¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, marzo 31, 2011

La educación franquista sigue vigente en la población española



Así rezaba el Edicto de Granada en 1492 intimando a los judíos a salir de España sin derecho a retorno, caso en el cual serían condenados a muerte. La opción propuesta para salvarse de semejante amenaza era… salvo que acepten bautizarse. Así se concretó la expulsión de muchas familias judías.

Los que decidieron quedarse aceptaron bautizarse y convertirse, pero sobre todas las cosas permitieron que se les robe la identidad, la historia de sus ancestros y el derecho a ser ellos mismos. Y pasaron los años, muchísimos años, a pesar de lo cual muchos españoles aún no han hecho su mea culpa, algo que no cura pero alivia, al estilo de la actitud tomada por el Gobierno alemán.

Más allá del resurgimiento y la remodelación de muchos sitios judíos del país, la mayoría de la población mantiene una aversión tal contra todo lo judío que se puede tildar de antisemitismo en su más alto grado. La educación franquista esta aún vigente en un gran sector de la población, la intolerancia y también la violencia contra todo lo que no entienden y no quieren.

Es extraño sin embargo que se hayan dejado inundar por una inmigración musulmana que cada vez es más numerosa y más fuerte en la Península. Las juderías no han resurgido como forma de reconocimiento a la vida judía en España sino más bien porque es un gran negocio turístico y de esa forma se las explota. Todo lo judío es algo raro y digno de verse, algo que merece dedicarle una visita turística, como quien va a ver una exposición de dinosaurios o de seres de otro planeta que llegaran un día a la tierra.

Los últimos gobiernos que llegaron al poder proclamando su oposición a las ideas y métodos franquistas, mantuvieron de todos modos una línea abiertamente anti judía y anti israelí. Por suerte, en los años recientes aparecieron algunas voces de cordura que se hacen escuchar fuerte cuyo mayor exponente es la periodista Pilar Rahola, quien con su valentía indiscutible pasea por el mundo su posición "políticamente incorrecta'' pero absolutamente verdadera.

También hay debates y programas informativos cuyos periodistas entienden que los ataques sistemáticos que hacen los medios del país contra los judíos deben terminar. Ellos dan a los españoles y al mundo un enfoque diferente al que estaban acostumbrados.

La apertura que supone la red de internet también hace lo suyo. Llegan a muchos españoles otras versiones que las que recibían, con documentación, videos, fotos, documentos. Reciben ese material de amigos de la red.

Lo importante es que uno cree más a los amigos que a los diarios y a los informativos de la TV. En definitiva: los españoles tienen una gran deuda con la comunidad judía, tan grande que no la podría pagar nunca, ni con dinero, ni reintegrando bienes, ni apoyando la causa judía cuando es atacada, ni de ninguna otra forma.

Pero pueden amortizarla, aminorar su deuda con gestos honestos, humanos y verdaderos que respondan a la historia real y al presente que vive la comunidad internacional y dentro de ella Israel, los judíos y España.

Por ello debemos adherirnos a la conmemoración de la expulsión de los judíos de
España del día 31 de marzo de 1492. Una oportunidad para reflexionar y para recordar que debemos hacer todo lo posible para permitir que los judíos, sus hijos y sus nietos, puedan recuperar su historia, la verdad sobre sus familias y en caso de que lo deseen puedan volver a su judaísmo y recobrar todos los derechos al respecto.

Via aurora-israel.co.il

2 comentarios:

lola santana dijo...

España es el resultado de una mezcla de razas y civilizaciones. La verdad que no entiendo porque a veces los españoles resultan ser tan racistas.

José González dijo...

Lola, gracias por el comentario.
Creo que Europa, en general, abunda el antisemitismo, pero en otros paises o regiones del planeta tambien se "cuecen habas".
El racismo esta presente en todos los paises y regiones del planeta, con sus variaciones en dependencia de la cultura y tipos de etnias que habitan esas regiones.

saludos