¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, marzo 11, 2011

Otro ejemplo de como los comunistas se devoran a si mismos

La extraña muerte de un escolta de Fidel Castro


Fidel Castro y Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia.Detras de Manuel Fraga a la derecha se puede ver la cara de Ranses Calderio, ex guardaespaldas de Castro

Por el Tte. Coronel Reynaldo Sánchez

Ransés Calderio, escolta de Fidel Castro, muere de un disparo en la cabeza.
A finales de los años ´80 o principios de los ´90 ingresó en la escolta personal de Fidel Castro un joven de unos 28 años llamado Ransés Calderio, llegaba con un buen aval, era buen tirador, tenía buena constitución y preparación física y por demás ostentaba el cinturón negro en Karate del estilo Joshin-Mon de la escuela cubana asesorada por el profesor japonés Hoshi Ikeda.

Yo conocí a Ransés mucho antes, desde su incorporación a la Seguridad Personal y en los grupos de apoyo operativo a la escolta de Castro; particularmente estaba convencido de que Ransés tenía todas las condiciones psíquicas y físicas para realizar un buen trabajo de protección, pero las cosas suceden muchas veces sin esperarlas.

Resulta que Ransés en determinado momento establece una relación amorosa con Mariela, la hija de Raúl Castro, esta relación fue aumentando y después de un tiempo deciden oficializarla y vivir juntos. Mariela toma la decisión de informarle a sus padres sobre Ransés y este a su vez informa al Coronel José Delgado de su noviazco con la hija de Raúl, José está en el deber de informarlo a Fidel y así lo hace y es cuando llegó lo inesperado, la indignación de Castro y Dalia su esposa no se hizo esperar.

Dalia incluso llegó a minifestar en mi presencia que esto “Era una traición a la familia”; y decidieron sacar a Ransés de la escolta de Fidel Castro.
Por otra parte Mariela se mantuvo en sus trece y como a la niñita burguesa no se le puede negar nada, Raúl y Vilma acordaron y dieron su permiso para que los dos jóvenes vivieran juntos en un apartamento muy cerca de la residencia de la familia Castro-Espín de la calle 26 en el barrio del Nuevo Vedado y que Ransés trabajara en la Contrainteligencia atendiendo algunas de las empresas económicas que en esos momentos ya tenía el Ministerio de las Fuerzas Armadas.

Un día de descanso en su apartamento, Ransés recibe una llamada de su mando superior donde le indican que debía presentarse en la Unidad de trabajo pues requerían de sus conocimientos y profesionalidad para arrestar a un individuo extremadamente peligroso y armado, Ransés acude al llamado de sus superiores y parte con otro miembro de la contrainteligencia a efectuar el arresto del “peligroso y armado individuo”. Sucede que cuando Ransés inrrumpe abruptamente en la vivienda del infividuo lo arresta sin mayores problemas pues el señor ni era una persona violenta ni estaba armado como le habían dicho sus superiores, en esos momentos también irrumpe en el apartamento, pistola en mano y presto a disparar el otro miembro de la contrainteligencia que lo acompañaba, Ransés le habla diciéndole que bajara el arma que el individuo no hacía resistencia y ahí mismo se escapa un disparo que “casualmente” le da en la cabeza a Ransés y este muere en el acto.

La noticia de la muerte de Ransés Calderio nos estremeció a todos y cuando nos dieron el informe de la C.I. referente a la extraña muerte de nuestro antiguo compañero, todos sin excepción nos preguntamos si la mano de Raúl Castro no estaba detrás de los acontecimientos. Ninguna de las dos familias quería este romance, ni el individuo era tan peligroso como lo pintaron. A buen entendedor pocas palabras.

Via eichikawa.com

No hay comentarios.: