¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, enero 23, 2011

Corrupcion convierte a Cuba en una "nacion sobornada"


El gobernante cubano Raúl Castro (i), junto al vicepresidente primero José Ramón Machado Ventura (d), durante la última sesión del año de la Asamblea Nacional de Cuba, el 18 de diciembre pasado.
EFE/Alejandro Ernesto


Por JUAN O. TAMAYO
jtamayo@elnuevoherald.com

La corrupción en Cuba está tan extendida, desde la calle al ministro de Defensa, que la isla se ha convertido "una nación sobornada'', según un despacho de diplomáticos de Estados Unidos en La Habana.

"Debido a que la mayoría de los cubanos trabajan para el Estado, todo el sistema --desde los funcionarios de menor cuantía a los asesores más cercanos a Castro-- está permeado de prácticas corruptas'', indicó el cable del 2006.

"La corrupción y el robo se han vuelto una y la misma cosa. Las prácticas corruptas incluyen además del soborno, el uso indebido de los recursos estatales y falsificación de cuentas'', señaló el despacho antes de añadir: "Cuba se ha convertido en un Estado sobornado''.

Algunos funcionarios y partidarios del gobierno de Cuba han advertido en el pasado que la creciente corrupción es una seria amenaza a la supervivencia del sistema comunista, y uno llegó a llamarla la "contrarrevolución'' más peligrosa.

El presidente del Instituto de Aeronáutica Civil Rogelio Acevedo fue destituido el año pasado en medio de una investigación sobre un enorme fraude en la aerolínea estatal Cubana de Aviación. Y se reportó recientemente que Pedro Alvarez, ex director de la agencia estatal que manejaba miles de millones de dólares en importaciones agrícolas, había abandonado el país huyendo de investigadores de la corrupción estatal.

El despacho, sacado a la luz pública por Wikileaks y publicado pro primera vez por el periódico español El País, dio una visión general del fenómeno de la corrupción pero mencionó pocos ejemplos concretos.

Estaba firmado por Michael Parmley, en ese entonces jefe de la misión diplomática de EEUU en La Habana, aunque no está claro si fue él quien lo escribió.

No todo el mundo en Cuba es corrupto, señaló el despacho. Ofrecer por accidente un soborno a "un funcionario honesto --o, peor aún, un revolucionario radical-- podría traer como resultado un desastre''.

Pero la corrupción estaba a la orden del día y expandiéndose en el 2006, a pesar de una ofensiva en su contra por parte del gobernante cubano Fidel Castro, debido a la ‘‘desesperación económica combinada con el control totalitario'', según el informe.

El soborno es un medio común para evadir los controles, señaló el cable, y agregó que por lo general se requieren varios cientos de dólares para que las cosas caminen en una compraventa ilegal de bienes raíces.

El soborno también consigue un buen empleo, y un puesto en una gasolinera vale miles de dólares --debido al acceso a la gasolina que se puede vender en el mercado negro--, y un trabajo en el sector turístico con acceso a propinas en divisas vale cientos.

Los agentes de la policía paran a los conductores y les piden dinero para su "hijo enfermo'', y los materiales de construcción se desvían rutinariamente de los canales del gobierno y se venden en el mercado negro.

Un cubano le dijo a un diplomático estadounidense que el gobierno "no puede construir nada porque es simplemente imposible reunir suficientes suministros en un solo lugar'', de acuerdo con el cable.


Y una cubana reportó que ella se había puesto casquillos en los dientes en una clínica dental del mercado negro, en la que trabajaban dentistas del Ministerio de la Salud y se usaban equipos robados al Estado, añadió.

Algunas tiendas estatales son administradas por "mafias'', agregó el despacho, señalando que el administrador de un centro de distribución de pan puso a tantos amigos suyos en puestos clave que acabó controlando toda una cadena de panaderías estatales.

Hasta los Comités de Defensa de la Revolución, que se supone que hagan vigilancia contra el delito, distribuyen artículos tales como televisores en base a las credenciales revolucionarias de las personas y los sobornos que puedan pagar.

La corrupción no es sólo un fenómeno al nivel de la calle, explicó el cable, sino que se extiende a los administradores de las empresas estatales y a funcionarios de medio y alto nivel en el gobierno.

Un empresario suizo afirmó a un diplomático estadounidense que los administradores cubanos aceptaban sobornos a cambio de otorgar jugosos contratos a compañías extranjeras y luego depositaban el dinero en bancos extranjeros, de acuerdo con el cable.

"Lo mismo que en cualquier otra parte del mundo, un contrato de un millón de dólares te pone 100,000 en el banco'', aseguró el empresario, según el cable.

Por encima de los administradores de las empresas estatales "están las camarillas de los fieles al régimen de Castro, algunos de los cuales se rumora en todas partes que son corruptos'', según el cable.

Se citó como ejemplo al general de ejército Julio Casas Reguerio, quien sucedió a Raúl Castro como ministro de Defensa cuando el último reemplazó a su hermano Fidel como jefe de gobierno, pero no dio detalles.

Otro ejemplo fue Otto Rivero, líder de un grupo cercano a Fidel y conocido como la ‘‘Batalla de Ideas''. El despacho señaló que se rumoraba que los miembros del grupo estaban "robando comida y televisores'' separados para la campaña de propaganda sobre los cinco espías cubanos presos en cárceles de EEUU.

El despacho mencionó además a un ministro del Turismo destituido en el 2004, Ibraham Ferradaz, quien fuera el segundo jefe del turismo separado de su cargo entre reportes de corrupción.

Los medios de prensa oficiales de Cuba rara vez reportan sobre escándalos de corrupción, y los altos funcionarios agarrados con las manos en la masa pocas veces van a la cárcel. Generalmente son destituidos y se les ordena quedarse en sus casas en lo que se conoce como el "Plan Payama''.

Via elnuevoherald.com

No hay comentarios.: