¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, noviembre 01, 2010

Las FARC aterrorizan hasta los mas indefensos indigenas


Indigenas Awa de Colombia
Imagen posteada por bloguista


CORREOS DE MONO JOJOY
Colombia confirma que las FARC perpetraron una matanza de indígenas

El presidente Santos ha confirmado que las FARC son los responsables de una matanza de ocho indígenas awa en el suroeste del país. Entre los correos del terrorista abatido Mono Jojoy se encuentran los datos que lo atestiguan. Los terroristas los acusaban de espionaje y los llaman "sapos confesos".

EFE
Un correo hallado en los ordenadores del abatido jefe de las FARC "Mono Jojoy" confirma que la matanza de ocho indígenas awá, en febrero de 2009, en Nariño (suroeste de Colombia), fue obra de los terroristas, anunció el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Ese correo, con fecha del 12 de febrero de 2009, está firmado por el líder terrorista Jorge Torres Victoria (alias Pablo Catatumbo) y el máximo líder de las FARC, Guillermo León Sáenz (Alfonso Cano), y fue leído por Santos durante una nueva jornada de los llamados Acuerdos para la Prosperidad, en la ciudad de Tunja (centro del país).

"La columna Mariscal Sucre ajustició a ocho bandidos indígenas, repudiados por la comunidad, sapos confesos, capturados cuando exploraban para el Ejército", señala el correo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Según Santos, ese correo fue encontrado en los ordenadores de Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o Mono Jojoy, quien murió en septiembre pasado durante la "Operación Sodoma", llevada a cabo por las fuerzas de seguridad del Estado en la sierra de La Macarena, en el departamento del Meta (centro sur).

Pocos días después de la matanza, las FARC admitieron haber ejecutado a los ocho indígenas awá porque, según ellos, "se pusieron al servicio del Ejército".

En un comunicado, las FARC indicaron entonces que la masacre no estuvo dirigida "contra indígenas", sino que fue una acción "contra personas que, independientemente de su raza, religión, etnia, condición social, etc, aceptaron dinero y se pusieron al servicio del Ejército".

La etnia awá habita en los departamentos colombianos de Nariño y Putumayo, fronterizos con Ecuador, y ha sufrido en los últimos años varias matanzas y desplazamientos forzados a raíz de ataques terroristas y de grupos paramilitares.

Tomado de Libertad Digital

No hay comentarios.: