¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, diciembre 27, 2010

Que pasa cuando una mosca cae en el cafe ??


Por Alfredo Pong

El italiano tira la taza al suelo, insulta a todos y se va lleno de rabia a tomarse un café en otra parte.

El francés saca la mosca con dos dedos y se toma el café.

El chino se come la mosca y bota el café.

El ruso se toma el café con la mosca, si no hay cargo extra por la mosca.
El judío le vende el café al francés y la mosca al chino; se compra una nueva taza de café y con lo que queda, inventa y desarrolla un aparato para evitar que las moscas caigan en los cafés.
El palestino mira su taza y le echa la culpa al judío por la mosca en su café. Protesta ante las Naciones Unidas por el acto de agresión israelí. Toma un préstamo de la Unión Europea para comprarse otro café y usa ese dinero para comprar explosivos, con los que revienta la cafetería donde el italiano, el francés, el chino y el ruso tratan de convencer al judío que él tiene la obligación moral de darle una nueva taza de café al palestino.

El español es como el francés, pero más perezoso, y se toma todo el café rotando la taza y a pequeños sorbitos para no tragarse la mosca. Después funda una ONG para salvar a las moscas que caen en el café.

El gringo se toma el cafe sin enterarse de que le cayó una mosca. Y sigue leyendo el Wall Street Journal.

El afro-americano se toma la mitad del café antes de reclamar otro quejándose de la discriminación, ya que la mosca cayó precisamente en su taza. Al final se va sin pagar por el café, ni por un sandwich que pidió extra. Y cuando la camarera le dice que no puede hacer eso, contesta: - Yes, we can!!!!!

El cubano, olvidadizo, mira la mosca en su taza, incrédulo, y luego revienta:
-¡Me cago en la madre de Fidel!.....

A menos que sea ñángara, claro.

En tal caso, agradece a la Revolución el café, la mosca y los estudios superiores que le permiten distinguir una mosca de una guasasa. (Publicado originalmente en Cuba Humor –el Blog de Pong)

Via Nuevo Accion

No hay comentarios.: