¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, febrero 04, 2011

Comunismo en fotos, XII Parte



Primavera de Praga - 1968

En 1968 Checoslovaquia trató de desligarse pacíficamente del bloque del comunista del este de Europa. El Gobierno de Leonidas Breznev lo impidió ordenando una invasión combinada de tropas soviéticas, polacas, húngaras y búlgaras. Se estima que medio millón de efectivos ocuparon el país durante el verano de aquel año. Muchos checoslovacos opusieron resistencia a la invasión efectuada con carros de combate sin más armas que sus propias manos. Más de 100 checoslovacos murieron en los combates callejeros.





Los Jemeres Rojos (1975-1979)

La madre de todas las barbaries comunistas no tuvo lugar ni en Rusia ni en China, sino en la remota Camboya. Durante los años en los que gobernó Pol Pot y sus infames jemeres rojos se asesinó a unos 2 millones de personas de todas las maneras imaginables. "Basta un millón de buenos revolucionarios para el país que nosotros construimos" decía Pol Pot, el resto se podía prescindir.





Los Jemeres Rojos (1975-1979)

Los comunistas camboyanos que pretendían "purificar" el país del corrupto capitalismo, empezaron vaciando las ciudades. Se puso a toda la población a cultivar la tierra en condiciones infrahumanas, sometida a privaciones, torturas y continuas ejecuciones por parte de los guardias rojos. En torno al 20% de la población de Camboya pereció durante el experimento revolucionario. Pol Pot tiene el dudoso honor de haber sido el responsable de llevar el marxismo-leninismo a su máxima y más pura expresión práctica.

Via libertaddigital.com

No hay comentarios.: