¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, diciembre 17, 2010

Cuba, potencia medica o potencia de la mentira ??


Hospital de Niños, Cuba

Imagen posteada por bloguista


Altos cargos del régimen desconfían del sistema cubano de salud, según Wikileaks

•Un viceministro de Salud se operó de un cáncer en Francia y el director del CIMEQ viajó a Inglaterra a operarse de la vista.

•El documental 'Sicko', de Michael Moore, prohibido en la Isla por temor a una 'reacción popular'.

Altos funcionarios del régimen, empezando por Fidel Castro, desconfían del sistema cubano de salud y reciben ayuda exterior o viajan para someterse a intervenciones quirúrgicas, según un cable de Wikileaks publicado este viernes por The Guardian.

El cable procede de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

Está basado en el reporte de un profesional de la salud de dicha legación diplomática, a partir de sus conversaciones con cubanos, sus visitas sin autorización a hospitales y la experiencia en la búsqueda de asistencia médica para el personal cubano y norteamericano de la SINA.

El cable señala que la élite castrista acude a recursos exteriores cuando necesita asistencia médica.

Fidel Castro, por ejemplo, hizo llevar a La Habana a un cirujano español durante su crisis intestinal de 2006 y el viceministro de Salud, Abelardo Ramírez, viajó a Francia a tratarse un cáncer gástrico.

También recoge que el neurocirujano que dirige el hospital CIMEQ (Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas) —ampliamente reconocido como uno de los mejores de Cuba— viajó a Inglaterra para una operación de la vista y ha regresado a ese país periódicamente para los chequeos siguientes.

Sicko, prohibido

El cable publicado por The Guardian informa además que el régimen cubano prohibió en 2007 el documental Sicko, del cineasta norteamericano Michael Moore, por describir el sistema sanitario de la Isla como "mítico".

Sicko compara el sistema de salud norteamericano con el de otros países como Cuba, Francia y Reino Unido.

Nominado a un Oscar, el filme también fue criticado en EE UU por resultar ingenuo y tendencioso.

Las autoridades cubanas temían que las tomas relucientes del hospital que aparecía en el documental provocaran "una reacción popular".

La película se mostró a un grupo de médicos cubanos y uno de ellos llegó a preocuparse tanto "por la tergiversación descarada de la asistencia sanitaria en Cuba, que salió de la habitación".

El régimen sabía que la película de Moore reflejaba sólo un mito, "y no quiere arriesgarse a una reacción popular, mostrando a los cubanos instalaciones que claramente no están disponibles para la gran mayoría de ellos".

El cable describe además una visita realizada por el facultativo de la SINA al Hospital Hermanos Ameijeiras, en octubre de 2007.

Construido en 1982, el recientemente reformado hospital fue usado en la película de Michael Moore como evidencia de la alta calidad del sistema de salud en la Isla.

Sin embargo, de acuerdo con la fuente, la única manera en que los cubanos tienen acceso al hospital es mediante el soborno o contactos en la administración del centro.

"Los cubanos están muy resentidos porque el mejor hospital en La Habana está fuera de su alcance", dice el cable.

Según el documento, una visión más exacta de la experiencia de los cubanos en salud puede ser vista en el Hospital Calixto García. La fuente cree que si Michael Moore realmente quería el mismo trato que la mayoría de los cubanos, debía haber ido a dicho hospital.

Una visita de la fuente al "ruinoso" Calixto García, en 2007, le recordó "escenas de algunos de los países más pobres del mundo", dijo el cable.

Tras vivir en Cuba durante dos años y medios y tratar a numerosos cubanos empleados de la Oficina de Intereses, e interactuar con otros cubanos, el facultativo de la SINA cree que la medicina preventiva en la Isla es más un ideal pasado que una práctica estándar de atención médica.

Via Diario de Cuba

No hay comentarios.: