¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, enero 18, 2011

Un nuevo libro de Enrique Ros



Por Guillermo Cabrera Leiva

Estamos en presencia de un escritor excepcional, uno que ha sabido poner en manos del lector contemporáneo temas que son, no solamente de interés para el exilio cubano, sino para los que no siendo cubanos se interesan en las cosas de América y en los que han sido protagonistas de su historia.

El libro que aquí reseñamos lleva por título “Cuba, Mambises nacidos en otras Tierras”, y describe a numerosos extranjeros que vinieron a Cuba a servir en la lucha por su independencia de España.

Hace años que publicamos en este Diario algunos artículos sobre el Grito de Yara, y citábamos a varios sudamericanos que combatían del lado de los insurgentes. Pero leyendo este libro de Ros advertimos que fueron muchos los extranjeros que se incorporaron a las filas insurrectas, tanto en la Guerra de los Diez Años como en la Guerra de Independencia, muchos de ellos desconocidos u olvidados por los historiadores.

Ros va diciéndonos, a través de las 308 páginas del libro, quiénes venidos de otras latitudes se incorporaron a la lucha, en qué momento lo hicieron o en qué expedición llegaron. Este rastreo de nombres y circunstancias es, evidentemente, el factor más digno de aplauso de la obra. Siempre me pregunto cómo hace Ros, en medio del ajetreo en que vivimos, para disponer de tiempo y realizar la hazaña de articular trece capítulos llenos de información novedosa, muchas veces inédita, o cargada de datos y referencias sorprendentes.

Ya nos sabemos de memoria que Máximo Gómez y Narciso López, dominicano el uno y venezolano el otro, fueron las dos figuras extranjeras más nombradas en los anales de las dos guerras.

Enrique Ros enumera, en una lista parcial que aparece al final del libro, a 56 venezolanos –el número mayor de extranjeros que pelearon en la Isla contra España-- y a 20 dominicanos. Le siguen en número los norteamericanos, que Ros fija en 17, y tras ellos vienen los mejicanos, con 12 combatientes, y Colombia, con 5.

Pero los datos más novedosos son los referentes a los “mambises” españoles y chinos. Los españoles, por supuesto, debido a que eran súbditos de la nación contra la cual combatían los cubanos. El catalán José Miró Argenter es quizás la figura más prominente de ese grupo, que Ros describe con detenimiento.

Esperamos que Ros nos dé el regalo de un segundo tomo de esta obra, donde nos hable de otros extranjeros que se hicieron presentes en la manigua cubana, y que contribuyeron con su esfuerzo a fortalecer las fuerzas mambisas.

En este libro hay referencias muy interesantes sobre las expediciones que permitieron la prolongación de la lucha, y que trajeron a buen número de extranjeros a combatir junto a los cubanos. En este aspecto, también esperamos que Ros nos deleite con un libro dedicado totalmente a describir esa importante faceta de las guerras cubanas.

Via diariolasamericas.com

No hay comentarios.: