¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, noviembre 30, 2010

Wikileaks no perdona ni a los socialistas del siglo XXI


"Nuestro amor es tan profundo que ni Wikileaks puede separarnos"

Imagen posteada por bloguista


Wikileaks: Espías cubanos actúan libremente en Venezuela y despachan con Chávez
Las agencias de inteligencia de ambos países parecen rivalizar para conseguir la atención del gobierno bolivariano, informa el diario 'El País'.

El despliegue de los servicios de inteligencia cubanos en Venezuela es tan profundo que disfrutan de "acceso directo" al presidente Hugo Chávez y, frecuentemente, le hacen llegar información no compartida con los servicios de inteligencia locales, según indican cables enviados al Departamento de Estado por su embajada en Caracas, informó el diario español El País.

"Delicados informes indican que los lazos de inteligencia entre Cuba y Venezuela son tan estrechos que sus agencias parecen rivalizar para conseguir la atención del gobierno bolivariano", indica el cable 51158, fechado el 30 de enero de 2006.

Cuatro años después de ese despacho, el espionaje castrista continúa activo en el seno de la coalición cubano-venezolana, oficialmente nacida en 1999, tras el primer triunfo electoral de Hugo Chávez.

La confianza de Chávez en la pericia de los agentes de La Habana explica que la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y los Servicios de Inteligencia Bolivarianos (SEBIN), antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), respondieran a las indicaciones cubanas durante el desarrollo de importantes operaciones de inteligencia, de acuerdo con el cable 246071, fechado en enero de este año.

También tendrían acceso a las oficinas migratorias que se ocupan de documentar y nacionalizar a extranjeros y controlar su ubicación y movimientos.

Un despacho de la embajada en Bogotá (231613) refiere la reunión del entonces canciller colombiano Mauricio Acero con un funcionario consular, al que advierte sobre la fraudulenta obtención de la nacionalidad colombiana por cientos de extranjeros.

"Acero aventuró que algunos cubanos (tratarían de conseguirla) para escapar del régimen y otros podrían estar utilizando la nacionalidad colombiana para ejecutar operaciones de inteligencia encubiertas".

El Ejército parece ser una institución menos cubanizada, pues la oficina diplomática de Caracas reconoce no haber recibido informes fiables sobre una intervención significativa de los cubanos en el estamento castrense, salvo en la guardia militar que acompaña a Hugo Chávez. Pero la guerra psicológica es tarea propia de los servicios de inteligencia.

No sorprende la preponderancia de la alianza Chávez-Castro en los informes transmitidos a Washington, asegura El País.

"El impacto de la penetración de Cuba en los servicios de inteligencia venezolanos podría afectar directamente a los intereses de Estados Unidos, ya que los servicios de inteligencia venezolanos figuran entre los más hostiles hacia Estados Unidos, pero les falta la destreza que los cubanos pueden aportar", subraya el consejero político.

Los conocimientos de la seguridad cubana son muy valiosos, pues lleva medio siglo debilitando y aislando los planes de la disidencia en la Isla, buena parte penetrada hasta el tuétano por falsos opositores al servicio de la policía.

Un despacho desde la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (194480), oficina que pide a Washington ayuda urgente para resolver la vulnerabilidad de sus comunicaciones telefónicas (245625), dice: "La Dirección de Inteligencia y la Dirección de Contrainteligencia del MININT (Ministerio del Interior cubano) son servicios muy profesionales y capaces. Son muy eficaces penetrando en las tramas de la isla y persiguiendo a las personas que ellos creen pueden ser terroristas. De hacerse notar que para el Gobierno de Cuba, los grupos de oposición son terroristas financiados por Estados Unidos".

Sin entrar a juzgar la verosimilitud de la acusación contenida en otro telegrama, la embajada menciona los cargos de César Pérez Rivas, gobernador del Estado de Táchira, contra los servicios de inteligencia cubanos por haberle "fabricado" un informe relacionándole con los crímenes de los grupos paramilitares colombianos.

El despacho 241522 agrega que los cubanos pueden haber jugado un papel importante en el desenlace de las pugnas internas que desplazaron de sus cargos cercanos a Chávez a determinados políticos bolivarianos para dar entrada a otros.

Opaco por definición el mundo del espionaje, no ha sido posible acotar en fuentes independientes la influencia cubana en el núcleo del Gobierno venezolano, regularmente frecuentado por la cúspide cubana, a la que pertenece el comandante Ramiro Valdés, de 78 años, ministro de Comunicaciones en La Habana, fundador del Ministerio del Interior (MININT) tras el triunfo revolucionario de 1959.

La sucesión de cables confidenciales y secretos certifican la preocupación norteamericana por la presencia en Venezuela de aproximadamente 40.000 cubanos, asignados a los diferentes ministerios y sectores de la administración local, la gran mayoría médicos y personal de enfermería.

A diario aterrizan en los aeropuertos de Caracas, Barcelona y Maracaibo, de tres a cinco aviones comerciales y militares procedentes de La Habana, aunque "la embajada no puede precisar cuántos cubanos viajan en estos vuelos".

Y durante el desarrollo de la mutua vigilancia, casi de guerra fría, el oficialismo cubano domiciliado en Venezuela antagoniza con los 30.000 cubanos anticastristas que residen en el país del Orinoco, comprometido con el envío de cerca de 100.000 millones de barriles de crudo a la isla caribeña a cambio de un precio político: médicos, entrenadores deportivos, ingenieros y especialistas.

El recuento de los "contactos" citados en el cable 235985 desglosa la cifra total en 30.000 médicos y profesionales de la medicina, 1.400 técnicos agrícolas, 6.000 entrenadores deportivos y 4.000 profesionales enrolados en las áreas de educación, la industria, las comunicaciones y la cultura.

Paralelamente, dirigen terminales de carga y proyectos relacionados con los hidrocarburos y la importación y exportación de mercancías a través de una maraña de empresas mixtas. Pero "mientras el impacto económico de los cubanos que trabajan en Venezuela puede ser limitado, sus servicios de inteligencia tienen mucho que ofrecer a los hostiles servicios de inteligencia venezolanos".

Via Diario de Cuba

No hay comentarios.: