¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, marzo 31, 2011

Grandes Ligas: 11 cubanos en la temporada beisbolera

Por ALBERTO AGUILA

- Serán en definitiva 11 los jugadores cubanos que comenzarán en los listados oficiales de los equipos de Grandes Ligas cuando arranque este viernes la temporada beisbolera del 2011.



El pitcher cubano Ariel Contreras. Foto de archivo.

La cifra de cubanos (o cubanos de origen) que abrirán en los rósters regulares de la mejor pelota del mundo pudo llegar a 12 si no fuera porque el estelar Kendrys Morales fuera colocado a última hora en la lista de lesionados de los Angelinos de Los Angeles, y tendrá que esperar al menos un par de semanas para demostrar que la lesión de su tobillo es cuestión del pasado.

Otra docena de talentosos peloteros con sangre cubana que trataron afanosamente de hacer el grado como titulares fueron designados para Ligas Menores o finalmente quedaron fuera de las 30 organizaciones que a partir de este viernes se disputarán la supremacía en la Gran Carpa.

Los lanzadores Liván Hernández y José Contreras y el inicialista Juan Miranda irán a verdaderas pruebas de fuego con sus respectivos conjuntos.

Liván, quien encabeza la relación de abridores de los Nacionales de Washington, saldrá a su cuarta apertura en juegos inaugurales, labor que ya hizo entre 2004 y 2006 con los Nacionales y los desaparecidos Expos de Montreal. En la pasada justa ganó 10 con 12 derrotas y efectividad de 3.66 en 33 aperturas, considerada la mejor labor entre todos los pitchers del conjunto capitalino.

“Yo me siento muy bien para esta temporada”, señaló el derecho de 36 años, 15 de ellos en Grandes Ligas. Liván acumula 166 victorias y 163 reveses a su paso por varios equipos, casi todos del viejo circuito.

Como quiera que Liván aparece de primero en el maltrecho staff de serpentineros de los Nacionales, le tocará frecuentemente medirse a los primeros o segundos tiradores de los contrarios, en una labor que puede pronosticarse de bien difícil.

Para el choque de mañana le corresponderá enfrentar a Derek Lowe, otro experimentado derecho de los Bravos de Atlanta que abrirá una campaña por tercera vez y que a sus 37 años es valorado como un excelente serpetinero derecho.

A José Contreras le indicaron hace dos días que será por ahora el cerrador principal de los Filis de Filadelfia, ya que el titular Brad Lidge está lesionado. Se trata de una enorme responsabilidad en un equipo que sale con etiqueta de favorito en la Liga Nacional. El pinareño ya actuó cuatro veces cerrando los partidos el año pasado entre sus 67 presentaciones como relevista, la mayoría de ellas cumplidas con notable eficiencia.

Otro vueltabajero, Juan Miranda, comenzará como primera base regular de los Cascabeles de Arizona después de actuar por tres años con los Yankees de Nueva York. Tendrá que batear lo suficiente si no quiere que utilicen a Russell Branyan, un zurdo con varias lides en sus espaldas, o que llamen a Brandon Allen de Ligas Menores.

En el grupo de regulares aparece también Aroldis Chapman, quien podrá luchar por el premio del Novato del Año. Chapman regresa con los Rojos del Cincinnati en su rol de relevista de séptimo u octavo capítulos, con los latigazos de 97-105 millas que causaron expectación mundial.

Yunieski Betancourt debuta en la Liga Nacional con los Cerveceros de Milwaukee, luego de seis años en la Americana. Betancourt dejó buenos números entre todos los torpederos del 2010 y en el entrenamiento primaveral compilaba hasta el martes para 360, con 18 hits en 50 turnos. Todavía no se sabe bien si los reales de Kansas City lo dejaron ir para no pagarle un poco más de los $3 milllones 300 mil dólares que se agenció la campaña pasada.

Esta justa puede representar mucho para el pitcher Danys Báez, con nueve contiendas en las Mayores. En el 2006 casi no actuó por una operación en su brazo derecho, pero sus desempeños muestran que no es el mismo de sus primeras apariciones con los Indios de Cleveland.

En el 2010 Baéz relevó para los Filis y en 47 capítulos le pegaron 55 inatrapables y regaló 23 boletos con 28 ponchetes, númernos poco alentadores en equipo con tiradores de primera calidad.

Gaby Sánchez, hijo de cubanos nacido en Miami, será una de las atracciones de los Marlins de la Florida, con el precedente de disparar 19 bambinazos y remolcar a 85 corredores en su inicio como regular en primera base en el 2010. En el spring training le ha pegado a la esférica en las mismas costuras y junto a Hanley Ramírez y Mike Stanton, llevará el peso de la ofensiva del conjunto que nuevamente tendrá en las riendas al boricua Edwin Rodríguez.

Los demás compatriotas jugarán en la Liga Americana. Alexei Ramírez, el mejor pagado entre todos los cubanos recién llegados a Grandes Ligas ($32.5 millones), tuvo un año de consagración con los Medias Blancas de Chicago y sólo cabe esperar lo que ha demostrado hasta ahora: constancia y superación.

Yunel Escobar, que tiene muchísimo talento pero ha dado señales de inestabilidad, deberá probar que ha madurado. Escobar quemó al final la liga con los Azulejos de Toronto tras ser canjeado de los Bravos de Atlanta, un equipo donde lució credenciales hasta adueñarse del campo corto, pero no fue capaz de mantener el rigor de un titular.

Y Bryan Peña lo tiene todo por delante con el Kansas City, a quienes les demostró el pasado año que puede ser el receptor de todos los días.

Gio González, el cubanito nacido en Hialeah, vuelve a la rotación de los Atléticos de Oakland, un equipo para el cual rindió on números de consagrado en la pasada contienda: récord de 15-9, con 3.23 en carreras limpias y 171 ponches en 200 innings de actuación. Es su cuarto año en Grandes Ligas y para Gio pudiera ser decisivo para su ascenso hasta la cima de la estelaridad.

Por Kendrys Morales sólo queda cruzar los dedos para que logre retornar sin mayores contratiempos. Sus pruebas inmediatas serán correr y poner a prueba el tobillo lesionado. Todo lo demás está a su favor.

A medio camino quedaron, listos para entrar en cualquier momento de la temporada, Yunieski Maya (Nacionales), Yonder Alonso (Rojos), Dayan Viciedo (Medias Blancas) y tal vez José Iglesias, a quien los Medias Rojas del Boston no quisieron apurar en el campo corto. Todos jugarán en equipos de Triple A hasta que aparezca la oportunidad o demuestren estar a la altura de lo que sus organizaciones necesitan.

El zurdo Raúl Valdés fue otro de los nuestros que quedó fuera de la nómina de los Cardenales de San Luis, a pesar de las buenas demostraciones que tuvo en la campaña anterior y en la pelota invernal de República Dominicana.

Para los que llegaron y los que aspiran a llegar quedan por delante 162 juegos para probar lo que son capaces de hacer sobre el terreno.

Via cafefuerte.com

No hay comentarios.: