¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, enero 19, 2011

Posada Carriles puede ser torturado de regresar a Cuba, segun testimonio judicial



El Departamento de Justicia de Estados Unidos determinó que en 2005 que el anticastrista Luis Posada Carriles enfrentaba peligro de ser torturado si lo deportaban a Cuba o Venezuela, según el testimonio de una abogada.

La abogada de inmigración Gina Garrett-Jackson reconoció hoy de nuevo que esa agencia gubernamental también sabía que Posada Carriles no reunía los requisitos para el asilo político cuando acudió a entrevistas con funcionarios para realizar el trámite.

Garrett-Jackson testificó en el cuarto día del juicio contra el ex agente de la CIA en un tribunal de El Paso (Texas) donde es juzgado por 11 cargos por supuesto fraude, obstrucción de procesos, perjurio y falsas declaraciones en su petición de asilo y ciudadanía.

La defensa del anticastrista, de 82 años, intenta probar que el Gobierno estadounidense aún teniendo conocimiento de la situación del cubanovenezolano le permitió iniciar el proceso y declarar en 2005.

Ante preguntas del abogado Felipe Millán, uno de los letrados de Posada Carriles, Garrett-Jackson aceptó que existían otras vías legales que el acusado pudo utilizar para permanecer en Estados Unidos sin tener que declarar en audiencias de Inmigración.

El Departamento de Justicia, precisó la testigo, tenía conocimiento de otros recursos a los que Posada Carriles podía recurrir para detener su deportación y el juez de inmigración William Abbott le permitió seguir adelante con el proceso de asilo, a insistencia del solicitante.

Posada Carriles tiene una orden de deportación en su contra, pero el juez Abbott, también de El Paso, la difirió en 2005 invocando la Convención Internacional de Protección contra la Tortura.

Garrett-Jackson estuvo a cargo de revisar el historial migratorio y la solicitud de asilo político de Posada Carriles, a quien Cuba y Venezuela acusan de actos terroristas.

Venezuela ha solicitado a Estados Unidos su extradición por la voladura en 1976 de un avión de Cubana de Aviación en el que murieron 73 personas.

El cubanovenezolano fue condenado por posesión de armas y uso de documentos falsos después de que el Gobierno de Cuba denunciara que planeaban un atentado contra el dictador Fidel Castro durante la X Cumbre Iberoamericana, que se celebró en el año 2000 en ese país.

Durante las audiencias de asilo político, celebradas a finales de agosto de 2005, Posada Carriles testificó que no tenía ningún vínculo con los atentados con explosivos a instalaciones turísticas de Cuba en 1997, en los que falleció un turista italiano.

La Fiscalía Federal ha dicho que presuntamente mintió y en ello basa las acusaciones de perjurio contra Posada Carriles.

Los fiscales encargados del caso buscan probar que el anticastrista habría reconocido solicitar a personas llevar bombas a Cuba, plantarlas en hoteles, restaurantes y centros turísticos y hacerlas estallar.

Para ello han citado a declarar a la periodista estadounidense Ann Louis Bardach que publicó en 1998 una entrevista donde el anticastrista presuntamente reconoce su participación en los ataques en La Habana.

Posada Carriles enfrenta también cargos por supuesto fraude migratorio y mentir en su solicitud de ciudadanía al declarar que ingresó como indocumentado por la frontera entre Matamoros (México) y Brownsville (Texas).

El Gobierno estadounidense asegura que ingresó por Miami, vía marítima con la ayuda de otros exiliados cubanos.

Via gacetadecuba.com

No hay comentarios.: