¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, noviembre 12, 2010

Mensaje al Cardenal


A la izquierda el dictador de turno Raul Castro con su "Cardenal preferido" Jaime Ortega
Imagen posteada por bloguista


Por Odelín Alfonso Torna (PD)

Al Sr. Jaime Ortega Alamino, Cardenal de la Iglesia Católica de Cuba:

Supe Sr. Cardenal, que una vez vencido el plazo que el Presidente Raúl Castro diera para concretar la liberación de los prisioneros políticos y de conciencia, el pasado domingo 7 de noviembre, a usted no se le ocurre otra cosa que sugerirle “confianza y rezo” a las Damas de Blanco (familiares de los presos). ¿Qué otro tanto de penitencia, vejaciones y chantajes, deben de soportar los 13 prisioneros políticos que rechazan el destierro forzado?

No creo que eso de pedir “compañeros y compañeras…tengan confianza en la revolución”, a usted le venga a la medida. Esas arengas más bien le pegan a un cuadro del Partido Comunista de Cuba en plena “reunión de base”, o un delegado del Poder Popular cuando se le recuerdan que los excrementos siguen brotando por la alcantarilla de la esquina. Si usted, Cardenal, pensó lograr prestigio y protagonismo donde el Diablo dirige las voces y los palos, perdóneme, pero obviamente se equivocó. Mejor Métase de nuevo en la iglesia donde siempre estuvo y encienda sus candelabros.

Vea señor magistrado de la diócesis nacional, que Raúl Castro nunca ha perdonado a nadie. Revise su vasto currículum de fusilamientos, destituciones o destierros forzados. Ése, como decimos en buen cubano, no tiene arreglo.

Usted también sabe que sus prédicas desde el supremo altar de Dios están contadas, porque de hecho ya se le acerca el retiro. Le digo esto porque se irá sin más raya anotada que la de su sotana y Raúl Castro, se buscará otro cura para sus paripés y envolvencias de ocasión.

Es posible que mañana los 13 prisioneros políticos y de conciencia, lo más digno que he conocido hasta ahora, consigan la licencia extrapenal, y no la libertad que le corresponde. Pero ya será demasiado tarde: la dictadura ya se burló de usted, de la Santa Sede, de Moratinos, de España y de los 179 países que botaron por el fin del embargo económico y financiero, impuesto por Estados Unidos a Cuba.

Prepárese señor Alamino para las misas que vienen, porque el Estado, que ahora ha decidido quitar los subsidios, mantiene el subsidio para los arrestos, las golpizas y los juicios sumarios por delitos comunes y políticos. Deje de “negociar” con quien no debe y comprenda que nunca fue usted un negociador, sino un instrumento. Cuide su imagen, aspire a que la historia lo recuerde con benevolencia.

Interceda por los arrestos a Reina Luisa Tamayo, madre del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, fallecido en huelga de hambre y sed el pasado 23 de febrero. Piense que Guillermo Fariñas, quien detuvo su huelga de hambre a raíz de la “negociación” que usted hizo con el régimen, puede retomar el ayuno.

En sus oraciones debe pedirle perdón a las Damas de Blanco, a los muertos del remolcador 13 de Marzo, a los tres jóvenes fusilados para “escarmiento” en el año 2003 o al joven reglano Luís Quevedo Remolina, asesinado en octubre de 1993 por las tropas guardas frontera cuando intentaba salir ilegal del país.

Entienda de una vez que Raúl Castro no cedió a las liberaciones por usted, sino por lo complicado que le resultaban la muerte de Zapata, la huelga de Fariñas y los escándalos de las Damas de Blanco. ¿Por qué no intercedió a tiempo por Orlando Zapata Tamayo? ¿Esa apuesta la tenía perdida?

Usted perdió señor Alamino; y no fue el domingo 7 de noviembre, sino en el mismo momento en que se sentó con Raúl Castro a “negociar” la liberación de 52 presos políticos.

Acepte, señor Alamino, la verdad. Si algún día otros hermanos van tras las rejas por su forma de pensar, no toque esa tecla, ni se meta nuevamente a “negociar”, puede quedar mal parado. De cualquier modo, gracias por haber tratado.

odelinalfonso@yahoo.com

Tomado de Cubanet

2 comentarios:

Pedro Diaz dijo...

Odelin: Te felicito! Es una valoracion sobre el papel del Cardenal, muy ponderada y justa. Apoyo tus comentarios.
Se hace necesario desenmascarar a todos estos falsos "Profetas"
Si me lo permites, deseO publicar este escrito en mi Blog. "COMITE PRO LIBERTAD DR PRESOS POLITICOS CUBANOS", con el objetivo de darle mayor publicidad. Gracias.
Atte.
Pedro Antonio.

Jose Gonzalez dijo...

Concuerdo con tu comentario.
El post puedes copiarlo como desees ya que lo copie de Cubanet.
saludos