¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, marzo 27, 2011

Evo Morales se desespera: Lleva a Chile a los tribunales


Nota del bloguista: Es saludable mencionar a países sin salida al mar como Suiza o Austria los cuales tienen un alto desarrollo y no se gastan un centavo en lloriquear por las esquinas del globo su "enclaustramiento". Como también exísten otros como Cuba o Madagascar los cuales tienen todas las posibilidades "marinas" existentes hoy en día y son pobres y miserables. El asunto no es una "salida al mar" sino el sistema socialista aplicado a Bolivia, entre otros, que les impide sostener una economia libre de mercado administrada por un sistema de derecho.

Desesperado por su baja popularidad, Evo Morales busca ahora "unir" a Bolivia llevando a Chile a los tribunales por una salida al mar.

Martín Higueras / Iberoamérica

De la misma manera en que los regímenes autoritarios apelan al patriotismo y nacionalismo para calmar los ánimos de su población y buscar unir al país en una sola voz -ocurrió en la dictadura Argentina con el Mundial de fútbol de 1978 y la Guerra de las Malvinas- Evo Morales ha retomado una petición histórica de Bolivia: la salida al mar.

Durante la ceremonia por el 132 aniversario del Día del Mar, el presidente boliviano –y también bolivariano por ser parte del círculo de Chávez- señaló que "la comunidad internacional debe entender que ha llegado el momento de que esta inmensa herida que tenemos los bolivianos por nuestro enclaustramiento marítimo se cierre con un fallo justo que devuelva la cualidad marítima a nuestro país". En este sentido, advirtió de que acudirá "a los tribunales internacionales demandando el derecho a una salida libre y soberana al océano Pacífico".

El presidente boliviano pidió en febrero a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, que su propuesta para obtener una salida soberana al mar se publicara antes del 23 de marzo. "A pesar de los 132 años de esfuerzo y diálogo, Bolivia no tiene una salida soberana al Pacífico y frente a esta realidad es necesario dar un paso histórico por la esperanza y bienestar de los bolivianos", apuntó.

Bolivia dejó de tener salida al mar en la Guerra del Pacífico (1879-1883) donde se enfrentó a Chile y a la que se unió también Perú, país que también cayó derrotado y que perdió una importante porción de su territorio en la zona sur. Desde entonces, los vínculos entre Chile y Bolivia se han centrado constantemente en este asunto y sus relaciones han estado suspendidas desde hace ya varias décadas. A Bolivia, la guerra le costó la pérdida del departamento Litoral, con 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados.

Los pasos desde La Paz

Para que el proceso tenga validez, el Congreso boliviano anunció este jueves que discutirá una ley para ratificar el "Pacto de Bogotá" de 1948, que reconoce la jurisdicción de la Corte de La Haya, instancia a la que podría ir Bolivia para demandar a Chile esa salida al mar.

El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Héctor Arce, dijo que el Pacto de Bogotá "abre la posibilidad para explorar la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya del Sistema de Naciones Unidas como una instancia a la cual, entre otras, el Estado boliviano podría recurrir". Morales instó al Congreso a que apruebe "a la brevedad posible" todos los tratados y convenios internacionales que posibiliten el mencionado reclamo jurídico.

Reacciones desde Chile

Aunque Morales anunció que dará este paso "sin abandonar jamás el diálogo directo, franco y sincero con Chile", el presidente de ese país, Sebastián Piñera, replicó que recurrir a un tribunal no es compatible con el diálogo: "Las declaraciones del presidente Morales, incluyendo su intención de acudir ante Tribunales u organismos internacionales para su aspiración reivindicatoria, territorial y marítima constituyen un serio obstáculo para las relaciones entre ambos países y no se condicen ni con la letra ni con el espíritu del tratado de 1904".

Además, agregó que "esas declaraciones se apartan de los términos acordados en los múltiples encuentros de trabajo y acuerdos alcanzados entre ambos Gobiernos y comprometen el acuerdo alcanzado en diciembre pasado entre los presidentes de Chile y Bolivia para reforzar las relaciones bilaterales mediante la creación de un grupo de trabajo encabezado por los ministros de Relaciones Exteriores". Piñera aseguró que tras este paso, "Bolivia no puede pretender un diálogo directo, franco y sincero".

Por su parte, el senador opositor chileno Jorge Pizarro declaró que "Chile no va a entregar soberanía. Por lo tanto, para construir una fórmula distinta que concilie varios intereses se requiere mucha confianza, diálogo político y generosidad y no se puede hacer de manera unilateral, por un lado pidiendo una cosa y por otro golpeando de una manera que no corresponde". Mientras que el oficialista Hernán Larraín dijo que "Bolivia debe salir de esta ambigüedad de que un día se sienta a conversar y ve cuánto podemos avanzar dentro de lo posible y al día siguiente, por presiones internas, contradice esa postura amenazando con ir a los tribunales en el ámbito internacional."

Via libertaddigital.com

No hay comentarios.: