¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, febrero 11, 2011

La ofensiva comunista a toda marcha...A pararla !!!



Por José Sánchez-Boudy

De las últimas conclusiones del gobierno actual de Estados Unidos al comunismo cubano se han escrito magníficas cartas denunciándolas y mostrando su fin,.cartas al director de este rotativo; han señalado los fines que las medidas de los liberales norteamericanos aliados, como siempre, a las izquierdas, se proponen: el salvar a Cuba Comunista del colapso que ya se vislumbra. Se han escrito, además, enjundiosos trabajos que desnudan el apoyo al asesinato castrocomunista.

Quiero añadir algunas ideas sobre el hecho. De entrada hay que darse cuenta que el comunismo está en un ataque despiadado contra la Civilización Democrática Cristiana. Se pretende borrar al Mundo de Occidente. Destruir su construcción y supervivencia. No es sólo un ataque a fondo contra los Estados Unidos sino contra todo Occidente. Y esto hay que pararlo.



Hay que luchar sin tregua hasta destruir al sistema cubano y al chavista, que es su punta de lanza en América Latina. Como no pudieron los comunistas cubanos, con las guerrillas de todo tipo, apoderarse de América, lo están haciendo a través de Hugo Chávez y la organización creada por éste: el ALBA. Repito que hay que derrotar a fondo tanto a Castro como a Chávez; el creer que éste es un idiota es un craso error, porque no lo pusieron ahí para desplegar inteligencia sino la sumisión, y que siguiera al pie de la letra –como lo está haciendo- las instrucciones que le dan: hacer avanzar el comunismo por toda América Latina partiendo desde Venezuela. Y este es el objetivo de la ofensiva comunista: cercar a Estados Unidos, volver a estremecerlo dentro, como se hizo cuando la Guerra de Vietnam, con la sublevación estudiantil, colmada de rebelión y droga (estrategia inventada en muchos casos por profesores de “altura”) estructurando así la llamada “Contracultura”. Se trató por todos los medios de destruir este único baluarte, con capacidad suficiente para salvar de la hecatombe al Mundo de Occidente.

El comunismo no ha muerto. Ni el afán ruso por conquistar al mundo. Ambos fueron apoyados por el pueblo ruso (la llamada Unión Soviética), y lo siguen apoyando. Los comunistas buscan el imperio, y ese imperio, como han dicho los historiadores rusos y nuestros cubanos de esta época, de estos días, y son quienes pueden ilustrarnos sobre esto abundantemente, sobre lo que se trae entre manos el comunismo, como los del Dr. Angel Cuadra y otros hermanos que han dejado artículos formidables, el de Angelito, que tituló “De la nueva política hacia Cuba”. Con todos estos artículos se puede hacer una buena Mesa Redonda, y con las citadas cartas al director.

En esta política hay puntos muy interesantes. Por ejemplo: Su fin no es sólo salvar económicamente al régimen y perpetuarlo, sino hacer ver al mundo que cuba es “un país estable”, bien gobernado, sin problemas. Que el pueblo cubano es un pueblo feliz.

Si ustedes ven las fotografías de barcos cargados de turistas llegando a Cuba observen que son preciosas. Son preciosas porque se quieren hacer ver que la isla no es un infierno castrocomunista, sino que la vida en Cuba es una preciosidad y que se puede ir allá a disfrutar deliciosamente unas gratas vacaciones. Una mentira más de los que quieren la permanencia de ese régimen.

Estamos peleando contra el mundo entero, que ignora la realidad, o no la ignora y calla y sostiene estas patrañas.

Del ataque comunista que en estos momentos se lanzan en la forma que digo, el mundo guarda silencio sin comprender que el día que se fraccione a Estados Unidos el orbe estallará en pedazos, desaparecerá nuestra religión cristiana, y los derechos del hombre y del ciudadano (dos cosas distintas). Haré un artículo sobre esto, que nos explicó hasta la saciedad el Dr. Lavín, un mago de la Teoría General del Estado, que nos explicó cuando estudiábamos Derecho con profesores de una talla que llegaban al cielo, casi todos ellos.

La conjura contra la patria cubana se acrecienta y hay que volver en la lucha a los años activos del Exilio Histórico contra el comunismo, contra el castrismo. Hay que hacer lo que indica el libro de Carlos M. González: “Destruyan a Castro. Salven a Latinoamérica. Terminen la inconclusa invasión de Bahía de Cochinos”. Como decía un cubano muy de pueblo, muy luchador, en días pasados: “No confiar en nadie. Nos van a vender un lechón en tarima”.

¿Recuerdan ustedes la Navidad, aquella de todo el Exilio Histórico en la patria, y los lechones abiertos a la mitad, en las tarimas, en venta? Hay que continuar la lucha sin desfallecer, y denunciar –venga de donde venga- todo lo que ayude al castrocomunismo. Y vigilar al ejecutivo, que parece bobo, pero sabe a donde va: a pactar y ponernos “en la tarima”.

Via diariolasamericas.com

No hay comentarios.: