¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, diciembre 22, 2010

Se consolida la dictadura venezolana



Sin que fuese necesario, el poder legislativo de Venezuela ha promulgado “generosamente” la Ley Habilitante para que Hugo Chávez pueda gobernar por “decretos-leyes” durante 18 meses, habiendo él pedido solamente 12. Se dice “generosamente” por darle un nombre a lo que corresponde a un servilismo político determinado por lo que ya es en Venezuela una dictadura.

Todo lo que quiera hacer como gobernante el Teniente Coronel Chávez lo puede hacer al amparo de esa arbitraria ley que es, sin lugar a dudas, antidemocrática, otorgándole poderes dictatoriales sin necesidad alguna. Por supuesto, lo ocurrido no es nada nuevo porque la característica dictatorial del régimen de Chávez se viene afianzando día a día. No es la primera vez que el Teniente Coronel Chávez Frías va a gobernar por decretos-leyes, ya que lo ha hecho anteriormente en el 1999 por seis meses, en el 2000 por un año y en el 2007 por 18 meses.

Como si fuese poco esta llamada Ley Habilitante, ya la Asamblea Nacional ha aprobado esta semana dos nuevas leyes para regular los contenidos en el Internet y dar más control al Estado sobre las telecomunicaciones.

Como es sabido, esta irritante aceleración de las nuevas leyes está determinada por el hecho de que en las recién pasadas elecciones se obtuvo por la voluntad del pueblo la renovación del Poder Legislativo habiendo ganado la oposición 67 bancas. Desesperadamente, pues, en estos días que faltan para terminar el año (la nueva Asamblea toma posesión el 5 de enero) Chávez quiere promulgar cuanta ley se le antoje que sea conveniente para la consolidación de su poderío dictatorial.

Tomándose en cuenta las vinculaciones de la dictadura de Chávez con otros gobiernos de la región y con el lejano Irán, se tiene que considerar el inmenso peligro que representa para la democracia mundial la consolidación de un régimen que responde a caprichos internacionales respaldados por la Cuba de Castro y otros regímenes satélites de la región.

Los que dudaron que en Venezuela se estaba consolidando una dictadura muy dura –valga la redundancia– están comprobando que ya el pueblo venezolano ha caído en el abismo determinado por un régimen en el cual prevalece el capricho dictatorial de su gobierno.

Los que en el mundo estén vivamente preocupados por la defensa de las instituciones democráticas, deben coordinar esfuerzos tendientes a la restauración de la democracia venezolana.

Via Diario Las Americas

No hay comentarios.: