¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, diciembre 01, 2010

Ya nadie quiere ser cubano


Larga fila frente a la Embajada de España. Espectáculo cotidiano en La Habana

Por: Aini Martin Valero, PD

La frase que da título a este trabajo la escuché hace unos días de boca de un joven, tan joven que me quede espantada y la realidad que recoge es muy triste y dolorosa.

Los cubanos emigran constantemente, se han convertido en gente que rechazan su patria y su estatus. Ellos prefieren estar a kilómetros de su tierra y ser un ciudadano de cualquier país, antes de seguir siendo cubano.

Es increíble ver a los cubanos buscando la ciudadanía de sus antepasados para así acogerse a ella. En este caso los isleños andan locos por convertirse en ciudadanos españoles. España propició que los hijos de inmigrantes españoles, que entraron muchos de ellos ilegales a Cuba, se acojan a la ciudadanía de sus abuelos y bisabuelos.

De esto se ha creado toda una histeria colectiva, ya nadie quiere ser cubano. Todas las familias están en la búsqueda de sus ancestros, todos quieren un pariente español para así fomentar la cadena, abuelo, padres e hijos.

Ser ciudadano español y vivir en Cuba, da otro modo de vida. Puedes entrar y salir del país, cuando te dé la gana. La famosa tarjeta blanca que nos impide el movimiento fuera de nuestra patria, no es necesaria cuando eres ciudadano español.

Largas filas se observan a diario en las afueras de la Embajada de España, tanto es este fenómeno que a veces nos preguntamos ¿Quién quedará en Cuba, si todos quiere irse?

Tengo un vecino que viaja en unos días rumbo a Estados Unidos y me contó su anécdota. Pancho de 55 años tiene todos sus hermanos en la Yuma, para él, viajar era como un sueño que no se había hecho realidad, pero todo se pudo “ahora soy ciudadano español”, me dice.

Pancho cuenta que su madre anciana le explicó que él podía acogerse a este programa, ya que su padre había emigrado desde las Islas Canarias en un barco Español, huyendo de la guerra. La esposa de Pancho que hasta ese momento no sabía del origen de su suegro, puso manos a la obra, busco certificado de nacimiento y todos los documentos pertinentes para el asunto.

Los hermanos de Pancho a través del internet le sacaron un turno para entrevista y ya Pancho viaja en breves días a conocer el país norteño. Como el caso de Pancho hay miles en Cuba, nadie quiere quedarse en la isla, muy pocos desean arreglar y formar parte de una nueva sociedad.

La emigración de cubanos para cualquier parte del mundo tiene varias razones, económicas y social y en algunos casos políticas. El cubano vive en situaciones precarias, necesidades de todo tipo, carencias, vicisitudes y falta de libertad. Por estas razones busca viajar y fomentar una familia en cualquier país del mundo, no importa que haya frío intenso o calor desesperante, mientras exista libertad y su trabajo sea bien pago.

Es una pena que los cubanos no intentan arreglar la situación que ya lleva 50 años, es una pena que solo piensen en resolver sus problemas huyendo, alejándose de su tierra.

Si los miles y miles de cubanos que hoy viven en disímiles lugares del mundo, estuvieran en Cuba y su grado de cansancio y hastío los hubiera llevado a una explosión popular, ya los hermanos Castro no estuvieran en el gobierno y por tanto los cubanos no tendrían que salir a otros países en busca de las libertades tan deseadas.

Via Nuevo Accion

No hay comentarios.: