¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, enero 22, 2011

Desercion de funcionario cubano podria comprometer a legisladores cubanos


Pedro Alvarez

La desaparición de un alto funcionario de comercio del gobierno de Cuba con fuertes vínculos con influyentes legisladores estadounidenses ha elevado la especulación de corrupción y de la posible defección hacia los Estados Unidos, aun cuando el gobierno de EE.UU. dice que no tiene idea del paradero de Pedro Álvarez.

Álvarez, de 67 años, encabezó la agencia de importación de alimentos de Cuba, Alimport, hasta el 2009. Después que el Congreso aprobó una ley en el 2000 para aliviar el embargo comercial de 50 años contra la isla y permitir la venta en efectivo de los productos agrícolas a Cuba por razones humanitarias, Álvarez fue responsable de la supervisión de cientos de millones de dólares en compras.

Eso hizo que Álvarez sirviera de enlace de gran alcance entre los legisladores y las empresas de EE.UU., y el gobierno cubano.

“Este hombre tiene muchas cosas importantes e interesantes que decir, ya que fue el hombre clave cuando las compañías estadounidenses fueron a Cuba”, dijo Frank Calzón, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre.

Álvarez fue relevado de sus funciones en el 2009, mientras el programa de ventas a Cuba caía en picada, pero se recuperó rápidamente y obtuvo un trabajo en la Cámara de Comercio. Eso no duró mucho y después de la investigación de varios informes, fue despedido el año pasado por supuesta corrupción.

Aunque se han revelado pocos detalles acerca de las acusaciones en su contra, Álvarez fue detenido en varias ocasiones por funcionarios cubanos para ser interrogado. Más recientemente en noviembre, su esposa y otras 68 personas murieron en un accidente de avión. Al parecer Álvarez huyó de la isla el mes pasado.

Calzón, quien dijo que no sabe nada de Álvarez, expresó que no le sorprendería que Álvarez fuera un corrupto. “Si se va a detener a los funcionarios del gobierno cubano por corrupción, se tendría que habilitar una cárcel muy grande, porque es un fenómeno que sucede en todos los niveles,” dijo. “Para sobrevivir en Cuba, todo el mundo tiene que romper la ley. ”

Los funcionarios cubanos afirman que Álvarez ha desertado a los Estados Unidos. Calzón dice que ha sido informado de que se encuentra en el país y de que está hablando con funcionarios norteamericanos, aunque no quiso revelar su fuente. Pero un funcionario del Departamento de Estado le dijo a Fox News que no tiene información sobre el paradero de Álvarez.

John Kavulich, un analista político especialista en el Comercio Estados Unidos-Cuba dijo que él ha conocido a Álvarez desde 1997 y cree que es posible que esté en los Estados Unidos, aunque precisó que no ha tenido ningún contacto con él. Y agregó que Álvarez podría avergonzar a varios funcionarios, incluyendo a varios legisladores estadounidenses., si revela lo lejos que algunos de ellos llegaron en aras de obtener más negocios en la isla caribeña. “Él podría, si quisiera, hacer que algunos políticos parezcan bufones”.

Sin embargo, algunos legisladores de EE.UU. que se han reunido con Álvarez en viajes previos a Cuba rechazan la idea de que el ex funcionario cubano podría tener información sensible sobre ellos.

“Eso es ridículo”, dijo la representante Jo Ann Emerson, quien le dijo a Fox News que se reunió con él cada una de las tres veces que viajó a Cuba con las delegaciones del Congreso.

Emerson dijo que ninguna información sensible o específica se intercambió durante las reuniones entre Álvarez y los legisladores de EE.UU. “Los miembros de la delegación simplemente dejaron en claro que los Estados Unidos tenían buenos negocios para ofrecer, dijo. Emerson también dijo que estaba “sorprendida” al enterarse de su desaparición.

“Siempre fue amable y cálido con nosotros y con el grupo que estaba allí,” dijo, agregando que él trabajó con los grupos agrícolas de EE.UU. y con muchos otros también. “Tuvo muchas conversaciones y reuniones con personas de todos los Estados Unidos que estaban, en aquel entonces, tratando de vender a Cuba.”

El representante Jeff Flake, republicano por Arizona, quien se reunió con Álvarez cuando lideró una delegación de congresistas de ambos partidos que fue a Cuba en el 2006, dijo que ni él ni ninguno de sus compañeros legisladores tienen preocupaciones acerca de lo que Álvarez pueda saber acerca de ellos.

“No sé qué información tendría Álvarez que pueda ser sensible para los funcionarios de EE.UU.,” dijo Flake a Fox News. “Los viajes que he hecho a Cuba, todo el mundo lo sabe, sólo buscaban abrir vías de comercialización con Cuba.”

Durante el año 2008, los EE.UU. exportaron más de US $ 700 millones de dólares en cultivos, carne y productos agrícolas a Cuba, un aumento del 60 por ciento respecto al año anterior, lo que hizo de Estado Unidos el más grande proveedor de alimentos de Cuba, de acuerdo con la Comisión de Comercio Internacional.

Pero luego las exportaciones se redujeron en un 24 por ciento en el 2009 a 528 millones de dólares. El año pasado cayeron a 344.3 millones dólares hasta noviembre, en comparación con 486,7 millones de dólares para el mismo período del 2009 – una disminución del 30 por ciento.

Kavulich cita razones políticas, económicas y comerciales en la disminución de las exportaciones de EE.UU. a Cuba, incluida la retirada del régimen de Castro en sus intentos de influir en el proceso político de EE.UU., su falta de divisas y sus acuerdos comerciales con otros países como Brasil, Argentina, y la asistencia financiera que recibe de Venezuela y China.

Otros miembros de la delegación norteamericana del 2006 no respondieron a Fox News acerca de los comentarios de Kavulich, incluyendo a los congresistas Gregory Meeks, demócrata por Nueva York, Jane Harman, demócrata por California., Mike Conaway, R-Texas, y el senador Jerry Moran, republicano por Kansas

Un ayudante del congresista de Minnesota Collin Peterson, el principal demócrata en el Comité de Agricultura de la Cámara, y que presentó el año pasado un proyecto de ley que habría levantado la prohibición de EE.UU. a los viajes a la isla y habría aliviado las restricciones de pago de los productos agrícolas a Cuba, no respondió a la solicitud de entrevista. Su proyecto de ley nunca salió de la comisión.

Calzón dijo que asume que los legisladores de EE.UU. que visitaron Cuba “se comportaron con honor y no cometieron indiscrecciones que podrían avergonzarlos”. ”Yo espero y rezo para que cada legislador que va a Cuba entienda que están siendo vigilados de cerca y que el gobierno cubano es conocido por tomar ventaja de las indiscreciones”, dijo.

Stephen Clark, enero 22.


Via gacetadecuba.com

No hay comentarios.: