¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, abril 10, 2011

Fidel Castro y el "Bogotazo" del 9 de Abril de 1948


Castro, primero a la izquierda durante el Bogotazo

Hace sesenta y tres años, cuando Fidel Castro era muy joven, se estrenó en un escándalo de violencia de trascendencia mundial en la capital de Colombia, el 9 de abril de 1948, cuando se celebraba allí la Novena Conferencia Internacional Americana. Esa conferencia fue interrumpida y no pudo continuarse hasta mucho tiempo después porque las consecuencias del asesinato del líder político liberal Jorge Eliecer Gaitán dieron lugar a lo que se conoció como “El Bogotazo”. En la agenda de actividades de Gaitán aparecía en horas de la tarde del día en que fue asesinado una entrevista con los cubanos Fidel Castro, Enrique Ovares y Alfredo Guevara que, supuestamente, iban a pedirle que hablase ante el Congreso Latinoamericano de la Juventud. Los disturbios de alta gravedad duraron unas diez horas convirtiendo a Bogotá en una especie de “infierno”, con un saldo de más de tres mil muertos y más de cien edificios destruidos por las llamas.

El Presidente de la República, Mariano Ospina Pérez, del Partido Conservador, junto con su esposa Doña Berta, de gran coraje, se mantuvo firme en el palacio presidencial sin ceder a las presiones de las turbas que atacaban el palacio. En esa ocasión Mariano Ospina Pérez produjo una frase de una gran significación histórica: “Vale más un presidente muerto que un presidente fugitivo”. Con estas palabras les dijo a los delincuentes que se mantendría firme en la defensa de su alta jerarquía presidencial.

Independientemente de que Fidel Castro tenía experiencia de violencia en la Universidad de La Habana, lo ocurrido en Bogotá constituyó una prueba extraordinaria de su vocación por ella. Se informó que él estuvo entre los que robaron armas en la jefatura de policía de Bogotá. Fue detenido y logró su libertad a través del Embajador de Cuba en los EE.UU., Guillermo Belt, quien además era el jefe de la misión cubana en esa Novena Conferencia.

En el expediente de terrorismo de Fidel Castro, quien ahora tiene más de cincuenta y dos años de gobernar tiránicamente a Cuba, se tiene que recordar cada nueve de abril como un acontecimiento vinculado a la tragedia política de Cuba y de Colombia.

Via diariolasamericas.com

No hay comentarios.: