas a partir de alimentos macrobióticos, importados en aparente gran escala desde Italia, según reportó una fuente en la capital cubana, con el objetivo de mejorar la deteriorada salud de Castro, quien intenta recuperar su salud.

La publicación de este informe con detalles sobre el tipo de alimentos, procedencia y su diseño en el estratégico Instituto Finlay, altamente cercano a los círculos del poder cubano, ha creado un fuerte nerviosismo entre las autoridades cubanas.

Según una de nuestras fuentes, en estos momentos la Contra Inteligencia Militar está llevando a cabo un plan de actividades preliminares con vista a acabar con las filtraciones al aplicar urgentes métodos de contención.

Entre ellos, se aprecia una evidente presencia de los militares en el Instituto Finlay, con vista a amedrentar a los posibles informantes, e intentar asustarlos para obtener alguna delación.

En esta fase denominada “de hostigamiento” los militares activan las redes establecidas en los centros de trabajo, para que comiencen las denuncias de los posibles implicados. Una de las prácticas es la amenaza de despidos de trabajadores y profesionales por la falla ocurrida en la protección de informaciones sensibles.

Desde el caso # 2, en 1989, cuando fue destituido y condenado el entonces Ministro del Interior José Abrantes, la CIM (Contrainteligencia de las Fuerzas Armadas) pasó a ocupar las misiones más importantes del país, suplantando a la CI (Contrainteligencia) del Ministerio del Interior.

En el operativo en el Instituto Finlay que se lleva a cabo en estos días, los oficiales del CIM recopilan información de las computadoras de las oficinas vinculadas al diseño de la dieta de Fidel, con el objetivo de encontrar la fuente y la vía por donde se emitió la información hacia la prensa mundial.

Sin embargo, Roberto Hernández del Llano, ex-mayor de la Inteligencia cubana, residente en Estados Unidos, asegura que ese solo es el primer paso de rastrillaje, pues después continuarán interrogando a personas y familiares de quienes tienen acceso a esa información, pues una simple indiscreción es suficiente para filtrar datos secretos, método aplicado con frecuencia por los propios servicios de inteligencia.

En Cuba cualquier información vinculada con la vida y la salud de Fidel Castro es considerada secreto de Estado.

Hernández Del Llano confirmó que durante la urgente intervención quirúrgica de Fidel en el CIMEQ, el hospital del Consejo de Estado, el personal médico y enfermeras fueron concentrados en la institución.

"En las ocasiones que se les autorizó ir a sus casas siempre fueron acompañados por miembros de la Seguridad que los traían de vuelta. Se les instruía de no hacer comentarios durante el tiempo que estuvieran en sus hogares. Ni los hijos de Fidel tuvieron información ni pudieron verlo en aquellos días, solo Dalia, su esposa", confirma Hernández Del Llano.

El nerviosismo por la filtración de la dieta de Fidel, la procedencia de los alimentos y el delicado trabajo por parte del prestigioso Instituto Finlay de La Habana ha puesto en evidencia que el gobierno y la familia de Castro hacen todo lo posible para mantenerlo con vida al costo que sea necesario.

Vía elmundo.es

No hay comentarios.: