¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, febrero 11, 2011

Comunismo en fotos, XIII Parte



Los Jemeres Rojos (1975-1979)

La furia homicida de los Jemeres Rojos iba dirigida contra toda la sociedad. Todo el que llevaba gafas fue ejecutado porque los líderes comunistas daban por hecho que era un intelectual y un cosmopolita. Parecida suerte corrieron los católicos, muchas veces ejecutados mediante crucifixión en la selva siamesa tal y como se ve en la foto.




El genocidio tibetano (1950-actualidad)

En 1950 el Ejército Popular Chino invadió el Tibet. La agricultura fue colectivizada, los monasterios budistas destruidos y la disidencia severamente perseguida y castigada. Se calcula que entre uno y dos millones de tibetanos han sido asesinados, hechos presos y torturados por las tropas y la policía china. A las bajas humanas hay que sumarle el genocidio cultural y la repoblación intensiva por parte de granjeros chinos.




Hambruna de Etiopía (1984-1985)

El líder comunista Haile Mengistu Mariam se hizo con Etiopía en 1977. Recibió cuantiosa ayuda por parte de la URSS, Cuba y la RDA, que empleó en iniciar una guerra contra Somalia, otra contra Eritrea y en desatar el conocido como "Terror rojo etíope", que costó la vida a varios miles de personas. Las colectivizaciones posteriores provocaron una hambruna que se hizo muy famosa en occidente a mediados de los años 80. El dinero que Mengistu recibió de los odiados países capitalistas se fue en más armas y en blindarle al frente del poder. Hoy Mengistu sigue vivo y ha sido condenado a prisión perpetua por genocidio. Pena que nunca cumplirá porque vive refugiado en Zimbabue al abrigo de Robert Mugabe.





Hambruna de Corea del Norte (1995-1997)

Tras el colapso del Imperio Soviético los pocos países que permanecieron fieles a la ortodoxia comunista, básicamente Cuba y Corea del Norte, hubieron de enfrentarse solos a los desmanes de sus respectivos Gobiernos. En Corea se desató una espantosa hambruna que acabó con el 10% de la población del país, unos dos millones de habitantes, en su mayoría niños y ancianos. A lo largo de todo el siglo XX y parte del XXI la ideología comunista ha estado detrás de la muerte de más de 100 millones de seres humanos... y contando.

Via libertaddigital.com

No hay comentarios.: