¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, noviembre 29, 2010

"Ladron que roba a otro ladron tiene 100 años de perdon"

Descubierta en Cuba una urbanización de 300 viviendas hechas con traviesas y raíles


Las edificaciones han arrasado 25 kilómetros de caminos ferroviarios en desuso pero que el Ministerio de Transportes pensaba reutilizar

El escándalo ocupa tres páginas del órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, el Granma, en su edición de hoy. Vecinos y empresarios estatales de la provincia central de Villa Clara han levantado, con la complicidad de algunos altos cargos regionales, una urbanización de más de 300 viviendas construidas a base de raíles y traviesas arrancados a la vía del tren. El poblado es un asentamiento costero llamado Playa La Panchita.


Página del diario oficial 'Granma' donde se expone la dimensión del hallazgo / LVDLas edificaciones se han llevado por delante 25 kilómetros de caminos ferroviarios que en el momento del robo a gran escala estaban en desuso pero eran reutilizables y debían haberse destinado a la reconstrucción de la red impulsada por el Ministerio de Transporte. Se trataba de vías que conectaban centrales azucareras con centros de recogida de la caña. La información oficial estima en 900.000 dólares el valor aproximado de lo sustraído.

Ya en julio pasado, La Vanguardia informó de múltiples casos dispersos de robos en la línea ferroviaria para el uso de sus elementos en la construcción de casas y cercas: todo un indicador de las carencias de la población cubana, las deficiencias en la vigilancia de los bienes estatales y la extensión del robo de dichos bienes en el país. El escándalo ahora revelado tiene otra dimensión.

Las obras ilegales se iniciaron tras el paso del huracán Michelle por Villa Clara en noviembre del 2001. Dos años después, y ante la insistencia de los titulares de viviendas de segunda residencia que allí habían quedado destruidas, las autoridades dieron luz verde a las edificaciones y reconstrucciones.

Tal como reconoce el diario oficial cubano, los autores de la resolución correspondiente dejaron un claro "resquicio a las ilegalidades y el despilfarro" al permitir que algunas piezas de las construcciones se confeccionaran a base de raíles. Pero la norma hablaba de longitudes de entre 70 y 80 centímetros y establecía otros límites y condiciones a esa forma de reciclaje, obviamente con materiales en desuso.

Los empresarios del Estado, dirigentes locales y vecinos implicados en el saqueo ferroviario sobrepasaron ampliamente la regulación. "En los 328 terrenos inspeccionados, donde existen 240 viviendas terminadas, 44 en estructura y 30 en fase de construcción, se emplearon 9.631 metros de carriles, es decir casi 10 kilómetros de vías, la mayor parte en buen estado de conservación y con valor de uso". Pero la longitud total de los tramos de línea afectados asciende a 25 kilómetros. El 82% de las casas tenía raíles, casi siempre de varios metros, reconvertidos en pilares, horcones, columnas, cercas y portales.

Además de rieles, en las construcciones se emplearon 714 traviesas de hormigón a modo de pilares, muros o zapatas. Y no pocos edificios incluyen además "crucetas y angulares de los que sostienen las torres de alta tensión y los postes telefónicos". También incorporan materiales entregados por el Estado a los damnificados de huracanes posteriores al Michelle. Por último, las investigaciones abiertas por la Fiscalía cubana determinan que 33 de las casas invaden tierras de una cooperativa de producción agropecuaria.

La urbanización presenta todo tipo de irregularidades añadidas, entre las que se citan la detección de edificios sobredimensionados, la carencia de títulos de propiedad y certificados de Derechos Perpetuos de Superficie, distintas "violaciones" en los proyectos constructivos, la inexistencia de regulaciones urbanas y la falta de actas de terminación y demás documentos obligatorios.

La Panchita no es el único caso, aunque sí el más clamoroso por ahora, de arquitectura pirata en esa zona de la isla. Las indagaciones señalan esas mismas prácticas, aunque en menor escala, junto a dos arenales al menos: los de Nazábal y Juan Francisco.

El Granma salpica su despliegue informativo al respecto con severas reprimendas a los responsables. "Cuesta trabajo admitir el razonamiento de la Directora de Planificación Física de ese municipio"… "Con cuadros como esos la Revolución jamás logrará sobreponerse y salir adelante ante las dificultades internas y externas que nos amenazan"… "Debemos extraer las lecciones pertinentes si de verdad queremos salvar la Revolución". "Cabría preguntarse de que han servido para estos cuadros y funcionarios los llamados del presidente de Raúl Castro, quien de manera reiterada nos ha alertado acerca de la necesidad de restituir la institucionalidad y el orden en el país"…

Está cantado: rodarán cabezas

Tomado de Cubanet

No hay comentarios.: