¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, febrero 07, 2011

Hay que informarse sobre la situacion internacional



Editorial de Diario Las Americas

Para saber opinar sobre los complicados problemas políticos internacionales del momento, es preciso que una importante cantidad de personas se preocupe por leer y oír sobre estos problemas para aprender, aunque no se llegue a los niveles de una cátedra. La importancia de que mucha gente sepa lo que está ocurriendo radica en el hecho de que en las naciones democráticas la opinión popular gravita en forma más o menos significativa en las decisiones de los que ostentan el poder público o los que influyen en la vida nacional desde el campo de los particulares.

En la medida en que estos problemas internacionales son más complejos, como está ocurriendo en estos momentos en el caso de Egipto y la zona adyacente, es conveniente que haya mucha gente que no sólo sepa dónde está geográficamente ubicado Egipto sino que también conozcan las características culturales y temperamentales de ese pueblo, así como sus ambiciones estratégicas. Además, debe saberse mucho de lo relacionado con la zona regional que en muchos aspectos constituye – hablando en términos generales – una unidad para ciertos propósitos e intereses. De esa manera, las tertulias familiares o de grupo son relativamente positivas porque quienes hablan u oyen disponen de ciertos conocimientos que les permiten entender el problema que se plantea o se discute. En el campo democrático, estas conversaciones familiares y de grupo – no necesariamente conferencias especiales – son importantes y hasta llegan a ser valiosas en determinadas circunstancias.

Naturalmente, hay que evitar que opiniones absurdas, provenientes del campo de la ignorancia, prevalezcan en el debate público o en esas conversaciones de grupo, por falta de que alguien, con conocimiento de causa, ponga las ideas y las opiniones en el lugar correspondiente a la sensatez.

Corresponde a los órganos de información pública, desde luego, instruir y orientar a los particulares, a la comunidad en general, para que se sepa lo que está ocurriendo, por qué ocurre y desde cuándo, para poder encontrar una opinión equilibrada sobre estos temas que, como el actual del mundo árabe, son de gran significación y gravedad. No se trata de que cada reunión de amigos sea una cátedra de materia política o de historia. De lo que se trata es que se aproveche el tiempo y la reunión – dentro de la relatividad de las circunstancias – para conocer problemas que son objeto de la preocupación mundial.

Via diariolasamericas.com

No hay comentarios.: