¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, marzo 06, 2011

Fernando Trueba: "Cuba no cambia ni de coña"

- El cineasta español Fernando Trueba reafirmó en Miami su amor por la ciudad que ha aclamado sus películas durante 30 años, proclamó su vocación libertaria contra todas las dictaduras y se mostró escéptico con los cambios esperados en Cuba bajo el régimen de Raúl Castro: “Aquello no se mueve ni de coña”.


El cineasta español Fernando Trueba

“Quien haya seguido la historia cubana de las últimas décadas, verá que siempre se repite la ilusión de que algo va a cambiar, pero nunca cambia nada. Es una especie de juego malabarista extraño”, declaró Trueba en una conversación con periodistas en Miami. “Aquello no se mueve ni de coña”.

El laureado cineasta madrileño está en Miami para presentar Chico & Rita, un largometraje de dibujos animados que realizó por darse el gusto de recrear la vida y la música cubanas de los años 40 y 50. La película -galardonada con el Premio Goya 2010- abrió el viernes las cortinas del XXVIII Festival Internacional de Cine de Miami, que se extenderá hasta el 13 de marzo.

Realizada junto al diseñador Javier Mariscal, la cinta relata la historia de amor entre el director de un grupo musical cubano y una sensual cantante, llamada Rita Labelle, e incluye música de Dizzy Gillespie, Nat King Cole, Chano Pozo y Bebo Valdés, a quien está dedicado Chico & Rita.

“Es una película donde puse todas las cosas que más me gustan, es como un compendio de todo lo que yo amo”, contó Trueba, de 55 años. “Es una historia de amor entre La Habana y Nueva York, un bolero, una película llena de música, de romanticismo…”

El filme se rodó en locaciones de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, en las afueras de La Habana. El proyecto tomó más de seis años de trabajo, con un presupuesto de 10 millones de euros.

Trueba asistió el pasado diciembre a la presentación de Chico & Rita en el XXXII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Dice que su paso por la capital cubana le produjo una profunda tristeza al ver el deterioro arquitectónico de la ciudad, “con aquellas casas tan hermosas cayéndose a trozos”.

Feliz en Miami

El cineasta confesó que se siente feliz presentando Chico & Rita en Miami, porque hay una recreación de la Cuba de los años 40 y 50 que probablemente sea mejor apreciada aquí que en ningún otro lugar del mundo.

“He intentado hacer un regalo al espectador con esta película, como cuando invitas a unos amigos a cenar, compras en el mercado todos los ingredientes y te pasas dos días cocinando. Está hecha con mucho amor”, añadió el realizador.

Identificado profundamente con la cultura cubana, su música y sus protagonistas, Trueba aprovechó la ocasión para exaltar al nonanegenario pianista Bebo Valdés, con quien ha colaborado en numerosos proyectos musicales y cinematográficos desde el 2000.

“Bebo Valdés es mi padre, mi hermano, mi amigo, mi maestro… En estos 10 años he intentado aprender algo de él. Es una persona tan modesta, tan justa, tan bondadosa, tan profesional que resulta conmovedora. Es un ser humano fuera de serie. Es de una integridad moral y a todos los niveles increíble. De Bebo solo se puede aprender. Solo se te pueden pegar cosas buenas. Espero se me haya pegado algo”, expresó el creador de Calle 54.

Y de paso lanzó unos cuantos dardos contra el sistema político imperante en la isla.

“Nunca he apoyado al castrismo, al contrario, estaba yo en la universidad y ya en aquella época que era la época de Franco y casi todo el mundo estaba a favor de la revolución cubana, pues desde aquella época yo no tenía simpatías por ella”, comentó Trueba, que en no pocas ocasiones ha sido firmante y promotor de cartas de denuncia contra el régimen cubano.

Las dictaduras no tienen ideología

Trueba fustigó los regímenes dictatoriales al margen de la tendencia política que defiendan.

“A mí todas las dictaduras me han parecido siempre horrorosas, quizás porque nací y crecí en una… No me gusta ninguna, ni de izquierda ni de derecha”, aseveró. “Las dictataduras no tienen ideología, pues las ideologías solo existen donde hay libertad, y donde pueda haber una discusión y cada uno pueda exponer sus ideas. Cuando hay una dictadura no existen ideas, solo un señor que manda”.

Recordando las múltiples exhortaciones internacionales para que Cuba se encauce por la vía democrática, Trueba recordó que tanto el gobierno español como la Unión Europea llevan largos años intentanto de que “pase algo” en la isla.

“Pero cuando hay una dictadura no pasa nada nunca hasta que la dictadura no cambia o no cae”, sentenció.

Trueba es un declarado admirador de Miami, adonde llegó por primera vez en 1981 para presentar su película Opera prima. El festival miamense fue la plataforma para su lanzamiento y aceptación en el mercado norteamericano, lo que consagraría años después con el Oscar obtenido por Belle Epoque (1992).

En Miami filmaría en 1995 la comedia romántica Two Much, con Antonio Banderas, Melanie Griffith y Daryl Hannah.

“Amo mucho a esta ciudad, tengo muchos amigos y he pasado mucho tiempo aquí”, manifestó. “Es una ciudad con una mezcla de culturas, de lenguas, de cosas, en la que podría vivir perfectamente”.

Trueba declaró que espera poder rodar este año un proyecto realizado en colaboración con el célebre guinista francés Jean Claude Carriere y que se remonta a la Francia ocupada por los nazis en 1943.

Via cafefuerte.com

No hay comentarios.: