¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, marzo 26, 2011

Se muere Olga Ulyanova y los buenos están de fiesta


El clan Lenin

GDC – ¡Y se terminó la casta! Es como si el polvo se diseminara en medio de la tempestad y desapareciera. Luego, la tranquilidad y la luz. Así debiera ser, pero no es. No obstante, como diría el guajiro de Perea, algo es algo. Resulta que Olga Ulyanova se murió. No es que la Gaceta se alegre de que otros pasen al más allá (en fin de cuentas nos sucederá a todos), pero decir que el apellido-mote Lenin, ese que ha cobrado la vida de millones de seres en el planeta, se terminó, bien merece una fiesta.

Llegó al final de su camino. Se tropezó con, simplemente, el fin.

“Ulyanova, era la última familia conocida del líder soviético con vida” dice un reporte del Gobierno de la región rusa de Ulyanovsk. “Y hurra”, gritan todos los que al menos atesoran una pizca de humanidad en sus almas. No es para menos, pues el señor Vladimir, con su revolución de octubre, enlutó almas y corazones para siempre. A su nefasto experimento sólo se le aproximó el nazismo en malas intenciones. El resto, lo que vino después, han sido copias tropicalísimas y farfulleras, sin hablar de aquella Europa oriental que se vino abajo como castillo de naipes cuando la Coca Cola y los McDonalds asomaron la nariz en la esquina del Kremlin.

Se ha muerto Olga Ulyanova. En una de esas se encuentra en un lugar mejor. Y no quedan más Lenin a la vista.

Via gacetadecuba.com

No hay comentarios.: