¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, diciembre 30, 2010

Chavez dice que su "revolucion socialista" es un ensayo como el de Salvador Allende en Chile


Chavez martirizando a un bebe
Imagen posteada por bloguista

CARACAS.- Según los diarios locales, la escuela Manuel Palacio Fajardo en la parroquia 23 de Enero es custodiada por francotiradores desde el viernes. Al mirar el techo desde un alto edificio aledaño al colegio se ven dos personas. Están muy lejos como para ver hacia dónde apuntan.

Su misión es crucial para el proyecto bolivariano: en minutos llegará el Presidente Hugo Chávez a votar en las elecciones legislativas, el precalentamiento para las presidenciales de 2012, según él mismo dice. Ellos vigilan desde la altura que nada le pase.

Los minutos se convierten en horas. Chávez debía llegar a las 09:00, son las 13:00 y ni luces.

Unos 70 periodistas, fotógrafos y camarógrafos esperan cada vez más impacientes bajo el toldo de prensa custodiado por un militar de la Guardia de Honor Presidencial. Dice que el Presidente está cerca, nadie puede salir ni entrar.

Fuegos artificiales

Las pantallas muestran a un gentío afuera de la escuela. Agitan banderas venezolanas y cubanas, hay viejos y niños. La muchedumbre se revuelve, aparecen motos y camionetas 4x4. Petardos, fuegos artificiales, la música irrumpe desde los parlantes, la gente enloquece: ha llegado el Presidente.

Baja de un auto. El típico buzo con los colores y estrellas de la bandera, pantalón negro, zapatos café. Toma a un niño, le da un beso.

Chávez entra al local acompañado por su nieto y su hija Rosinés. Vota, se entinta el dedo meñique y enfrenta a la prensa.

Acepta dos preguntas. Se sortea una y gana la agencia AFP. El periodista interroga a Chávez sobre qué hará si no obtiene los dos tercios de la Asamblea Nacional (AN, Legislativo), necesarios para aprobar las leyes más importantes y nombrar funcionarios clave. Chávez hace una mueca, elude el temido escenario, dice que no responde hipótesis y se larga a hablar de lo que quiere.

Dice que el sistema electoral venezolano es el mejor y más democrático del mundo: "Yo dificulto que haya en este planeta un sistema electoral tan rápido, moderno, eficiente, transparente y seguro como éste".

Luego comenta qué se jugaba Venezuela en los comicios: "Aquí se está desarrollando una revolución, este es un ensayo apasionante que ya los chilenos trataron de adelantar, una revolución pacífica (...) Lamentablemente, en Chile no pudieron, se impuso el imperio, se impuso la extrema derecha, se impuso el gorilismo".

"Las alamedas"

El Presidente estima que eso ya no podría suceder en Venezuela: "Aquí los militares no se van a prestar para eso. Lo intentaron algunos pocos, pero fueron sacados por otros militares", dice en alusión al breve golpe de Estado de abril de 2002.

Más adelante prosigue con su idea. "Venezuela es hoy el centro de una batalla (...) aquí estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para 'abrir las grandes alamedas', repitiendo la frase del Presidente Salvador Allende, 'por donde transita el hombre libre'".

Suda, se seca con un pañuelo rojo. Agradece las reflexiones de Fidel Castro publicadas el sábado en los diarios cubanos. Tras 40 minutos de perorata dice que el tiempo se acabó. Nada para alguien acostumbrado a las cadenas de radio y TV de cuatro horas.

La comitiva parte, la gente vuelve a enloquecer y luego se dispersa. Ya no hay nada que ver: el Presidente se ha ido.

Via El Mercurio, de Chile

No hay comentarios.: