¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, octubre 30, 2010

Cumpleaños de la televisión cubana

Miguel Iturria Savón

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) - A las celebraciones del almanaque cubano se suma en estos días el aniversario sesenta del inicio de la televisión, registrado el 24 de octubre de 1950, lo cual consta en el edificio del Vedado que ocupa el Instituto de Radio y Televisión, expropiado a los fundadores del medio, quienes se fueron con sus imágenes y sonidos a otras tierras de América, donde expandieron el nuevo soporte informativo cultural.

Con la expropiación de los estudios televisivos, las emisoras de radio, las revistas y periódicos de la isla, el gobierno revolucionario creó un monopolio informativo que manipula los medios de expresión y amordaza la cultura. El diseño impuesto no ha cambiado en cinco décadas. La censura es evidente en el Noticiero Nacional de Televisión, transmitido tres veces al día, y en la monotemática Mesa Redonda Informativa, cuyas patas apuntalan el discurso del poder y promueven la idiotez colectiva.

No voy a detenerme en esos programas que entretejen verdades a medias y mentiras absolutas, pues la fabricación se expande a toda la alfombra, incluidos los espacios de ficción, de historia, deporte, tele clases y otros que desvirtúan la realidad en función de la política, entendida esta como la percepción que tienen nuestros caudillos de la nación, gobernada todavía por el mismo grupo que se apropió del país en 1959.

Seis décadas después de aquella señal que sorprendió a los pocos que esperaban el milagro dentro de sus propias casas, la televisión es imprescindible. La pequeña pantalla es el mayor medio de entretenimiento e información de millones de personas. En comparación con la tele, las transmisiones de radio y las carteleras de cines y teatros sólo son una opción. La tele entra a cada hogar y enriquece o empobrece la espiritualidad de los miembros de la familia.

La televisión, como el cine, parte de soportes técnicos, humanos y financieros. Se nutre de la prensa escrita y radial, de la literatura, la historia, la geografía, los sucesos políticos y los espectáculos artísticos y deportivos, sin desligarse de las ciencias, la enseñanza y otras esferas de la vida que inspiran su programación.

Pero volvamos al aniversario sesenta de la fundación de la televisión en Cuba, uno de los primeros países en difundirla en América Latina, al igual que la radio, instalada en la isla en 1921. Tanto las estaciones de radio, como los estudios y canales de televisión, nos parecen obvios, pues casi todos crecimos con ellos y están ahí, basta apretar un botón y sentarnos a ver y escuchar, cambiar o apagar.

Los locutores que ahora evocan los momentos iniciales de nuestra televisión entrevistan a directores, guionistas, productores, actores y camarógrafos de larga estancia ante las cámaras; además de programas dramáticos, de danza o musicales que marcaron épocas y figuras, como Enrique Santisteban, Germán Pinelli, Consuelo Vidal, Cepero Brito, Eva Rodríguez, Rosita Fornés o Manolo Ortega. No mencionan ni a los empresarios fundadores ni a las estrellas que partieron al exilio durante la dictadura.

Y hablando de dictaduras, recordemos que 58 de los 60 años atravesados por la televisión cubana corresponden a tiranías que “metieron en cintura” a la tele y a otros medios de comunicación. La primera, encabezada por el general Fulgencio Batista entre marzo de 1952 y diciembre de 1958, no ejerció la censura absoluta. La segunda, bajo la batuta de los Castro desde 1959, supeditó a la prensa, la radio y la televisión al departamento ideológico del Partido Comunista, lo cual justifica las exclusiones, ordenanzas, fabricación de héroes y noticias, y la zona de silencios en torno a las cárceles, la represión, la ineficiencia gubernamental, la inmovilidad política, la corrupción y otros males de un sistema que toca fondo.

La complicidad de nuestros realizadores televisivos con el despotismo centralizado no tiene límites. Nada llega a la pantalla chica si no pasa por el filtro de la censura, una de las claves para convertir al pueblo en masa. Veremos hasta cuándo. A la televisión le tocará reportar los cambios y oxigenar la libertad con todas las voces. Entonces celebraremos con júbilo aquella transmisión del 24 de octubre de 1950.

viernes, octubre 29, 2010

El comandante estaba desinformado



Foto de Cubanet.
José Fornaris (PD)

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) - En los primeros días de septiembre, Fidel Castro le confesó a la directora del periódico La Jornada, de México, que él era el responsable del encierro en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP) de más de cuatro mil homosexuales en los años sesenta del pasado siglo.

A esos campos de concentración fueron a parar, según informes no oficiales, unos 22 mil cubanos. Allí había de todo como en botica. La reclusión dependía de un mecanismo engrasado al efecto por defensores de la pureza de la revolución; e impuro podía ser cualquiera por cualquier cosa.

Hace unos días, Mariela Castro Espín, declaró a una publicación electrónica de Suiza, que su tío no conocía en su momento de la existencia de la UMAP.

Esas Unidades Militares de Ayuda a la Producción estuvieron activas cuatro años (triturando derechos de cubanos inocentes) y el Comandante en Jefe no conocía de su existencia. ¿Quién estaba entonces al tanto, Raúl Castro que era el segundo al mando y ministro de las Fuerzas Armadas revolucionarias (FAR)?

Más cubanos que los 20 mil muertos que siempre han afirmado que costó el triunfo de su Revolución (la lista con los nombres de esas víctimas nunca ha sido divulgada) recibieron tratos crueles, inhumanos y degradantes; y los hermanos Castro, que por obligación debían conocer del asunto, no sabían nada.

Cuando el caso de los altos oficiales de las FAR y el Ministerio del Interior (MININT) involucrados en tráfico de estupefacientes en 1989, los Castro tampoco estaban al tanto de esa situación tan grave.

En Cuba existen un montón de organizaciones oficiales, entre ellas el Partido Comunista, la Unión de Jóvenes Comunistas, los Comités de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres Cubanas, la Asociación de Nacional de Agricultores Pequeños, la Seguridad del Estado, la Policía Nacional Revolucionaria y muchas otras; además de los ministerios.

Y como si eso fuera poco, hay personas dedicadas nada más que a escuchar las opiniones y rumores que emiten o circulan dentro de la población. Y también los llamados PC (Personal de Confianza) que actúan de manera anónima en barriadas y comunidades. Todos están obligados, a informar, en algunos casos directamente a las altas esferas del Estado, sobre cualquier asunto que pueda dañar en algo los intereses del régimen.

A todo eso agreguémosle que los cubanos, por idiosincrasia, somos bastante extrovertidos, y emitimos opiniones y hablamos sobre cualquier tema en los más disímiles lugares.

Así las cosas, de acuerdo con su sobrina Mariela, Fidel Castro no sabía de la existencia de la UMAP debido, entre otros asuntos, a que estaba poniendo promulgando leyes para el bienestar del pueblo. Los miles de cubanos que fueron recluidos en esos campos de concentración, al parecer no eran parte del pueblo. ¿Y qué leyes son esas promulgadas por el Comandante, que no se conocen?

Sólo por haber creado y mantenido durante varios años la UMAP, hace tiempo que el tio y el padre de Mariela debieron haber sido sacados del poder. Parece que en el código de la familia Castro, no incluye pedir perdón –la humildad no está en el diccionario de estas personas- ; no obstante, para sus integrantes más representativos, quizás esa sea la alternativa menos dramática en el horizonte.

fornarisjo@yahoo.com

jueves, octubre 28, 2010

Cuba se resiste a normalizar las relaciones con la UE

MAURICIO VICENT - La Habana - 28/10/2010

No habrá relaciones "normales" entra Cuba y la Unión Europea mientras Bruselas no revoque definitivamente la posición común. Punto. Así de rotundo fue el canciller cubano, Bruno Rodríguez, al referirse a la decisión adoptada el lunes por los Veintisiete de "explorar vías" para un acercamiento con La Habana, pero sin eliminar la mentada posición común, que condiciona las relaciones con las autoridades cubanas a la mejora de la situación de los derechos humanos y la democratización del país.

"No le reconocemos autoridad moral ni política alguna para criticar en materia de derechos humanos", sentenció Rodríguez al intervenir el martes ante la Asamblea General de la ONU, donde se aprobó una condena a la política de embargo norteamericano contra la isla por 187 votos a favor y dos en contra.

La UE votó a favor de la resolución contra EE UU presentada por Cuba, pero al fundamentar su voto criticó a la isla por la violación de los derechos humanos. "Haría mejor en ocuparse de su brutal política antiinmigrantes, de la deportación de minorías, de la violenta represión contra los manifestantes y de la creciente exclusión social de sus desempleados", respondió Rodríguez.

Crítica a la Eurocámara
El canciller mostró su escepticismo ante el cambio de política impulsado por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero en el seno de la UE. "Ahora se dice que la llamada posición común quedó superada. Ya veremos, los hechos dirán... Pero la Unión Europea sueña si cree que podrá normalizar las relaciones con Cuba, existiendo la posición común".

Rodríguez también se mostró sumamente crítico con el Premio Sájarov concedido la semana pasada por el Parlamento Europeo al opositor Guillermo Fariñas, que entre febrero y julio realizó una huelga de hambre en demanda de la excarcelación de un grupo de presos políticos. Según Rodríguez, Fariñas es un "agente pagado por el Gobierno de Estados Unidos".

Por su lado, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Trinidad Jiménez, que el lunes defendió la necesidad de que la UE envíe a Cuba una señal para afianzar las reformas, ha considerado "normal" la respuesta de La Habana. "Es normal que exprese una cierta cautela, como cautela también ha expresado la propia UE. Hay que saber leer las declaraciones en su justa medida", dijo Jiménez.

Fuente: El Pais España.

miércoles, octubre 27, 2010

El precio de la libertad

Gustavo Pardo Valdés

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) - Los cubanos alcanzaron la libertad el 20 de mayo de 1902, pero no la coronaron con la institucionalización de los organismos necesarios para garantizar la democracia.

La etapa de los “Generales y Doctores” estuvo caracterizada por los sucesivos gobiernos presididos por un caudillo que procuraba mantenerse en el poder por más tiempo que el que la Constitución le permitía.

A partir de 1940, en Cuba comienza un periodo en el cual se incorporan nuevos personajes al panorama político nacional. Surgidos de sectores sociales más humildes, muchos de estos líderes incidirían en el desarrollo de los acontecimientos ocurridos en la Isla hasta 1959. Esta etapa se ve nuevamente matizada por el caudillismo y el predominio militar en la política cubana.

La revolución llega al poder vestida de militar, rodeada de tanques y fusiles, y aupando al gran jefe Iluminado, esta vez con un matiz superlativo, quien desde el principio estableció nuevas reglas para el debate de las ideas: “Conmigo o contra mí”. No quedaban opciones medias.

Las primeras organizaciones opositoras surgen en 1959. Siguiendo la práctica del caudillismo, se fragmentaron en cientos de grupos; fueron fáciles de infiltrar, y desactivadas por los órganos represivos.

En 1976 surge una nueva modalidad opositora orientada a exigir pacíficamente los derechos ciudadanos. Inicialmente el régimen no sabía cómo lidiar con quienes decían a “cara descubierta” que disentían de la política oficial, no ocultaban sus identidades ni los sitios de sus reuniones o los temas a tratar en ellas. No obstante, muy pronto Seguridad del Estado descubrió el caudillismo prevaleciente en estos grupos y orientó su trabajo en este sentido, logrando dividir y subdividir a estas organizaciones y evitar la coordinación de acciones que pudieran resultar peligrosas para el gobierno, particularmente en épocas de crisis.

El General Castro no ha podido llenar el vacío dejado por su hermano; y aunque el Comandante trata de volver a los primeros planos, lo cierto es que ni uno ni otro pueden regir a un país cuyo sistema socio-económico se encuentra en bancarrota.
Esta situación estimula la existencia de un terreno social abonado por el trabajo de una oposición inteligente y desprovista de caudillismo, capaz de coordinarse en redes sociales destinadas a trabajar proyectos de interés común.

Voces del Barrio es uno de estos propósitos. Destinado a motivar a los vecinos de cada barrio, para que encaucen sus demandas a través de los canales establecidos por el régimen; este Proyecto resulta inquietante para las autoridades, que desconocen la cultura del debate, y se ven precisadas a utilizar sus aparatos represivos para que disuadan a estos activistas de no continuar movilizando a la opinión pública en los barrios de la capital.

Es lamentable que este y otros proyectos no cuenten con la participación en bloque de la oposición; lo que llenaría un espacio que es “tierra de nadie”, y que puede ser ocupado por las subterráneas, pero poderosas “mafias” partidistas.

Hoy, el precio de la libertad es despojarse del “yo” caudillista, sustituyéndolo por el “nosotros” interactivo.

martes, octubre 26, 2010

Los malvados gringos y la mina chilena

Fundación Heritage
El rescate es mucho más que una noticia pasajera de interés humano: se debería ver como un momento didáctico acerca de lo que es posible cuando todos los elementos que forman parte de una sociedad libre se juntan para alcanzar una estratégica meta común

El exitoso rescate de los 33 mineros chilenos atrapados durante 69 días ha generado una corriente de regocijo y triunfo en todo el mundo. Los propios mineros se merecen nuestras más sinceras felicitaciones por saber mantener la disciplina y su fe al igual que los ingenieros, científicos y funcionarios del gobierno chileno que supieron coronar con éxito esta osada operación.

Parte del éxito le corresponde también al presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, cuya capacidad para gestionar crisis quedó demostrada con la impresionante recuperación de su nación después del terremoto del 27 febrero. Como destacaba el periódico The Wall Street Journal:

Los observadores dicen que algo en la innovación y gestión refleja los antecedentes de Piñera como empresario multimillonario y director de una próspera aerolínea. Piñera se jugó el todo por el todo para rescatar a los mineros y por ello un politólogo lo denominó "el minero número 34", sugiriendo así que su propio destino estaba ligado al de aquellos hombres bajo tierra.

Ésta también es una buena oportunidad para recordar que los chilenos se enorgullecen con justa razón de su robusta economía de libre mercado, espíritu emprendedor, sólida democracia pluripartidista y brillante expediente de gestión de gobierno. Estos son los elementos que sentaron las bases e hicieron posible que el rescate fuera todo un éxito.

Y también es una buena oportunidad para agradecer la colaboración de los miembros del equipo de rescate de Estados Unidos. Felicitaciones a Jeff Hart, veterano ingeniero en perforaciones que estaba trabajando en Afganistán cuando la mina se derrumbó; a la pequeña compañía estadounidense que facilitó la barrena de perforación, a los científicos de la NASA que usaron lo aprendido en el programa espacial para ayudar a diseñar el vehículo de escape y a Cupron, Inc. de Richmond, Virginia, que suministró calcetines cuyas suelas tejidas con fibra de cobre eliminan las bacterias de los pies y minimizan el mal olor y las infecciones.

El trabajo de los socios norteamericanos dentro del marco de la sólida amistad entre Estados Unidos y Chile contrasta enormemente con la narrativa imperante sobre los malvados y voraces gringos que promueven líderes antiamericanos como Hugo Chávez y Fidel Castro. Puede que el éxito del rescate también produzca alguna úlcera en Washington, donde con demasiada frecuencia reina el politiqueo y la incompetencia burocrática. La web de ABC News informaba que: "Francamente, Chile lo ha hecho mucho mejor que nosotros últimamente en Estados Unidos organizando y movilizando eficientemente todos los recursos, ya sea de gobiernos extranjeros o de organizaciones del sector privado de todo el mundo", decía Daniel Kaniewski, subdirector del Instituto de Política de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington.

El rescate es mucho más que una noticia pasajera de interés humano: se debería ver como un momento didáctico acerca de lo que es posible cuando todos los elementos que forman parte de una sociedad libre se juntan para alcanzar una estratégica meta común.

Tomado de Libertad Digital. España.

Entre idóneos y corruptos va la guerra

Margelis trabaja en un centro perteneciente a la Empresa de Gastronomía de Centro Habana y es miembro de una comisión de racionalización, de esas que se deberán encargar del despido de una parte de sus compañeros de trabajo. La tarea, además de ingrata, es sumamente compleja por varias razones: en los últimos tiempos el que fungiera como director de dicha empresa fue defenestrado al detectársele un faltante de millones de pesos, lo que condujo a colocarlo bajo medida cautelar “mientras se investiga el caso” y colocar en su lugar a un pundonoroso uniformado, que –mostrando admirable celo en la depuración de los dirigentes del ramo en el municipio– ha destituido a más de un administrador y otros cabecillas y se mantiene fustigando a los que aún no han caído bajo su furia purificadora.

Para mayor complicación, es sabido que en estos centros de gastronomía existe una corruptela de larga data que se manifiesta de disímiles formas: estafa al cliente –preferiblemente al turista extranjero–, que se traduce en ventas ilícitas de productos falsificados como tabaco y ron; son puntos de ofertas de servicios de prostitutas y otros; no se pagan los salarios a los trabajadores por parte del administrador, so pretexto de destinarlo a trabajos de mantenimiento y remozamiento de dichos establecimientos (salarios que se apropia el propio administrador previa aquiescencia de los empleados quienes firman la nómina, teniendo en cuenta que ganan más estafando al cliente que devengando el salario que legalmente les corresponde).

Añádase a esto que existen centros gastronómicos (bares, restaurantes y cafeterías de la red de la mencionada empresa) en los cuales la administración ha inflado desmesuradamente la plantilla a fin de contar con más salarios de los cuales apropiarse cada quincena. Debido a lo lucrativo de la actividad, son muchos los aspirantes a ocupar una plaza como cantinero-dependiente que les puede reportar ganancias netas de entre 80 a 100 CUC en cada turno de trabajo; lo que a su vez propicia otro ingreso a los administradores, que venden esas plazas a 200 CUC cada una y que obtienen una parte de los ingresos mal habidos de sus empleados haciendo la vista gorda de las actividades ilícitas que se producen en el establecimiento y con su plena anuencia. Se trata, pues, de un ciclo cerrado de corrupción en una sociedad completamente podrida desde la base hasta la cúpula, presa de un sistema que, al anular las iniciativas individuales de los cubanos, potenció la pérdida de valores pervirtiendo cada espacio.

Por estos días Margelis deberá decidir, junto a los demás comisionados, quiénes de esos compañeros de bandidaje que junto a ella (y como ella) estafan al cliente y sobornan al jefe, cumplen el requisito de idoneidad para seguir formando parte de la banda y quiénes quedarán abandonados a su suerte al ser despedidos. Ella vive sumida entre la ansiedad y la angustia porque sabe que en su medio –como si de una mafia siciliana se tratase– la relativa seguridad se basa en un callado sistema de fidelidades y la traición es castigada duramente.

Nadie está a salvo, ni tirio ni troyano, y mientras se amplía el embudo del naufragio, casi nadie comprende que de nada vale tratar de conjurar los efectos si no se erradican las causas de tantos males. Las purgas y los despidos no harán funcionar la economía, no acabarán con el robo al Estado, con el contrabando ni con la corrupción, como tampoco las insuficientes y desesperadas medidas del gobierno harán productiva esta maquinaria obsoleta. Lo único que realmente puede romper el ciclo de desvalores y corrupción que hoy sufre la sociedad cubana es la desaparición del sistema que los generó.


Por Miriam Celaya del Blog: Sin Evasion.

lunes, octubre 25, 2010

La ministra española de Exteriores pide que la UE envíe "una señal" para afianzar las reformas en Cuba

Luxemburgo, 25 oct (EFE).- La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, pidió hoy que la Unión Europea dé "una señal" a Cuba para construir una nueva relación bilateral y ayudar a afianzar el proceso de reformas en ese país. Seguir leyendo el arículo
Foto y Vídeo relacionado La ministra española de Exteriores pide que la UE envíe "una señal" para …más Ampliar fotografía La ministra española de Exteriores pide que la UE envíe "una señal" para …más Ampliar fotografía La ministra española de Exteriores pide que la UE envíe "una señal" para …más Ampliar fotografía .Noticias relacionadasLa ministra española de Defensa pide una estrategia integral europea para el SahelLa CE pone en marcha el mecanismo de control de fronteras en apoyo a GreciaEuropa define este lunes sus lazos con CubaLa UE acuerda tramitar la solicitud de adhesión de SerbiaMás noticias sobre Unión EuropeaForo: Unión Europea

Una "nueva relación" de la UE hacia Cuba "es necesaria", según declaró Jiménez al llegar al Consejo de Ministros de Exteriores europeos que hoy discutirá la política comunitaria hacia La Habana.

La ministra recordó que en los últimos meses Cuba ha liberado a 42 presos políticos y ha aprobado reformas económicas que abren ciertos sectores a la actividad privada.

Por ello, dijo que "si Cuba ya ha dado alguna señal" y ha realizado algunos progresos que le pedía la Unión Europea, ésta debería también enviar otra señal a fin de "afianzar el proceso de reformas".

Tras esas decisiones "es más necesario que nunca buscar una nueva relación que esté basada en el respeto, en la confianza y en la bilateralidad", subrayó.

Jiménez, quien hoy asiste a su primer consejo comunitario como titular de Asuntos Exteriores, aseguró que lo afronta "con serenidad, con ilusión y con un gran sentido de la responsabilidad".

Los ministros comunitarios no tienen previsto revocar la llamada "posición común" sobre Cuba, vigente desde 1996 y que vincula las relaciones entre la Unión y La Habana a los progresos en materia de derechos humanos y democratización en la isla.

Sin embargo, sí se discutirá el inicio de una nueva relación bilateral, aunque no se prevé que hoy se pueda decidir ya el comienzo de contactos con el Gobierno cubano.

"Estamos viendo cuál es el mecanismo que finalmente todos los socios acordamos para establecer esa nueva relación", afirmó la ministra española, quien recalcó: "queremos pensar en cómo ayudamos a afianzar el proceso de reformas".

Países como Suecia o la República Checa eran los más reacios antes de esta reunión a introducir cambios en la política hacia Cuba, pues juzgan insuficientes las medidas tomadas en La Habana.

Jiménez subrayó que España busca "el máximo consenso posible entre nuestros socios de la Unión Europea" dentro de su objetivo de trabajar "para que se reconozca una nueva relación entre la UE y Cuba".

También recordó que esta política fue promovida por su antecesor, Miguel Ángel Moratinos, cuando ella era todavía secretaria de Estado para Iberoamérica.

domingo, octubre 24, 2010

La UE mantendrá por ahora la política con Cuba, aunque estudiará suavizarla

Madrid, 23 oct (EFE).- La UE no suprimirá por ahora la posición común hacia Cuba, como ha venido pidiendo el Gobierno en los últimos meses, aunque comenzará a explorar vías para establecer un nuevo marco de relaciones en respuesta a los pasos dados por el régimen castrista en materia de excarcelaciones y reformas económicas. Seguir leyendo el arículo
Foto y Vídeo relacionado La UE mantendrá por ahora la política con Cuba, aunque estudiará suavizarla Ampliar fotografía .Noticias relacionadasEspaña defenderá mañana ante la UE el cambio de la política europea con CubaLos ministros de la UE lanzarán el debate sobre cómo estabilizar el SahelJáuregui cede su escaño en el Parlamento Europeo a María IrigoyenDisidentes creen que la UE debe mantener su política hacia Cuba, pero con cambiosMás noticias sobre Unión EuropeaForo: Unión Europea

Los ministros de Exteriores de la UE tienen intención de adoptar esta decisión en su reunión del próximo lunes en Luxemburgo, en la que se estrenará Trinidad Jiménez tras relevar en el cargo a Miguel Ángel Moratinos el pasado jueves.

Después de semanas de conversaciones para tratar de convencer a los socios europeos, Moratinos no podrá ver cumplido el último de sus retos, si bien se empezará a trazar el camino para abrir una nueva página en el diálogo con Cuba tras catorce años de posición común, han informado a Efe fuentes diplomáticas y de Exteriores.

La República Checa, Suecia y Hungría son los países que más se oponen a revocar ya la actual política con la isla, decisión que exige la unanimidad de los Veintisiete.

Estos países no quieren el inmovilismo, pero argumentan que aún no ha habido progresos políticos reales en Cuba, ni compromisos del régimen cubano de introducir cambios en su legislación penal, pese a la excarcelación de 42 disidentes, acogidos en España, y las medidas económicas impulsadas.

La pretensión de Moratinos era sustituir la política de firmeza vigente desde 1996 por un marco bilateral que incluya igualmente una cláusula para exigir a La Habana avances democráticos y el respeto de los derechos humanos.

Frente a esta tesis, los países críticos creen que "primero se debe conocer qué tipo de acuerdo bilateral se quiere y con qué nivel de exigencia y luego, eliminar la posición común, pero no al revés, como quiere España", según fuentes consultadas.

El acuerdo que se prevé adoptar el lunes es pedir a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que estudie un nuevo marco de relaciones acorde a las nuevas circunstancias y a los cambios que está habiendo en la isla, según las fuentes consultadas.

Para el Ejecutivo español, la posición común no ha dado ningún resultado y los pasos dados por Raúl Castro deben tener una respuesta adecuada por parte de la UE, tesis compartida por países como Francia.

"Es difícil saber hasta dónde podemos llegar, pero creemos que puede haber un ablandamiento de las posturas", vaticinan desde Exteriores.

Moratinos envió hace pocos días una carta a sus colegas europeos para que apoyaran su propuesta con el convencimiento de que los cambios en el país caribeño son irreversibles.

"Nadie puede negar la dinámica de profundas reformas. ¿Vamos a quedarnos parados o a ayudar a que las reformas se consoliden?", les preguntaba el ya ex jefe de la diplomacia española.

En su carta, según fuentes diplomáticas, Moratinos decía no tener la "menor duda" de que seguirían saliendo de la cárcel más presos políticos, además del medio centenar de la primera lista, y que todos ellos podrían regresar a su país "después de un tiempo", sin que se les confiscasen sus bienes.

Desde mediados del pasado mes de julio, se han excarcelado 42 presos, de los que 39 son del grupo de los 52 opositores que quedaban en prisión cuando fueron condenados durante la llamada "Primavera negra" de 2003.

Otros cinco presos políticos, entre ellos una mujer, llegarán en los próximos días a Madrid.

Tanto los disidentes que han llegado a España como el PP han rechazado de plano que estas excarcelaciones sean motivo suficiente para cambiar la posición común.

El opositor Guillermo Fariñas, galardonado con el premio Sájarov a la libertad de conciencia por el Parlamento Europeo el pasado jueves, también ha manifestado su oposición a cualquier alteración de la política de la UE con la isla.

La posición común, instaurada en 1996 a iniciativa del ex presidente del Ejecutivo José, establece de forma unilateral las reglas del diálogo político, lo que siempre ha censurado el régimen castrista.

Este marco supedita la interlocución a que haya avances democráticos y al respeto de los derechos humanos y defiende el contacto directo con los disidentes, además de la liberación de todos los presos políticos.

Consenso cívico: Conversación con Darsi Ferrer

Lucas Garve, Fundación por la Libertad de Expresión

LA HABANA, Cuba, octubre (www.cubanet.org) - El encuentro con el Dr. Darsi Ferrer Jiménez se produjo en una cafetería. Allí hablamos sobre los temas que traía en mi libreta de apuntes. Conversar con el Dr. Ferrer Jiménez es fácil. Va directo al grano y se expresa en lenguaje directo, comprensible para todos. Nada en él desdice del mulato cubano, desenfadado, amable, franco y optimista.

Inicié la conversación preguntándole si Consenso Cívico tomará la vía del trabajo político. A lo que Ferrer Jiménez respondió: “Consenso no se trata de un grupo, ni de una organización, sino de una iniciativa de la sociedad civil, porque fundamentalmente plantea dos demandas esenciales: el reconocimiento de los grupos y organizaciones de una sociedad civil, que existe de hecho, y la ratificación de los Pactos de Derechos Políticos y Civiles, Económicos, Sociales y Culturales suscritos por el Gobierno cubano”.

Indagué si abandonaría las convocatorias a sitios públicos, en silencio, como hizo en varias ocasiones. Darsi explicó que nunca ha hecho convocatorias para salir a la calle. Él ha exigido y demandado el derecho de conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre.

Le comento que existen diferentes opiniones sobre la necesidad de renovación de figuras destacadas dentro de la oposición, y sobre la posibilidad de destacarse él como un nuevo líder, y si se dedicaría a multiplicar criterios y ejercer influencias en el sector opositor. Me responde que siempre ha tenido la aspiración de trabajar en función del consenso para lograr unidad, el diálogo, la negociación entre los miembros de la sociedad civil, pues no es partidario de la unidad alrededor de figuras, sino sobre la base de proyectos.

Añade Darsi que Consenso Cívico no será una plataforma para lanzar nuevas figuras, que sirve para la búsqueda de soluciones reales y para exponer que existen grupos de la sociedad civil desde hace años en Cuba, los cuales son ignorados por el Gobierno.

Menciono seguidamente el tema de las cartas dirigidas al gobierno cubano, al español y al Cardenal Ortega. En una de ellas se califica de positivo el proceso iniciado por estos actores, y se pregunta si tuvieron en cuenta que el Gobierno deportaría a los presos políticos.

El Dr. Ferrer responde que para Consenso sí es positivo, aunque insuficiente, y en condiciones humillantes, como es el destierro. Los de Consenso siempre son partidarios de la negociación para resolver los graves problemas del país y, en su opinión, este caso sienta el precedente de que es posible, a través del dialogo, buscar soluciones a los problemas que tenemos.