¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, marzo 31, 2011

El juicio de El Paso, Texas



Ayer terminó de prestar testimonio Roberto Hernández del Llano (foto a la izquierda), que según la opinión de expertos independientes desbarató por completo el testimonio anterior de su tocayo el Tte Coronel castrista Roberto Hernández Caballero.

Hernández Del Llano, como un ex oficial de la Inteligencia castrista, afirmó al jurado que la dependencia de espionaje de su país tenía un departamento especial que buscaba asesinar a los enemigos del gobierno comunista,y que que el ex-agente de la CIA Luis Posada Carriles, figuraba entre los objetivos principales de ese aparato de espionaje.

Dijo además que una rama especial de la seguridad del Estado se enfoca en los exiliados cubanos que se oponen al gobierno de la isla, y tenía la misión de “liquidar” a Posada Carriles.

Contrario a las predicciones del abogado devenido en periodista José Pertierra, en Cubadebate y de Emilio Ichikawa en su blog, que afirmaban que Hernández del Llano iba a estar en problemas cuando el fiscal le preguntase por qué no había dicho nada de que fue detenido, maltratado y torturado por Hernández Caballero, en su solicitud de asilo, el fiscal no se atrevió a preguntar, porque existen los documentos probatorios de que eso sí está mencionado desde el año 2007, cuando Hernández del Llano hizo su solicitud de asilo político en los EE.UU.

Según apunta el mismo Pertierra: "Antes del testimonio, el fiscal Jerome Teresinski protestó inútilmente ante la Jueza Kathleen Cardone. Le recordó que la jueza anteriormente había dictaminado que no permitiría que Cuba sea juzgada en El Paso. 'Este caso es sobre los delitos de Luis Posada Carriles', dijo el fiscal. La jueza respondió, 'Yo he decidido que el gobierno de Cuba no está siendo procesado aquí, pero permitiré el testimonio del testigo. A medida que proceda el interrogatorio, usted puede protestar a la pregunta y decidiré si permito la respuesta'.

Sabiendo que, por el agujero legal que abrió la jueza cabe un elefante, Teresinski volvió a insistir. ‘Su Señoría, no es que quiera ser quisquilloso…’ La risa del abogado defensor despertó la ira de Teresinski y—sin terminar la frase anterior—el fiscal le dijo a la jueza: ‘No le veo la gracia a esto. La conducta del abogado de Posada Carriles es asombrosa. Es falta de profesionalismo por su parte’. La jueza trató de calmarlo pero Teresinski se pasó el resto del día encolerizado. Cada presunta que el abogado de Posada Carriles le hizo al testigo fue puntuada por una fuerte queja de Teresinski. La jueza rechazó casi todas las protestas del fiscal”.




La actuación del principal abogado defensor de Luis Posada Carriles, Arturo Hernández, (foto de la izquierda) ha alcanzado ribetes de sensacional, por la destreza desplegada y su respeto a la jueza que preside el caso y a los procedimientos legales, sin dejar de pelear porque la verdad resplandezca por sobre todo el andamiaje montado por la fiscalía, que ha contado con la ayuda de chivatos a sueldo como Gilberto Abascal; periodistas totalmente parcializados como Ann Louise Bardach y esbirros de la tiranía castrista, como El Tte. coronel Roberto Hernandez Caballero.

Arturo condujo los interrogatorios, tanto a los testigos de la fiscalía, como los de la defensa, de una manera magistral formulándole las preguntas adecuadas.

En la audiencia de ayer el fiscar Jerome Teresinki, le preguntó al testigo Roberto Hernández del Llano: -"¿Cuanto le pagan a usted por esto?", a lo que el testigo de la defensa respondió claro y alto: -"A mi nadie me paga. Esto lo hago yo, para descaracterizar a una persona que vino aquí, mandada por por un mal gobierno a decir mentiras".

Tal y como nos comentara el Dr. Luis Conte Agüero, conversando sobre la comparecencia de estos dos testigos que a pesar de llevar el mismo nombre y primer apellido, actuaron tan diferente. Nos dijo Luis Conte, utilizando ese lenguaje lleno de símiles que él tan bien maneja: "Del Llano se elevó a las alturas de las montañas, mientras que Caballero descendió a los más bajos estratos de la bajeza y del fango, que es la negación absoluta de la caballerosidad".




En la crónica de ayer hablamos del experto forense que testificó que el turista italiano Di Celmo, murió por culpa de las autoridades cubanas y su incompetencia, pero omitimos su nombre. Este se nombra Ronald K Wrigth y tiene un excelente record no solo como forense sino como experto testigo sobre estos casos en importante juicios celebrados.( Su foto, a la izquierda)

El juicio ha de continuar hoy con la presentación de otros testigos de la defensa y se espera que las audiencias terminen la semana próxima.

Via nuevoaccion.com

No hay comentarios.: