¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, febrero 09, 2011

Comienza la carrera de Ortega para perpetuarse en Nicaragua


Ortega busca su sexta candidatura. | EFE

Los sandinistas inician su campaña para imponer a Daniel Ortega como candidato para las elecciones de noviembre en Nicaragua, pese a la ilegalidad.

Martín Higueras / Iberoamérica

Dentro del plan probablemente diseñado desde Caracas por Hugo Chávez para mantener su ideología bolivariana en la región, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha comenzado ya sus actividades en toda Nicaragua para lanzar a Daniel Ortega –sería su sexta candidatura desde 1984- para su reelección en las presidenciales que se celebrarán el próximo 6 de noviembre pese a que las leyes prohíben al presidente permanecer dos periodos consecutivos.

Concretamente, la Constitución de Nicaragua señala en su artículo 147 que "no podrá ser candidato a Presidente ni Vicepresidente de la República (…) el que ejerciere o hubiere ejercido en propiedad la Presidencia de la República en cualquier tiempo del período en que se efectúa la elección para el período siguiente, ni el que la hubiere ejercido por dos períodos presidenciales". Esto, sin lugar a dudas, descalificaría a Ortega para ser proclamado candidato, una situación que los sandinistas -gracias a un aparato del estado completamente diseñado para tal fín- se encargarán de ignorar. Incluso la Suprema Corte, con magistrados de facto y jueces sustitutos designados desde la presidencia, emitió un fallo declarando "inaplicable" ese artículo en la situación de Ortega, algo que nadie nunca entendió con claridad.

Son ya muchas las voces que han protestado ante esta iniciativa ilegal. Moisés Hassan, ex miembro de la Junta de Reconstrucción Nacional en los años ochenta, señaló al diario La Prensa que "el país no aceptaría una reelección de Ortega, pues eso traería violencia, atraso, más sufrimiento y sería desastroso" y agregó que "Ortega debe recordar cuál fue la motivación de muchos jóvenes para derrocar a la dictadura somocista, y en mi caso fue sentir que estábamos siendo manoseados".

Incluso señala que hay interesantes comparaciones entre el presidente y Somoza: "Hay bastante similitud con su voracidad, su afán de poder y en su intento de crear una dinastía. También hay un irrespeto a las leyes, nada más que Ortega es más desvergonzado y los que le sirven tienen menos pudor que los que le servían a Somoza". Además, el actual lema de campaña sandinista es "con todos y por el bien de todos" mientras que el de 1967 fue "Somoza sí, por el bien de todos". ¿Coincidencia? Finalmente, Hassan apunta que "si somos borregos y doblamos la nuca, merecemos estar tragando todos los días a este sinvergüenza y todas sus canalladas".

Por su parte, el comandante Henry Ruiz -que acompañó a Ortega en la lucha armada- declaró El Nuevo Diario que "el que vive violando la ley termina siendo un delincuente. Lo digo con la misma convicción que me llevó a tomar el camino de las armas contra Somoza". Agregó además "Ortega sabe perfectamente que se está comportando como un delincuente, porque el artículo 147 está tasado desde que él comienza a intentar su reelección. Él sabía que era su último juego, entonces, con sus dados cargados piensa que si gana modificará la Constitución, y por eso comienza a ensayar varias cosas, entre ellos, el parlamentarismo y un montón de inventos. Detrás de eso estaba su afán de reelección y comienza su campaña de manera temprana".

Pero Ruiz no es el único ex compañero que se expresa en esos términos. Otra combatiente de la época –del Movimiento Renovador Sandinista-, Dora María Téllez, dijo que "nadie se está tragando la candidatura ilegal de Ortega y se debe poner un límite. Además, el congreso sandinista estará incurriendo en una ilegalidad y todo el que bendiga la candidatura de Ortega, estará en contra de la Constitución Política de Nicaragua" y recordó que aunque "la candidatura de Ortega en 2006 no era simpática políticamente, pero legal", ahora "la de este año viola todos los principios democráticos".

Para evitar todos estos inconvenientes, la maquinaria sandinista ya ha comenzado a trabajar y a lo largo de toda Nicaragua ha dado los primeros pasos para que Ortega sea proclamado como único posible candidato, algo que según ellos, podría darle legitimidad, pese a la clara y evidente violación constitucional. De hecho, se espera que eso suceda el próximo fin de semana, cuando se celebre el congreso del FSLN.

Via libertaddigital.com

No hay comentarios.: