¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, enero 14, 2011

La asfixiante realidad de Cuba



GDC, enero 14 - En Cuba, a pesar de los anunciados cambios económicos, se sigue perpetuando día a día una política de intolerancia y terror que en nada ha variado, a pesar de las expectativas creadas en ciertos sectores de que tiempos mejores se acercan. El reportero independiente Javier Sol reportó para la agencia Cubanet que en el céntrico municipio de Lajas, la policía política, esa que resguarda el status quo reinante, está acosando a campesinos, acusándolos de la pérdida de ganado mayor en la zona.

El régimen de la isla prohíbe el sacrificio de ganado vacuno a sus propietarios, que al final no son dueños de los animales, sino simples administradores que velan por la producción de leche. A pesar de este tipo de políticas, en Cuba la producción de productos lácteos es escasísima y la asignación de leche es de un litro por cada niño menor de siete años. Ante la desaparición de vacas y terneros, la policía sospecha que los campesinos registrados como propietarios de reses están sacrificando por sí mismos a los animales para luego vender su carne a precios elevados en el mercado negro.

Cualquiera que sea encontrado culpable del delito de hurto y sacrificio de ganado mayor cumplirá sanción carcelaria en las ya célebres prisiones de la isla. AMP, residente en Colón, Matanzas, sufrió dos años de prisión cuando con un grupo de amigos lo animó a participar en una de estas cacerías. AMP pensó que el dinero no le vendría mal y que le serviría para sobrevivir durante unas semanas en La Habana, mientras estudiaba en la CUJAE la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones, según dijo a Gaceta de Cuba. Corrían los años 90 y a AMP se le tronchó la vida tras cumplir condena. No es un caso aislado. Son miles quienes han sido castigados con penas de cárceles por este motivo. La población presidiaria de Cuba es de las más altas del mundo, pues a pesar de que la ilegalidad es tolerada, casi todo se enmarca dentro de lo prohibido.

A los campesinos lajeños, dice Sol, se les está imponiendo multas de 500 pesos cubanos y se les amenaza con decomisarle sus reducidos espacios de tierra. Todo ello sin haber sido hallados culpables de ningún delito.
Por otra parte Carlos Ríos Otero reporta desde La Habana que una vieja integrante de los Comités de la Revolución y de la Federación de Mujeres Cubanas, renunció a cargos en ambos órganos oficialistas. Según reporta el periodista independiente a Cubanet, Caridad León, de 52 años, madre soltera y vecina de la calle Rodríguez Fuentes entre 14 y 15, en Lawton, justificó su decisión aduciendo una causa irrebatible: “Vivo en la miseria”.

Los funcionarios del Partido Comunista: Mario Amado Rodríguez, María Hernández, María González y Luís Sánchez Bornes, coronel retirado del Ministerio del Interior (MININT), presentaron un informe en la dirección municipal de la vivienda, donde tildan a Caridad León, de “antisocial” y advierten que no merece le concedan la legalización de la ampliación de su humilde casa, proceso que inició hace dos años, autorizado por la dirección de vivienda de dicho municipio.

Otro informe, esta vez desde Santa Clara, dice que las dos semanas que van de año 2011 cientos de trabajadores por cuenta propia de esta ciudad devolvieron sus licencias debido al aumento de impuestos y las estrictas regulaciones. El número de licencias devueltas asciende a 450. Por otra parte, en la segunda quincena del mes, es decir, a partir de mañana, un número indeterminado de inspectores estatales, que terminará su adiestramiento, saldrá a las calle para “combatir las ilegalidades” que cometan los trabajadores por cuenta propia.

Estos inspectores estatales fueron los principales aliados del régimen cuando a mediados de la década de los 90 se liberaron ciertas labores productivas y se permitió la apertura de ciertos negocios. Las altas cuotas impositivas establecidas por el estado causaron el cierre, en aquella ocasión, de todas las iniciativas privadas que la población pretendió llevar adelante. El fantasma de aquella debacle pesa aún hoy sobre la memoria colectiva de la isla.

Según Belkys Pino, directora de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT), en lo que va de 2011 se solicitaron en Villa Clara 6 mil 141 licencias. Muchas personas dicen que si los inspectores y personal encargado de controlar el trabajo de estas personas no cambian sus métodos las licencias serán devueltas por sus dueños.

Otras noticias preocupantes como el alza desmesurada en ciertos productos alimenticios a lo largo de la isla y el alza de impuestos a cocheros y transportistas destacan entre la realidad que se vive en Cuba hoy.

Via gacetadecuba.com

No hay comentarios.: