¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, enero 10, 2011

Carta de un sacerdote copto al lider del islam en Egipto: La hipocresia del mundo islamico


A la izquierda el sacerdote copto Yoannis Lahzi Gaid saludando al Papa Benedicto XVI.

Contundente carta de un sacerdote copto al líder musulmán de Egipto. Denuncia la hipocresía del mundo islámico y pone como ejemplo las viñetas de Mahoma.

JAVIER LOZANO

La situación dramática que viven los cristianos en Oriente Medio y que ha mantenido en un segundo plano durante años ha salido ahora a la luz pública tras las últimas matanzas perpetradas por terroristas islámicos. La última contra una iglesia copta en Egipto. En esta ocasión, la comunidad internacional se ha manifestado de manera más contundente y Sarkozy ha denunciado públicamente el "plan de depuración religiosa" en esta zona del planeta.

También el Papa se ha mostrado muy claro con la situación de los cristianos y con la ausencia de la libertad religiosa, entre otros muchos derechos, en gran parte de los países islámicos. Sus palabras de condena al último ataque ocurrido en Nochevieja en Alejandría han cosechado grandes críticas por parte del mundo musulmán en Egipto. De hecho, la máxima autoridad religiosa del país, el Gran Imán de Al-Azhar, ha exigido a Benedicto XVI que no interfiera en la política interna del país.

Sin embargo, la brecha está abierta y la situación de los cristianos ha quedado en evidencia. De hecho, el sacerdote copto egipcio Yoannis Lahzi Gaid ha escrito una carta abierta a esta autoridad religiosa. Una misiva muy dura y contundente que denuncia la hipocresía del mundo islámico y donde incluso les recuerda la publicación de las polémicas viñetas de Mahoma en el mundo occidental.


Gran Iman de Al-Azhar, Egipto.

Este sacerdote cristiano dice que el imán de Al-Azhar, considerado como una de las autoridades religiosas más moderadas del islam, no quiere actuar con contundencia contra estas matanzas. Le acusa de "no pronunciarse nunca claramente sobre la cuestión de la violencia y del asesinato de los no musulmanes".

En este sentido, este cristiano dice lo que todo el mundo sabe pero que pocos se atreven a decir abiertamente. "Es señal de que en Egipto y en la mayor parte de los países árabes falta la igualdad entre ciudadanos". Por ello, afirma que "la solución, respetable imán, no se encuentra en la condena de las palabras del Papa o de los estados extranjeros, sino en el cuidar nuestras enfermedades con nuestras propias manos".

De este modo, en su clarificadora carta entra en el fondo de la polémica: la doble vara de medir del islam en los países islámicos donde no respetan la libertad y en los países occidentales en los que piden más derechos.

Así, el religioso cristiano asegura que "ninguno habría hablado, si los países islámicos hubieran actuado contra el terrorismo religioso y el integrismo islámico, que legitima la matanza de los cristianos; como ha sucedido con las viñetas consideradas ofensivas para el islam.

"¿Por qué se afirma el derecho a un ser humano y se niega el mismo derecho a otro ser humano? ¿Por qué se afirma el derecho de condenar cualquier acto o palabra, cuando son consideradas ofensivas para los musulmanes en países occidentales, sin decir nunca que esto significa interferir en los asuntos internos de estos países, mientras se condena la oración del Papa contras las masacres, contra las injusticias?, se pregunta Yoannis Lahzi Gaid.

Pero las preguntas de la minoría cristiana representada en este sacerdote al gran imán de Al-Azhar no acaban ahí. El religioso copto afirma que sus hermanos de fe murieron en la iglesia de Alejandría a mano de "integristas que siguen la voluntad de Alá". Considera que "esta es la enfermedad que reside en este modo de interpretar los preceptos coránicos".

Ante esto, pide a estas autoridades islámicas claridad. "Las masacres que los terroristas cometen en prejuicio de los cristianos, ¿son aceptables desde el punto de vista religioso e islámico? ¿Sus versos coránicos y sus argumentos doctrinales se fundan en la verdad? Estos terroristas ¿son verdaderos fieles musulmanes? Estas son las preguntas que necesitan respuesta, afirma.

Para acabar le aclara a los musulmanes egipcios que el Papa "no ha intervenido en los asuntos internos de Egipto, sino que ha hablado a favor de los cristianos oprimidos y perseguidos". Lo malo hubiera sido, dice, si "hubiese callado frente a los homicidios, a las masacres, a las persecuciones, a las migraciones, forzadas de los cristianos del Medio Oriente sucedidas a los ojos de todo el mundo".

Via libertaddigital.com

No hay comentarios.: