¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, noviembre 21, 2010

La barbarie continua



Por Marzo Fernández

Si algo ha caracterizado al gobierno de los hnos Castro ha sido la crueldad sin límites en la aplicación de medidas en contra de la indefensa población.

La crueldad históricamente se ha manifestado de muchas formas, desde el envío de miles de cubanos al "paredón de fusilamiento" sin causas que lo justifiquen; con condenas de prisión exageradas y fuera de contexto, a disidentes pacíficos, cuyo único delito ha sido discrepar de la política dictatorial de un solo hombre. Castigando a las familias, padres, hijos, hermanos, situando a los presos en lugares bien distantes de sus hogares con el objetivo de hacer el mayor daño posible.

Recientemente hemos visto el maltrato ha que ha sido sometido la madre de Zapata Tamayo, por el grave delito de visitar la tumba de su hijo. Para los Castro en la aplicación de la maldad y el daño, no hay límites.

Los ejemplos son tantos y tan variados, que serían listas interminables, desde la masacre del Remolcador 13 de Marzo, hasta la suspensión de los Reyes Magos, privando a los niños del disfrute de juguetes, hasta el racionamiento; donde a una criatura de 7 años se le suspende la leche y empieza a ser tratado como una persona adulta. Hasta la risa fue prohibida en Cuba, los payasos desaparecieron.

No se reclama venganza por la crueldad aplicada, solamente que un día se haga justicia.

Traigo todo esto a colación, por el anuncio del gobierno de la eliminación de las "subvenciones a los materiales de construcción" ¿Por qué ahora?

Si alguien realmente necesita ayuda, es aquel que no tiene vivienda o la tiene en mal estado. El gobierno ha reconocido que existe un deficit de 1 millón de viviendas, y sujetas a reparación capital, cerca de medio millón.

La respuesta del gobierno ha sido muy clara a toda esta problemática, declararse incapaz de buscar la solución: dejar fuera 1 un millón de trabajadores (ninguna familia escapa de esta medida) y además aumentarle el precio a los materiales de construcción. La barbarie continúa.
Con el inicio de la política de eliminación de las subvenciones, el estado revolucionario socialista, le traslada a la población la enorme ineficiencia del aparato productivo. Por ejemplo, el precio en el mercado mundial de una tonelada de cemento no excede los 300 us/d en Cuba cuesta producirla por encima de los 800 us/, ahora la población, que vive en "un mercado cautivo" tendrá que asumir la ineficiencia estatal, y desgraciadamente nada escapa de esta ineficiencia, ni el producto nacional, el azúcar donde Cuba se encuentra en el primer lugar mundial de la ineficiencia.
¿Por qué ahora? Muy sencillo, los militares han asumido la dirección y control de todo el aparato productivo, y hay que garantizarle la rentabilidad; la población debe asumir el costo del modelo socialista. En mi opinión, la barbarie continúa, y sin esperanzas, y para terminar como recientemente señalaba un colega, no esperen nada ni de La Asamblea Nacional, ni del Congreso de Partido, los delegados a estos eventos, tienen más miedo que la propia población. ¿HASTA CUANDO CONTINUARÁ ESTA BARBARIE?

Tomado de Nuevo Accion

No hay comentarios.: